.

.

search google

.

.

¡Gana Dinero con MePagan.com!

sábado, 11 de junio de 2011

UN NIÑO , UN JOVEN , UN HOMBRE Lord Baden-Powell






Lord Baden-Powell

AVENTURA HACIA LA VIDA


Autor: Lord Baden-Powell of Gilwell, Fundador del Movimiento Scout.
Versión al castellano: Aventura hacia la vida




PRESENTACIÓN
¿Un libro más de Baden-Powell?Sí otro libro de Baden-Powell. El fundador fue un escritor muy fecundo.
B.P. nació en 1857, y en 1883 escribió su primer libro, o mejor un folleto llamado
“Para el Centinela, ayuda fácil para la memoria”. Y desde ese momento empieza a escribir libros para el ejército, libros sobre deportes y desde luego libros sobre Escultismo, hasta llegar a un total de 34 libros y 21 folletos y una multitud de artículos en las diversas revistas Scouts.
Y ahora algo de historia. Hablando con mi buen amigo William Hillcourt autor de la biografía de B.P.
“The two lives of a Hero” (La dos vidas de un Héroe), le preguntaba sobre escritos del Fundador para Rovers. El me habló del libro “Adventuring to Manhood” (Aventura hacia la Edad Viril) y no sólo me habló sino me lo envió.
Al leerlo me causó una muy grata sorpresa: no era un libro sobre Programa, como
“Escultismo para Muchachos”, sino un libro inspiracional, que da consejos a los muchachos de 17 años en adelante.
Un libro que ayuda a conocer lo que es el Escultismo, lo que es una Promesa, lo que debe de ser un Scout a lo largo de su vida.
Baden-Powell escribió este libro en 1936, ya en plena madurez, ya conociendo al muchacho no sólo del Reino Unido, sino del mundo todo.
Sin embargo, en muchas de sus páginas habla a los muchachos ingleses. Esto no importa, se puede leer como dicho a los mexicanos o argentinos o peruanos... sin mayor dificultad.
Para William Hillcourt, es uno de los mejores libros escritos por B-P.; yo comparto su modo de pensar: es inspirador, da consejos, propone modelos y anima al lector a vivir el Escultismo. ¡Qué más se puede pedir!
Si el libro es tan bueno, ¿por qué no se tradujo antes? No lo sé, pero más vale tarde que nunca, ahora sale
55 años después que se escribió y tan actual como lo fue en aquel momento. Ojalá la lectura de este libro ayude a muchos a ser mejores Scouts.
Fernando Soto-Hay García, S.J.
INTRODUCCIÓN
CÓMO HACER DE GAÑANES, HOMBRES
¿Para qué es este libro? para demostrar cómo hacer hombres verdaderos de gañanes; y cómo los gañanes pueden ser hombres si se lo proponen.
Te puedes preguntar qué es un gañan. Yo mismo no lo sé, la palabra no viene en ningún diccionario, que yo conozca, pero el sentido es que un gañán es un muchacho inclinado a observar, ya sean los juegos o el trabajo, más que a participar en ellos (siempre y cuando a alguien le pueda sacar dinero), que fuma y que espera verse viril cuando solamente aparece como un chiquillo tonto.
Es un rebeldillo que lleva una vida miserable, que no es útil ni para sí ni para los demás; que podría, si se lo propone, ser un hombre útil, feliz y una ayuda para su prójimo.

I.- HOMBRES VALIENTES
HÉROES DE AYER Y HOY”
Ha habido una multitud de hombres excelentes en el mundo, desde el Rey Arturo, San Jorge y otros grandes sujetos, como los descritos más adelante, que llegan hasta nuestros días.
Pero yo creo, y en serio lo creo, que hay un gran número entre ustedes Scouts, que van a ser uno de ellos cuando crezcan.
Ustedes han aprendido como Scouts a imitar a San Jorge al abordar problemas en toda dificultad o peligro, y llevar a cabo la caballerosidad del Rey Arturo y sus caballeros de antaño.
¡Si tú puedes hacer estás dos cosas, hazlas y ya la hiciste!
Ahora unas cuantas palabras sobre San Jorge:

  • Todo Scout debe conocer a San Jorge.
  • San Jorge es el Patrono de Inglaterra, de la Caballería y de los Scouts de todas partes, he aquí su historia. San Jorge nació en Capadocia en el año 303, se enroló como soldado de Caballería a los 17 años y rápidamente llegó a ser reconocido por su valor.
  • En una ocasión, arriba a la ciudad de Selem, cerca de la cual vivía un dragón que debía ser alimentado, cada día, por un lugareño seleccionado a la suerte.
  • El día en que San Jorge llegó ahí, la suerte cayó sobre Cleolinda, la hija del Rey.
  • San Jorge resolvió que ella no debía morir y entonces salió a atacar al dragón, que vivía en un pantano cercano, y lo mató.
  • Algún tiempo después él retornó a su ciudad de origen y encontró que Diocleciano había dado un decreto en contra de los cristianos y que éste estaba puesto en un lugar público. San Jorge lo arrancó y lo pisoteó. Por esto fue arrestado, juzgado y condenado a muerte. Por esta causa los cristianos lo hicieron un santo.
  • Cuatro siglos más tarde otro cristiano llamado Jorge fue enviado a Inglaterra por el Papa a revivir la religión cristiana, que no era muy floreciente ahí en ese tiempo. El desembarcó en lo que ahora es Bristol, que en aquella época se llamaba Cealtide, y trabajó entre la gente del valle de Severn que en aquel tiempo se llamaba Sabrina. Hizo un buen trabajo y convirtió a los habitantes de aquel lugar en buenos cristianos.
  • De lo que se cuenta con su buen trabajo salvó a la gente de Sabrina del demonio y fue comparado con su tocayo San Jorge, que salvó a Cleolinda del dragón. Por lo que la gente empezó a confundir a los dos y pensó que San Jorge era un Santo inglés que salvó a una dama llamada Sabrina, del demonio que vagaba en la tierra en forma de dragón.
  • El San Jorge original es uno de los pocos santos a caballo, y el San Jorge inglés era un aficionado a los caballos, dio una orden en contra de la gente que tenía la costumbre de cortarles las orejas y rasgarles la nariz, que aparentemente era una práctica en aquellos días, y también les prohibió comer carne de caballo como tenía costumbre.
Tengo miedo que muchos buenos Scouts han roto esta regla estando en el servicio activo1 ya que la carne es escasa.
CADA SCOUT UN SAN JORGE
San Jorge era un tipo de lo que el Scout debe ser.
O sea cuando él se encontró con una dificultad o un peligro, aunque grande en apariencia, aún en forma de dragón, no se dejó amedrentar, sino que lo afronta con todo el poder que pudieron él y su caballo. Aunque estaba armado inadecuadamente para ese encuentro, teniendo sólo una lanza cargó contra el dragón, hizo lo que pudo y finalmente venció la dificultad que nadie se había atrevido a afrontar.
Esto es exactamente el camino por el cual un Scout debe hacer frente a las dificultades o peligros, no importa cuan grandes o terroríficas aparezcan ante lo que tan débilmente equipado esté para la lucha.
El debe ir valientemente y con confianza, usando toda su fuerza para tratar de vencerla, y la probabilidad es que tenga éxito.
1

Se refiere a los Scouts que estuvieron durante la 1a. Guerra Mundial en el frente de batalla (N. del T.)

I.- HOMBRES VALIENTES
EL REY ARTURO
El Rey Arturo era el hijo del Rey del Sur de Inglaterra y Gales, pero vivía con sus parientes y no se sabía que él era el hijo del Rey. Cuando su real padre murió, hubo una duda para saber quién tenía el derecho a la corona. Entonces apareció una gran espada clavada en una roca en el atrio de la Iglesia Canterbury, que tenía grabado la leyenda: “Cualquiera que saque la espada de la roca, será el verdadero Rey de Inglaterra”.
Los nobles de todo el país vinieron y trataron de sacarla pero no pudieron hacer que la espada se moviera. Al fin un día el primo de Arturo quiso participar en un torneo y se dio cuenta que había dejado la espada en casa, pidiéndole a Arturo que la buscará. Arturo no la pudo encontrar, pero recordando la espada del atrio, fue, tiró de ella y ésta salió fácilmente.
Al final del torneo devolvió la espada a la piedra.
Cuando los nobles oyeron esto, volvieron a hacer la lucha, pero no pudieron mover la espada. Cuando volvió Arturo, la volvió a sacar sin dificultad. Por lo cual se llegó al acuerdo que debería ser Rey.
Aún cuando joven, el Rey comprobó ser un valiente caballero, un buen jinete y espadachín. En aquellos días, tu debes recordar, era un deber del caballero estar listo para pelear contra cualquiera que insultara su patria o que fuera áspero con una dama o que no era estrictamente honorable y veraz. Al cabo del tiempo, Arturo llegó a ser invencible en la lucha, nadie lo podía derrotar y siguió adelante en su camino.
En un combate se le rompió la espada y le preguntó al viejo mago Merlín, que era su consejero y guardián, en dónde podía conseguir otra. Ahora bien, Merlín era realmente un mago y podía hacer prodigios, por lo que lo llevó a un lago en el cual vieron a lo lejos en el agua un brazo que salía del agua blandiendo una resplandeciente espada en su mano.
El Rey Arturo y Merlín tomaron una barca y fueron hacia la espada. En cuanto Arturo la tomó de la misteriosa mano que la blandía, la mano se sumergió en el agua. Mientras que Merlín remaba hacia la orilla Arturo examinó la espada y la encontró preciosa.
En la hoja se encontraba grabado su nombre: Excalibur, que significa: corte acero, una espada que debía cortar las armaduras de los enemigos. Tenía también una empuñadura llena de joyas con el poder mágico, al menos así dice la leyenda, de evitar que el poseedor, si es que fuere herido, sufriera una hemorragia. Sería una buena espada y empuñadura para nuestros días.
Armado así, era claro que Arturo tendría éxito en un gran número de aventuras en las causas de honor y en la caballería.
EL REY ARTURO Y LA MESA REDONDA
Te he contado cómo el Rey Arturo, el fundador de los Scouts Británicos obtuvo su reino y su espada Excalibur, te voy a contar de los Caballeros de la Mesa Redonda.
Saber que el Rey Arturo tuvo dificultades para mantenerse como Rey, ya que algunos jefecillos de Gales rehusaron reconocerlo, haciéndole la guerra. Pero él obtuvo ayuda de otros reyes y los derrotó.
Uno de esos, el Rey Leodegrance, tenía una bella hija, Guiniver, y el Rey Arturo se enamoró de ella, ésta llegó a ser su esposa. La boda se celebró con gran pompa en Londres, y como un regalo, el Rey Leodegrance le envió al Rey Arturo una espléndida mesa redonda. Actualmente la mesa puede ser vista en Winchester.
El día de su boda el Rey Arturo fundó una Asociación de Caballeros, que se reunían alrededor de esa mesa para discutir sus reglas y obligaciones, y por eso, se llamaron Los Caballeros de la Mesa Redonda.
EL JURAMENTO DE LOS CABALLEROS.
En gran ceremonia, cada uno de esos caballeros juró solemnemente obrar siempre así:
Reverenciar a Dios.
Ser leal al Rey.
Ser gentil y misericordioso con todos.
Ser siempre cortés y ayudar a las damas.
Abstenerse de luchar excepto en causas nobles y justas.
Ser siempre honorable y veraz.
Ser siempre obediente a las leyes de la caballería.

Entre estas leyes de la caballería, se establecía que un caballero debería estar Siempre Listo, con la armadura puesta, para luchar por el derecho, para defender al pobre, al necesitado y a su país. El nunca debía romper esta promesa. El debía mantener el honor de su país, aún a costa de su vida.
Si fallaba en guardar estas leyes, después de haberlas jurado, se le consideraba deshonrado e indigno de llevar la insignia de la caballería y podía ser muerto o expulsado de la asociación.
UN ROVER MOOT
Cuando los Rovers Scouts tuvieron su primera reunión o Moot, como se llamaba en esos tiempos, ésta se desarrolló en el Albert Hall y los Rovers de Holborn hicieron una representación en presencia de seis o setecientos Rovers.
La representación fue espléndida tanto por el vestuario como por la actuación. Se mostró exactamente cómo en la antigüedad, un joven o escudero era investido caballero.
CABALLERÍA
En aquellos tiempos, tan pronto como un niño llegaba a la edad de la razón, se convertía en paje. Como tal, ayudaba a las damas y se hacía hábil en las cosas de la casa; era como un Lobato.
Al crecer ascendía a escudero, aprendía a montar a caballo, a usar sus armas y asistir a su señor, ayudándole a ponerse la armadura y a quitársela, lo que era con frecuencia un trabajo difícil, cuando después de una lucha la armadura tenía rupturas o dobleces. Un escudero, creo, que algunas veces necesitaba tener un abrelatas.
También como escudero aprendía las leyes de la caballería y procuraba guardarlas.
Era como un Scout que aprendía a estar Siempre Listo. Llegaba el tiempo en el cual, habiendo aprendido sus deberes, era investido como un caballero, en una solemne ceremonia. Esta fue actuada por los Rovers en cinco escenas, en las que cada cosa se reprodujo exactamente como se hacía en el medioevo.
EL BAÑO
Primero se escogía dos caballeros para ser sus acompañantes, o como se les solía llamar con mayor frecuencia sus padrinos. Ellos le debía ayudar y conducirlo por toda la ceremonia.
En la primera parte, el escudero debía tomar un baño, durante el cual sus padrinos le vertían agua para bañarlo de sus pasados errores y así purificarse antes de ser caballero.
Fue en recuerdo de este baño, parte muy importante de la ceremonia, que en el reinado de Enrique VII se instituyó la Orden del Baño, y hasta la fecha es una de las más importantes órdenes de caballería. El bañarse fue cambiando con el tiempo, y ahora el escudero simplemente se lava las manos en presencia de sus padrinos.
Durante el baño, el más antiguo de los padrinos lo exhortaba diciéndole: Bien, estimado hermano, sé fuerte en la fe de la Santa Iglesia, socorre las necesidades de las viudas y los oprimidos, da a cada uno lo suyo, y sobre todo, ama y teme a Dios.
LA VIGILIA
A la caída de la tarde el escudero era conducido por sus padrinos a la capilla. Aquí los padrinos lo vestían con una túnica y capucha cafés, como los que usaban los frailes. Esto era para recordarle que llegaba a ser caballero por motivos religiosos, para que pudiera servir mejor a Dios.
Entonces el escudero llevaba al altar una vela, y antes de entregarla, introducía en ella una monedita de poco valor. La vela significaba que daba gracias a Dios y la moneda su agradecimiento al Rey.
Entonces los padrinos dejaban al escudero solo en la capilla, después de darles las gracias, él se quedaba allí orando. Allí permanecía toda la noche, orando y pensando en la nueva vida que iba a vivir como caballero y cómo iba a ser mejor que en el pasado. Esa larga noche de reflexión y oración era llamada la vigilia.
LA TÚNICA
Al día siguiente los padrinos vestían al escudero con una túnica roja, forrada de blanco. El rojo significaba que debía estas preparado para derramar su sangre, si fuera necesario, en el servicio de Dios, mientras que el forro blanco significaba que debía ser limpio y puro en su interior, en su exterior y en todo lo que pensara, lo que dijera o lo que hiciera, como nuestros Scouts que obedecen el décimo artículo de la Ley Scout.
LA TENTACIÓN
Durante todo este tiempo el escudero no tenía que comer. Entonces se preparaba un banquete y él se sentaba a la mesa con sus padrinos. Ellos comían y bebían y al escudero se le ofrecía comida, pero él tenía que declinar cada plato que se le ofreciera.
Esto era para demostrar que resistiría las tentaciones y su carácter era lo suficientemente fuerte para controlar sus deseos.
EL ESPALDARAZO
Entonces llegó la escena final en la que el escudero era conducido ante el Rey para ser investido caballero.
Se formaba una procesión en la que los padrinos conducían al futuro caballero ante el Rey; uno de ellos llevando su espada con la empuñadura hacia arriba, con el cinturón y las espuelas con un nudo de listón blanco colgando de ella.
El Rey tomaba las espuelas y las daba a cada uno de los padrinos para que se las pusieran, significaban que el caballero debía estar listo para cumplir su deber con rapidez y presteza, obedeciendo las órdenes pronta y alegremente. Se le entregaba la espada como signo de desafío contra su mayor enemigo, o sea, el demonio.
Entonces el Rey, habiéndole ceñido el cinturón, colgaba la cinta blanca en el hombro izquierdo del escudero, como la usa el Dirigente Scout hoy en día. El escudero arrodillado delante del Rey, elevaba las manos y los ojos al cielo, mientras el Rey, tomando una espada desenvainada, lo tocaba en los hombros con la hoja y después le golpeaba el cuerpo con la mano.
Este golpe era llamado el buffet y significaba recordarle que como caballero, él tenía un punto débil, su honor, y que cualquier ataque en él lo debía sentir más hondamente que cualquier otra cosa.
Después de esto el Rey tomaba al escudero por las manos y lo saludaba como caballero en el pleno sentido de la palabra.
Así la representación en el Rover Moot describió completamente la ceremonia, como se hacía antiguamente. A esto siguió la ceremonia en la que algunos Scouts mayores de 17 años iban a convertirse en Rover Scouts, cada uno acompañado de dos Rovers como sus padrinos. Esta ceremonia es llamada la Presentación.
Como hacían los antiguos escuderos, los Scouts primero se lavaron las manos en un gran recipiente de latón que yo sostenía, mientras uno de los padrinos vertía el agua sobre sus manos y el otro se las secaba con una toalla, con lo anterior se purificaron a sí mismos de cualquier cosa que hubieran hecho malo tontamente. A continuación siguió la Vigilia. Las luces se extinguieron y cada Scout reflexionó sobre su vida y qué iba a hacer de ella.
Yo aconsejé a cada uno el considerar su vida como lo hacia el final de ella, él debía ver atrás y observar en qué partes de ella había fallado y qué haría por mejorar. Lo principal, como se lo dije, es cumplir con tu deber para con Dios y con el prójimo y dejar la mala costumbre de pensar en tí mismo y en tu propio provecho.
Yo recordé a aquellos muchachos que, mientras fueron Scouts, debían prepararse y hacerse capaces de obrar bien y ayudar al prójimo, pero que ahora como Rovers, toda su obligación es el servir mejor a los demás en cualquier forma que puedan.
Entonces los Scouts vinieron ante mí otra vez y uno a uno repitió la Promesa Scout como Rover. Cuando cada uno lo había hecho, yo le estreché la mano para recibirlo como Rover y le dije: Confío en ti y en tu honor, que harás cuando puedas por cumplir tu Promesa.
Cuando decía la palabra Honor golpeaba al Scout en el hombro para recordarle, como en el caso de los caballeros, que su punto débil era su honor y que debía resentir, como si fuera un golpe, si alguien decía alguna vez que él no era recto, veraz y limpio, esto es honorable en todo lo que hacia.
Y ahora Scouts van a recordar esto.
Al hacer su Promesa ustedes sepan que se confía en su honor, que harán lo mejor que puedan como Scouts. Otras gentes, observándolos, pueden ver que tan honorables son por la forma como cumplen su Promesa de obedecer los diferentes artículos de la Ley Scout y de realizar una Buena Acción a los demás.
HÉROES
Cuando empecé a dibujar, no tomé clases con un maestro. Aprendí por mí mismo, principalmente viendo los cuadros de buenos artistas, copiando sus diseños y pinturas. Así llegué a pintar lo suficientemente bien para bosquejar lo que veía, y para dibujar a Tomasito el Pie tierno y otros pequeños dibujos para la revista The Scout.
Bien, en forma semejante leí la vida de héroes de antaño y de ellos aprendí mucho de lo que uno debe saber hacer para cumplir su deber.
Los muchachos en la escuela se aburren en las clases de historia, a mí también me sucedía, hasta que me di cuenta de que si aprendía lo que otros hombres hicieron, cuando estaban en dificultades, podría saber qué hacer si alguna vez me encontraba en un caso similar. Y puedo decirles que esto me ‘ia ayudado muchas veces y aconsejo a los Scouts a hacer lo mismo.
Lean historia para estudiar las vidas y aventuras de hombres valiosos y traten de imitarlos de la misma manera que copian a un artista en su estilo de dibujar.
Por ejemplo he estado escribiendo en la revista The Scout mucho sobre Drake el gran marino. No repito la historia de sus aventuras sólo para divertirlos, sino para enseñarles cómo un hombre valiente y patriota enfrentó muchas dificultades y peligros con éxito.
Una y otra vez verán cómo cuando dio la cara a grandes problemas, cuando fue atacado por la fiebre, cuando sus hombres se amotinaron, cuando cruzaba mares desconocidos en barcos frágiles y con pocos alimentos, nunca permitió que el miedo lo dominará, sino que siguió adelante pensando solamente en cumplir su deber, saliendo victorioso siempre.
El capitán John Smith era mi héroe de entre las biografías que leí cuando niño. Su espíritu genial, jovial, aventurero; su astucia y paciencia; sus lances arriesgados; su caballerosidad y fe religiosa; todo esto me interpelaba de tal manera, que siempre que tenía una gran dificultad en la vida, me solía decir: Cómo habría inventado esto John Smith y así generalmente me daba una idea de como obrar.
Sin embargo, no necesitamos forzosamente ir a tiempos antiguos para encontrar héroes. Aún ahora hay algunos que podemos estudiar y seguir.
En sus vidas ellos siguieron, ante todo, el ejemplo de aquel gran héroe, Cristo, que dio su vida para darnos el ejemplo de estar Siempre Listos, no importando que esto nos cueste la vida, con tal de hacer el bien a los demás. Durante su vida en la tierra, El vivió en forma semejante a como muchos de nosotros vivimos hoy en día, como uno de entre la multitud. Así en las peores dificultades sólo debes volverte a Él y pensar: ¿Qué haría Cristo en mi lugar? y al momento sabrás cómo abordar el problema.
¡Sí! Te aconsejó estudiar historia, leer la vida y aventuras de hombres honorables y la historia de Cristo. Recuerda esto y trata de obrar como lo hubieran hecho ellos en todo lo que hagas, así no te equivocarás y tal vez tú mismo llegues a ser un héroe.
SIR FRANCIS DRAKE, EL TERROR DEL CARIBE
Hace unos cuantos años navegué por el Caribe, cualquiera que haya leído sobre los piratas, sabe que el mar Caribe está en la parte norte de Sudamérica ocupada por los españoles de 1500 a 1700.
Este mar que rodea las Indias Occidentales, fue en aquel tiempo el escondite de piratas, bucaneros y corsarios y toda esa alegre chusma que acechaba los barcos españoles cargados con tesoros.
Es un trozo de mar azul centelleante en el ardiente sol, barrido por constantes brisas; salpicado de islas cuyas bahías se esconden entre las palmas; como quiera que lo veamos era un lugar ideal para los piratas y lo seguiría siendo si todavía los hubiera.
Una de las más antiguas ciudades en el Caribe es Cartagena. Se yergue altiva como desde hace cientos de años, es una ciudad de catedrales y grandes edificios rodeada de murallas y bastiones, situada en la ribera de una laguna o brazo de mar que tiene una sola entrada muy angosta, por cierto, algo lejos de la ciudad.
Es aquí donde ese viejo lobo de mar, Sir Francis Drake, llevó a cabo una de sus audaces expediciones. En 1586 entró a la laguna con varios barcos que ancló en el extremo de una angosta península que lleva a la ciudad.
Los españoles adivinaron que los británicos desembarcarían y avanzarían a lo largo de la península. Así que colocaron una fuerte barricada a través de ella y la defendieron con arcabuceros y cañones, dando la impresión de haberse hecho inexpugnables.
Pero los británicos al desembarcar, avanzaron sigilosamente y sin hacer fuego, cubriéndose cuando podían y reuniéndose sólo junto a la barricada. A una señal hicieron un violento ataque y cayeron sobre el enemigo con hachas y cuchillos.
Los españoles viendo que sus armas de fuego no les habían servido, simplemente corrieron a la ciudad mientras los británicos los seguían como manada de lobos.
Cuando los defensores trataban de detenerlos, los británicos los hostilizaban con sus armas y así cayó la ciudad.
Drake, con su acostumbrada cortesía, invitó a los principales hombres, concretamente al gobernador y al obispo, a cenar con él, les pidió y obtuvo la suma de 110,000 ducados antes de retirarse.
Drake, como Dick Turpin, Robin Hood y otros héroes-bandoleros, salvaron su reputación siendo amables y generosos al mismo tiempo que valientes.
En otros puntos del Caribe combatió a los españoles, liberó a los nativos que habían sido oprimidos y esclavizados por ellos, ganándoselos. Cuando él capturaba a cualquier español, no lo mataba de hambre ni lo torturaba ni lo ejecutaba, como se acostumbraba en aquel entonces, sino que los trataba humanamente.
EL ATAQUE DE MORGAN
Portobello es otro punto interesante del Caribe, fue aquí donde Morgan, otro rover2 británico, desembarcó y atacó la población. Bajo un fuego nutrido construyó escaleras y las colocó contra las murallas, así conquistó la ciudad y la saqueó.
Morgan se hizo famoso por el ataque a Panamá, que estaba en el otro lado del Istmo del mismo nombre. El Istmo de Panamá está cubierto de pantanos y junglas y era un lugar mortal para el hombre blanco, porque la fiebre amarilla los atacaba, matándolos en gran número. Los españoles se las arreglaban para reunir de las minas del país, grandes cantidades de oro y plata en la Ciudad de Panamá, y era entonces enviado en partes a lomo de mula o llamas a través de las junglas y pantanos hasta Portobello, para ser embarcado a Europa.
Tanto Drake como Morgan además de capturar los barcos cargados de tesoros en alta mar, pensaron que sería un buen negocio esperar el paso de las recuas por tierra, obteniendo así un cuantioso tesoro.
Cuando yo estuve allí, fue muy interesante encontrar que el camino de herradura de Panamá a Portobello todavía existía, porque los usuarios de antaño lo habían revestido con grandes piedras y éste era todavía transitable.
Los Scouts Panameños habían hecho expediciones por éste, siguiéndolo gradualmente y cortando la jungla que lo había cubierto en muchos lugares, y así habían visto el mismo camino por el que se transportaba el oro y en el que se desarrollaron los enfrentamientos entre los aventureros británicos y los soldados españoles.
Drake murió en Portobello en 1596. El estaba a bordo de su barco muy enfermo con fiebre, pero no quería rendirse a la enfermedad. Cuando se aproximaban al puerto se puso el uniforme, se ciñó la espada y empezó a subir a cubierta. Pero en la escalera cayó para atrás, la enfermedad lo venció y fue llevado a su camarote donde murió al pie del cañón.
Como él era marino, su tripulación pensó que debía ser enterrado en el mar y no en tierra, así que la flota dio vuelta y arrojaron el cuerpo de Drake por la borda. Entre sus barcos había dos que fueron capturados por los españoles y ambos fueron hundidos en el mismo sitio, uno a cada lado del lugar donde se arrojó el cadáver de Drake, para custodiar su tumba en el fondo del mar.
COMO FUE ENGAÑADO DRAKE
La historia del ataque de Drake a la recua que llevaba el tesoro, es interesante y divertida desde el punto de vista Scout. Ya les conté cómo el camino de Panamá a Portobello o Nombre de Dios, en la costa atlántica, atravesaba 20 leguas de jungla y era el camino por el que el tesoro era llevado a lomo de mula para ser embarcado a Europa en los galeones españoles. Drake desembarcó a un grupo de sus hombres para atacar y capturar una de estas recuas. Los llevó en largas y difíciles marchas a través de los pantanos, en los bosques bajo el calor húmedo de esa región, apartados del camino para moverse tan secretamente como era posible y para no dar indicio de su presencia.
Uno de sus espías nativos había averiguado que el guardián del Tesoro de Lima iba a viajar por ese camino desde Panamá, en una noche determinada, con una recua de 14 mulas, de las cuales 8 irían cargadas de oro y una de joyas.
También había otro convoy que llevaba comida y vino a los barcos españoles, así como algo de plata. Drake llevó a sus hombres a un punto adecuado para tender una emboscada a medio camino entre Panamá y el pequeño pueblo de Venta Cruz; allí los escondió en un pastizal, mientras dos o tres exploradores indios salieron a conseguir más información.
De pronto olieron humo. Era el humo proveniente del pedernal de un mosquete. Guiados por ese olor los explorados se arrastraron sigilosamente hasta encontrar a un soldado español dormido en su puesto.
Lo amordazaron para evitar que gritará, lo ataron y se lo llevaron silenciosamente. Drake lo interrogó y obtuvo de él mayor información. Inmediatamente dividió su partida en dos y los puso a ambos lados del camino ligeramente separados, así que si la recua era grande o estaba dividida en dos secciones, podía ser capturada por entero. También si había tiroteo, sus hombres no se dispararían unos contra otros.
Después Drake les puso camisas blancas sobre sus ropas para que pudieran distinguirse del enemigo. Luego todos fueron a sus sitios y se escondieron para esperar el convoy.
De pronto, en el silencio de la noche, oyeron el tintineo distante de las campanas de las mulas y el ruido de los cascos sobre las piedras. A medida que el convoy se acercaba, la emoción de los hombres iba en aumentó. Repentinamente en dirección opuesta se oyó aproximarse un solo caballo y un oficial español apareció trotando proveniente de Venta Cruz. Uno de los hombres de Drake, llamado Robert Pike, que había estado agasajándose de más con un poco de Brandy se irguió para ver mejor al que pasaba, sus compañeros lo jalaron rápidamente, pero el jinete era también un buen explorador.
El vio al hombre vestido con ese curioso atuendo e inmediatamente sospechó que algo andaba mal. En lugar de detenerse y regresar, se apresuró a encontrar la recua cuyas campanas también había oído.
Los piratas escuchaban ansiosamente, no sabiendo si él los había visto o no; pero para su consuelo las campanas de las mulas seguían tintineando. Las mulas se acercaban más y más hasta que se bosquejaron en la oscuridad con su carga en el lomo. Caminaban directamente hacia la emboscada.
El Caribe, presentando puertos marítimo, etc.

Entonces sonaron los silbatos de los oficiales y los hombres rápidamente se apoderaron de las mulas y sus conductores. Ninguno escapó. Los piratas las descargaron y presurosamente desgarraron los bultos, sólo para encontrar lana, carne seca, pan y vino. ¡Sólo dos de los bultos tenían un poco de plata! ¡El maravilloso cargamento de oro y joyas por el cual habían luchado tanto no estaba allí!
Entonces Drake se acercó a los conductores de las mulas y los interrogó, finalmente le dijeron que el oficial del caballo había cabalgado hasta su jefe y lo había prevenido de que acababa de ver un hombre oculto en la maleza que vestía una camisa blanca.
Los nativos no usaban camisas blancas. Ningún español se escondería a media noche. Las camisas blancas eran usadas generalmente por los que hacían ataques nocturnos. Así que atando cabitos, habían llegado a la conclusión de que se había tendido una emboscada a la recua.
En aquel momento la recua estaba dividida en dos, la de adelante que llevaba el oro y el tesoro, la otra con vituallas para la navegación.
El jefe detuvo a la primera parte de la recua y a la segunda le ordenó proseguir como si nada hubiera pasado para ser capturados si se trataba de una emboscada. Si todo era una falsa alarma, las mulas con el tesoro la seguirían después de un rato.
Este plan fue llevado a cabo, y en cuanto el jefe oyó el ruido del ataque de los piratas a la primera parte de la recua, silenciosamente hizo volver a la mulas para dirigirse con presteza a Panamá.
ENGAÑADO PERO NO DERROTADO
Drake había sido engañado, ¿pero ustedes creen que se alteró por esto?. Nada de eso. El era un scout. cuando los golpean en un punto, los scouts no se rinden; buscan otro. Nunca digas me muero, hasta que estés muerto, es su lema, ¿o no? Drake, en esta ocasión, comprendió que no tenía caso perseguir las mulas hasta Panamá, donde todos estarían listos para resistirlos.
No tenía caso regresar a los hombres a los barcos con las manos vacías después de todas las penalidades, así que de inmediato formuló un nuevo plan.
Permitió a sus hombres comer las provisiones que habían encontrado en la recua y luego montándolos en las mulas capturadas los convirtió de marinos en
dragones y cabalgaron en dirección de Venta Cruz. Al amanecer llegó cerca del pueblo.
De nuevo el olor del humo percibido por sus exploradores, pronto supo que la guarnición había recibido la voz de alarma y los esperaban entre la maleza en las afueras del pueblo.
Drake hizo desmontar a sus hombres y sigilosamente los llevó muy cerca de la posición enemiga. Entonces él salió a descubierto y pidió al comandante español que le permitiera entrar al pueblo.
Como el comandante rehusó, Drake disparó su pistola y los españoles que estaban escondidos pensaron que esto era la señal de su comandante para abrir fuego, lo que hicieron a pesar de que no podían ver más enemigos que a Drake.
El sufrió dos o tres heridas, pero estas fueron minucias que no parecieron afectarle mucho. El se había arriesgado así para atraer cl fuego de los españoles. Fue un acto arriesgado muy típico de Drake, que llevó a cabo él mismo; como un verdadero Scout, nunca pidió a otro hacer lo que no haría él por sí mismo.
Lo bueno fue que los españoles habían descargado sus armas y antes que tuvieran tiempo de recargar sus viejos arcabuces, salieron los hombres de Drake con hachas y cuchillos.
Los españoles, incapaces de disparar, se retiraron rápidamente a la seguridad de las murallas, pero los piratas los siguieron tan de cerca que se metieron al pueblo junto con ellos, antes de poder cerrar las puertas y así capturaron la plaza.
2

B.P. usa la palabra rover (con minúscula) traducida como aventurero. Rover (con mayúscula) se refiere a Rover-Scout.
De igual manera Scout (con mayúscula) lo traduzco Scout y scout (con minúscula), explorador. (N. del T.)

JOHN SMITH DE VIRGINIA
El capitán John Smith fue un gran tipo y otro Lobo de Mar británico. Espero que todos los que llevan el honorable apellido Smith, lo vean como uno de sus ancestros e imiten su buen ejemplo, ¡Si lo hacen, Inglaterra tendrá una abundante cosecha de hombres valientes! Todos los que no se apelliden Smith, pero que se llamen Juan, pueden considerarlo como el abuelo del padrino y aquellos que no sean Juanes ni Smith pueden seguir su ejemplo como HOMBRE.
El capitán John Smith nació en Willoughby, en Lincolnshire en 1580. Tenía 18 años cuando murió su padre, en 1598, se lanzó a buscar fortuna a Francia ya Holanda donde aprendió a ser soldado.

El capitán John Smith
Después de una corta estancia en Inglaterra, volvió a salir en 1600 y vivió muchas aventuras en el Este de Europa, donde sirvió bajo órdenes del Archiduque de Austria y otros comandantes, peleando contra los turcos. El espíritu e inventiva de John Smith, lo dejó bien parado cuando en el sitio de Lembach, inventó un sistema de señales para la guarnición (que era asolada por los turcos), que eventualmente dio como resultado el término del sitio; he aquí como lo hizo:
El comandante, Coronel Kissell tenía dificultades para comunicarse a sus amigos que estaban dentro de la plaza, que estaba afuera listo para ayudarlos.
El capitán Smith le dijo que algunos meses antes había practicado un método de señales con el general Ebersbaught, que a la sazón comandaba la guarnición de la ciudad sitiada. El Coronel Kissell, le dio algunos guías que, en la oscuridad de la noche lo llevaron a una montaña, donde encendió 3 antorchas equidistantes una de la otra, estas fueron vistas por el gobernador de la ciudad.








El capitán John Smith, teniendo a su Guía Indio atado a su muñeca,
atraviesa por un pantano siendo después capturados por
los pieles rojas.
Smith aunque estaba a 7 millas de distancia, le transmitió las siguientes palabras:
El jueves en la noche atacaré por el Este; al toque de alarma, salgan.
El general Ebersbaught de igual manera contestó que lo harían; y así se hizo.
El código de Smith para señalar era éste.
Por cada letra del alfabeto de la A a la L, daba un brillo de una antorcha  correspondiendo a su distancia de A. Así, A, era una emisión de luz, B sería 2, C 3 y así hasta 11 para L.
Todas las letras después de L, tenían doble brillo contando de la misma manera, M un doble brillo, N dos, etc. El final de la palabra era mostrado por tres luces. Se hacía una pausa después de cada letra para que el observador pudiera anotarla y cuando lo había hecho respondía con una luz.
Era un método lento pero muy fácil y efectivo. Inténtalo.
Una luz
{
A
B
C
D
E
F
G
H
I
J
K
L


1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12


Luz  Doble
{
M
N
O
P
Q
R
S
T
U
V
W
X
Y
Z
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
triple luz - fin de la palabra.
Por haber matado a tres campeones turcos en una serie de tres combates, peleados a la vista de ambos ejércitos, recibió un escudo nobiliario del Príncipe de Transilvania.
Fue hecho prisionero por los turcos en la batalla de Rothenthurm, vendido como esclavo y mandado a Constantinopla. Se hizo amigo de una dama turca de alcurnia y fue llevado a Viena, donde después de sufrir muchos malos tratos a manos de su amo, un Pasha, Smith lo mató y escapó.
Smith fue nombrado posteriormente capitán de una expedición a Virginia, Estados Unidos, llevando alguna gente para colonizar el país. Tuvo un sin número de dificultades con su propia gente y con los pieles rojas. Fue capturado una vez por ellos e iban a matarlo cuando Pocahontas, la hija del jefe Powhattan, intercedió por él y le salvó la vida. Después se hizo amigo de los indios, de manera que Pocahontas, se convirtió al Cristianismo y se casó con el teniente de Smith, regresó a vivir a Inglaterra donde murió.
Pero las aventuras de Smith, podrían, y de hecho así es, llenar un libro. Continuamente enfrentaba dificultades y peligros, siempre con una sonrisa y la determinación de salir adelante. El es un buen ejemplo para los gañanes que quieren volverse hombres. Uno de sus dichos que vale la pena recordar es: Imitemos a nuestros ancestros para que podamos ser sus dignos sucesores. Si tú lo imitas, serás tan viril como él.
EXPLORADORES PORTUGUESES
Hace algún tiempo, ante numerosos Scouts, el Embajador de Portugal me confirió la Orden de Cristo como recompensa por lo que los Scouts hacían en ese país.
Al agradecerle al embajador, le dije que me sentía especialmente honrado porque esa orden era la que se había conferido a los antiguos scouts marinos de Portugal.
El Príncipe Enrique, llamado El Navegante, a causa de sus numerosos viajes de aventuras y sus ingeniosas invenciones para ayudar a los marinos a encontrar su camino, fue Gran Comendador de la Orden de Cristo y fue gracias a él que Portugal tuvo un considerable número de exploradores y descubridores.
Aparentemente una o dos personas pensaron que alabé demasiado a los portugueses y me dijeron: ¿Qué hay de nuestros propios lobos de mar, como Hawkins, Drake, Raleigh y Gilbert?
Me vi obligado a auto-defenderme diciendo:
Lean su historia, y verán que el Cabo de Buena Esperanza fue descubierto por Díaz en 1487, La India por Vasco de Gama en 1498, Brasil por Cabral en 1500; y Sudamérica el siguiente año por Américo Vespuccio; Magallanes descubrió ese terrible pasaje en el sur de Sur América en 1519”. Todos ellos fueron portugueses o españoles.
Es cierto que Hawkins midió Brasil, Martín Frobisher exploró el paso del Nor-Oeste en tres diferentes viajes; Sir Walter Raleigh exploré las Indias Occidentales y el Río Orinco en el norte de Brasil; William Adams fue el primero en llegar a Japón en 1600; Sir Humphrey Gilbert fundó la colonia de Terra-Nova, John Hawkins abrió el comercio con África Occidental, mientras Sir Francis Drake dio la vuelta al mundo siguiendo a Magallanes por los estrechos que él descubrió.
Pero es este una diferencia de fechas en las que nuestros hombres hicieron estas cosas.
Los descubrimientos de los Portugueses fueron en tiempo de sus padres y sus abuelos.
Si nuestros hombres enfrentaron dificultades y peligros con barcos pequeños e inadecuados, instrumentos pobres de navegación, alimentación deficiente, habla bien de la audacia de aquellos que todavía estuvieron en peores condiciones en todos los aspectos cuando salieron en busca de lo desconocido.
A decir verdad, debemos dar honor a quien honor merece y recordar que aunque los británicos somos tipos de buena ley, no somos las únicas piedras en la playa.
Espero que recordarán esto cuando encuentren a sus Hermanos Scouts de otros países en los Jamborees.
EL ABUELO DE MI PADRINO
Hace más de cien años que empezaron los ferrocarriles en Inglaterra.
Todos los Scouts saben que George Stephenson fue el hombre que inició el uso de las locomotoras y su hijo Robert quien las perfeccionó.
Robert Stephenson fue mi padrino, así que naturalmente puse gran interés en su centenario, pero hay mucho más acerca de George Stephenson, además de estos hechos él fue un hombre que tenía todas las cualidades que ustedes amigos, que han sido entrenados como Scouts, deberán tener cuando sean hombres.
El nunca fue a la escuela; se enseñó a sí mismo, como cualquiera puede hacerlo si se decide y realmente quiere progresar.
El era un niño pobre, el hijo del fogonero de una mina de carbón cerca de New-Castle-on Tyne.
En aquellos días había calderas de vapor estacionarias para izar vagones de carbón con cuerdas a la largo de rieles hechos de madera. La idea de hacer máquinas de vapor que se movieran a sí mismas, o sea locomotoras, no se había desarrollado.
George Stephenson nació en 1781 en una cabaña, que he visto frecuentemente en Wylam, cerca de New Castle. Cuando joven ganaba dos peniques diarios por cuidar vacas y mientras hacía esto, modelaba pequeñas calderas de barro con pedazos de paja como tubos y varillas.
A los quince años consiguió empleo como asistente de fogonero y a los 17 se le encargó la caldera donde su padre era trabajador y así se convirtió en jefe de su padre.
El siempre trataba de mejorar su caldera y fue tan hábil que construyó partes nuevas para ella. Visitaba otras minas para estudiar sus calderas, quería conocer los nuevos inventos, pero se encontraba atado porque no sabía leer ni escribir. Tampoco sabía aritmética y así no podía hacer los cálculos que quería. Pero él estaba decidido a no ser un gañán. Vio que nunca podría seguir con sus inventos a menos que aprendiera. Así a los 18 años asistió a la escuela nocturna, después de sus horas de trabajo y allí el muy pronto aprendió lo que deseaba.
George Stephenson asiste a la escuela a los 18 años
Tuvo que pagar sus estudios y para eso crió y vendió conejos, también reparaba y hacía zapatos en su tiempo libre.
También estudiaba los pájaros, y sus costumbres así como hacerse amigo de ellos. Un pájaro negro vivió en su casa todo el invierno. Cuando llegó el verano, el pájaro voló, se apareó e hizo su vida, cuando había terminado volvió a vivir en la cabaña.
Entre los zapatos que reparaba estaban los de una linda joven sirvienta de una granja vecina, con quien se casó en 1802.
Tuvo un pequeño hijo antes de que su esposa muriera. Este hijo fue Robert mi padrino.
Poco después de la muerte de su esposa, su padre quedó ciego a causa de la explosión del vapor de su caldera. Así que George tuvo que cuidar tanto de su padre como de su pequeño hijo.
Los tiempos eran malos, Inglaterra estaba en guerra con Francia, y los precios de los alimentos eran altos y los negocios malos, muy semejante a lo que fue después de la Gran Guerra3.
No había paga para los desempleados y los salarios eran muy bajos.
Para George era muy difícil sostener su casa, a su padre y a su hijo con lo que ganaba. La mayoría de sus amigos gastaban su sueldo apostando en las peleas de gallos o de perros y cuando ganaban, gastaban sus ganancias en bebida. Pero George siempre se alejó de esto, él vio que a la larga no redituaba. El aceptó más trabajo, después de reparar un viejo reloj y fijarse cómo funcionaba, empezó a trabajar en el tiempo libre, componiendo relojes. Un día fue a ver una máquina nueva que habían puesto en una mina cercana, para bombear hacia afuera el agua que dificultaba el trabajo ahí. La máquina trabajaba débilmente y no sacaba el agua lo suficientemente aprisa. Stephenson la observó y vio dónde su acción podía mejorar, se ofreció a arreglarla, la desarmó e hizo algunos cambios y cuatro días más tarde la máquina trabajaba alegremente sacando el agua con mucho éxito. Por esto recibió el obsequio de diez libras y también la reputación de ser un hábil trabajador. Por eso lo llamaban para ayudar cuando otras máquinas fallaban.
¿FUERZA O INTELIGENCIA?
Después de que había escrito lo anterior sobre George Stephenson, tuve que salir a un negocio en mi coche. al ir por el camino me encontré a un viejo, que evidentemente necesitaba que lo llevaran, así que lo invité a subir.
Mientras viajabamos platicamos y así me enteré que aunque estaba en Hampshire, mi pasajero era del norte, de Darlington, donde el centenario del ferrocarril se celebraba. Así que hablamos de George Stephenson y me contó esta historia acerca de él:
A George se le había pedido ir a reparar otra bomba de una mina de carbón vecina, lo que hizo con todo éxito. Entonces el gerente le preguntó cuánto tenía que pagarle y George respondió:
“5 guineas”4.
El gerente dijo que considerando que había trabajado un corto tiempo le parecía que le cobraba mucho. Pero George le explicó que sólo le cobraba 5 chelines por su tiempo y su herramienta.
“¿Entonces para qué son las 5 libras?”. Preguntó el gerente. “Ah -dijo George- eso es por mi cerebro".Esta historia debes recordarla cuando oigas la queja, que algunas veces oirás, de que un sujeto que usa su cerebro es mejor pagado que aquel que usa su fuerza.
Inteligencia y Fuerza trabajando juntos
Este sencillo trabajador vio la diferencia de valor entre los dos y cobró de acuerdo a ello. El sabía que a menos que alguien inventara o descubriera cosas usando su cerebro no habría nada que los trabajadores pudieran usar; y del mismo modo el hombre inteligente que inventa algo, necesita la ayuda del hombre del músculo para elaborarlas o usarlas.
Deben trabajar juntos, cada uno haciendo su parte si se quiere tener éxito en el trabajo, como he dicho frecuentemente antes, es como un equipo de jugadores de criquet, cada jugador debe jugar en su sitio, respaldar, no buscando su propia gloria, sino que su equipo gane.
¿COMO “GEORDIE” SALVÓ MILES DE VIDAS?
Geordie Stephenson tuvo tanta inteligencia como fuerza, y lo que es más, gran audacia y perseverancia, era capaz de “mantenerse firme” aun cuando las cosas parecieran ir mal.
Con su inteligencia siempre trabajando, inventó muchas cosas, por ejemplo, hizo un cerrojo que se cerraba solo para la verja en su jardín. Un espantapájaros mecánico para alejar a las aves de sus semillas y fruta. Construyó una máquina para mecer la cuna de su bebé, que trabajaba con el asador para cocinar su cena. Construyó una lámpara que escondía bajo el agua para atraer peces y pescarlos de noche. Como estaba lleno de ideas y siendo hábil, podía construir las cosas que inventara. Su ejemplo fue el mejor entrenamiento posible para su hijito y muy pronto Robert le ayudaba en el taller.
Entre ellos hicieron que sus modelos e inventos caseros fueran realizados a mayor escala. Por ejemplo, la lámpara usada debajo del agua, le dio la idea de hacer una lámpara de minero, que era segura para usarse en las minas de carbón, donde los mineros estaban expuestos a una explosión provocada por la llama y la acumulación de gas metano.
Esto sucedía en 1815, Sir Humphry Davy, un hombre de ciencia, inventó una lámpara similar basada en su conocimiento de los gases, al mismo tiempo que Stephenson hizo la suya basada en sus propias experiencias en la mina.
Stephenson, cuando hizo su lámpara, no la probó con un poquito de gas en su taller, sino que arriesgadamente, bajó a una mina donde había un escape de gas, para ver si explotaba o no cuando su lámpara se introdujera.

Locomotoras, un pasatiempo para muchachos

Peor para la vaca
Debe haber sido un momento de ansiedad para él; su vida estaba en peligro, pero afortunadamente todo salió bien. A Sir Humphry Davy le otorgaron 2 000 libras por su invento, y cuando se mostró la lámpara de Stephenson a las autoridades del gobierno, pensaron que él había copiado la idea de Sir Humphry. Cuando averiguaron que él nunca había oído hablar de Sir Humphry, le dieron 100 libras.
El público añadió 1 000 libras a esto, y algo que agradó a Stephenson más que todo el dinero, es que los mineros cooperaron y le regalaron un reloj de plata en prueba de su gratitud, por haber inventado este artefacto para salvar sus vidas.
LA PRIMERA LOCOMOTORA
Stephenson no fue el primero que inventó la locomotora, en 1801, cuando él tenía 19 años, otro hombre, Richard Trevithick, hizo un carruaje impulsado por vapor que corría por un camino común; pero nunca tuvo aceptación general.
El señor Blackett, dueño de una mina cercana a la casa de Stephenson en Wylam, probó el carruaje de Trevithick y trató de mejorarlo para arrastrar vagones de carbón de la mina, pero sin éxito.
Stephenson observó cuidadosamente estas máquinas y finalmente se decidió a hacer una mejor, con la ayuda de Thirlwall, el herrero de la fundición donde trabajaba.
Durante 10 meses trabajaron con este fin y el 25 de julio de 1814 la probaron, pudo arrastrar 30 toneladas en subida a 4 millas por hora. Desde entonces trabajó regularmente más de un año, mientras Stephenson encontraba sus puntos débiles y planeaba una máquina mejor.
Bueno, él hizo una máquina mejor que fue todo un éxito. Pronto tuvo cinco máquinas trabajando en un pequeño ferrocarril de 8 millas, arrastrando vagones de carbón en la fundición de Killingsworth. Esto fue en 1822.
EL PRIMER FERROCARRIL
Nació entonces la idea de hacer un ferrocarril más grande, se formó una compañía para proporcionar el dinero para comprar el terreno y construir la vía para un ferrocarril de Darlington a Stockton.
¿Cuál creen ustedes que fue la mayor dificultad para hacer esta línea? No fueron los puentes ni el cortar los cerros; no, fue la negativa del Duque de Cleveland de dejar que la vía atravesará su propiedad porque los trenes espantarían a las zorras y arruinarían sus cacerías.
Finalmente se hizo la vía y así el 27 de septiembre de 1825, se inauguró la línea con gran pompa.
Primero venía un jinete con una bandera. Seguía una locomotora manejada por George Stephenson, arrastrando un convoy de 30 carros, algunos llenos de pasajeros y otros de carbón. Arrancaron a 5 millas por hora y considerando esta velocidad muy adecuada para que los pasajeros gozaran del paisaje y para que las toneladas de carbón fueran llevadas por el país. Después Stephenson le dijo al jinete que se saliera de la vía porque iba a ir más aprisa, y en unos cuantos minutos los sorprendidos pasajeros se encontraron corriendo ¡a 12 millas por hora!
Esta velocidad era considerada demasiado grande para el uso ordinario y el señor Nicholas Wood al escribir sobre los ferrocarriles de la época, decía que 6 millas por hora era lo que la gente debía esperar que los trenes corrieran y que ¡era una locura imaginar que pudieran hacerlo a 16 ó 18 millas por hora!.
El se hubiera sorprendido un poquito si reviviera y se encontrará con nuestros trenes express que viajan a 60 ó 70 millas por hora.
Jorge Stephenson sostuvo que era Mr. Wood el que decía locuras y para probarlo hizo que su vieja máquina The Rocket corriera a 29.5 millas por hora mientras jalaba una carga de 9.5 toneladas.
3

Se refiere a la 1 Guerra Mundial, 1914-1918. (N. del T.)
4

Una Guinea es igual a una libra y un chelín


BUFFALO BILL”
Un scout mundialmente conocido, el Coronel Cody (Buffalo Bill) murió hace muchos años en los Estados Unidos. Fue especialmente conocido por los Scouts de Norteamérica, pero es también un héroe para los de muchas otras partes del mundo, ya que durante los últimos años de su vida, visitó casi todos los países civilizados con su espectáculo Del Salvaje Oeste.
¿Por qué lo llamaban Buffalo Bill?
Se alistó en la caballería de los Estados Unidos y tuvo gran renombre como explorador. Después de esto firmó un contrato para proveer de carne a los hombres empleados en la construcción del ferrocarril Kansas-Pacífico, que atravesaba el país y obtenía la carne cazando búfalos.
Se dice que mató 4,820 de ellos en 18 meses. ¿Cuántos habría cazado por día? Me parece que nueve ¡Eso es un gran número! Con esto nO quiero afirmar que lo hizo o no lo hizo. Solamente consigno lo que leí.
De cualquier manera le llamaban Buffalo Bill, por su gran éxito como cazador de búfalos.
Interesantes Aventuras de Niño
El fue un pionero a la antigua usanza en las praderas del Oeste de los Estados Unidos. Empezó eso cuando era casi un niño.
Después reunió unos 400 vaqueros e indios y viajó alrededor del mundo para mostrar a la gente cómo era la vida del oeste hace muchos años.
Una vez, cuando cazaba búfalos, un príncipe real con algunos de sus amigos, fue de cacería con él para conocer este deporte.
Mientras que galopaban detrás de un rebaño, uno de los hombres del Coronel Cody, se acercó cabalgando y le gritó:
Oiga Coronel, uno de sus reyes se ha caído del caballo tres veces. Se puede lastimar si le pasa otra vez, ¿cómo le hacemos?.
Y Cody gritó: amárrale su corona con un pañuelo por debajo de la barba y amárralo a la silla con una cuerda ¡así va a estar muy bien!.
El Vaquero y el Príncipe
Buffalo Bill y los Boy Scouts
Buffalo Bill tomó un gran interés en los Boy Scouts y fue jefe de una tropa en su país.
Una vez llevé una tropa a Canadá, que desde allí visitó al Coronel Cody, el fue muy amable con ellos, les enseñó muchas habilidades scouts y les presentó algunos de sus exploradores Pieles Rojas.
Uno de nuestros Scouts, tomó una magnífica fotografía de Buffalo Bill, un Piel Roja y uno de nuestros Scouts en un grupo.
De izquierda a derecha: Búfalo Bill con un Scout y un Explorador Piel Roja
Buffalo Bill dijo que no había nada en el mundo, nada como el Escultismo para hacer de un muchacho un hombre completo, que pudiera cuidar de sí mismo y que fuera digno de confianza para salir adelante en las situaciones más difíciles.
¿Estaba en lo cierto?
SLATIN PASHA
Rowdy House5 fue el nombre que leí en la verja de una casa en Khartoum hace algunos años, bonito nombre para una casa, pero ciertamente era un lugar alegre. Era el hogar de un hombre famoso. Sir Rudolf Slatin Pasha. El era el gobernador de Omdurman, ciudad nativa del lado opuesto a Khartoum en el Nilo. El era un scout si tu quieres.
En 1884 había sido gobernador de una provincia en el Sudán, pero fue hecho prisionero por los sudaneses cuando estos se revelaron contra sus gobernantes guiados por el Mahdi o profeta. Por 12 largos años fue un esclavo. ¡Imagínense por 12 años! pero como un verdadero Scout, se mantenía alegre y lleno de fe todo el tiempo, y al final logró escapar. Estaba sólo, vigilado y a más de 1000 millas de desierto de sus amigos. La fuga parecía imposible, pero él quitó el “im” de la palabra “imposible” y se apoderó de un camello escapando a Egipto. Esto significó semanas de viaje por la noche, de esconderse y cuidar de él mismo como sólo un verdadero Scout puede hacerlo. Pero él llegó al final.
El escape de Slatin
Esto te demuestra lo que la audacia y el espíritu Scout harán por ti sin importar que tan negra parezca la situación.
5

Rowdy House se traduce como Casa Ruda.

SELOUS CAZADO POR LOS MASHUKULUMBWI
Conocí a otro hombre que escapó maravillosamente; él fue Fred Selous, un famoso cazador de elefantes de Sudáfrica. El había ido con dos cazadores nativos a la región al norte del Zambesi, ahora conocida como Rhodesia del Norte, pero en aquel tiempo (1887), estaba ocupada por una tribu salvaje llamada los Mashukulumbwi.
El había acampado cerca de uno de sus pueblos donde parecían muy amistosos. En su segunda noche allí, notó que el pueblo estaba demasiado quieto, lo que le hizo entrar en sospechas y permanecer alerta, entonces notó que sus dos muchachos, como los nativos son llamados en Sudáfrica, estaban también incómodos y alerta. Cargó su rifle, se puso los zapatos y les dijo a los muchachos que tiraran arena al fuego del campamento para que no alumbrara al enemigo. Un minuto o dos más tarde, hubo súbitos disparos hechos desde cerca con tres rifles.
Las tres balas que dispararon enfrente, eran indudablemente para Paul, Charlie y para mí; pero por buena suerte, ninguno de nosotros fue herido. Mientras recogía mi rifle que estaba en unas mantas junto a mí; Paul y Charlie brincaron hacia delante. ¡Dentro del  pasto!, les dije en Holandés, preparándome para seguirlos.
La descarga de los rifles fue inmediatamente seguida por una nube de jabalinas que pude oír perforando las grandes bolsas de cuero en la que la mayoría de nuestras pertenencias estaban empacadas, y luego muchos Mashukulumbwi nos cayeron encima. Entre nuestro campamento y el pasto alto, había un pequeño espacio de terreno limpio con zurcos irregulares. Crucé éste entre una chusma de mis propios muchachos y los Mashukulumbwi.
Estaba como a diez yardas del pasto alto, de espaldas a él, cuando con un alarido otro grupo de Mashukulumbwi salió para cortar nuestra retirada. Caí de espaldas sobre uno de los zurcos, y dos hombres que salieron del pasto, cayeron sobre mí; uno de ellos pateándome las costillas mientras el otro lo hacía sobre mis piernas. En un instante me levanté y me deslicé hacia el pasto alto, al que llegué ileso y en el que me sentí relativamente a salvo.
Cuando huía en la noche, llegué a un río que tenía que cruzar.
El banco del río tenía una densa capa vegetal y cuando la crucé, me di cuenta que había un alto banco perpendicular que me separaba de la corriente obscura, que yo sabía que estaba llena de cocodrilos. Como el agua parecía onda, me desvestí para no mojar mi ropa, até esta con mis zapatos en un paquete y los dejé en el banco, luego sosteniendo mi rifle y los dos cinturones en mi mano izquierda, me deslicé hacia el río. El agua, era bastante profunda; pero siendo un experto nadador, no tuve dificultad en cruzar manteniendo mi rifle bien afuera del agua.
Tuve alguna dificultad para subir el banco alto y lodoso del lado opuesto y a la larga pude hacerlo y depositar mi rifle en terreno seco, me deslicé una vez más, volví a cruzar el río, regresando de nuevo con mi ropa. El agua estaba muy fría y temblaba cuando subí el banco.
Uno o dos días después llegó a una aldea nativa donde se refugió, suponiendo que la gente era amistosa, pero no fue así. Le robaron su rifle y tuvo que huir de nuevo. Así caminó siempre, bajo peligro de salvajes, leones, cocodrilos, fiebre y hambre, viviendo de lo que podía robar por la noche de las chozas nativas y de las hortalizas. De esta manera Selous fue hacia el Sur, cruzó el gran río Zambesi caminando más de 100 millas antes de llegar a un refugio seguro.
Esto parecía imposible, ya que estaba solo, sin comida y sin un rifle para cazar en una región salvaje y hostil. Pero él era un buen scout. Se dijo a sí mismo tengo que hacerlo, quitó el im de imposible y puso manos a la obra.
Gracias a su fortaleza de cuerpo y mente y a su valentía, se salvó al final.
COMO GANÓ EL CAPITAN NESBITT LA CRUZ VICTORIA
Cuando las tribus Mashona y Matabele se rebelaron contra los colonizadores blancos en Rhodesia del Sur en 1896, algunos hombres empleados de la mina Alice, con sus esposas e hijos, estaban sitiados por nativos sedientos de sangre. Se las arreglaron para mandar un telegrama al pueblo de Salisbury, a 30 millas de distancia. Cuando el telegrama llegó la gente estaba esperando un inminente ataque de los Matabeles y Mashonas. Sin embargo, se pidieron voluntarios para tratar de rescatar a los sitiados de la Mina Alice. No se disponía de muchos hombres para no debilitar la guarnición pero el Capitán Nesbitt se ofreció con doce hombres bien motados para hacer todo lo que pudieran. En la llanura, la primera porción de la jornada, el enemigo no se atrevió a molestarlos hasta que se toparon con el mensajero negro con una carta de los sitiados.
El capitán Nesbitt leyó a sus hombres el mensaje que decía: se necesitan no menos de 5O hombres con una ametralladora. El regresa a Salisbury a reunir los 38 faltantes, les llevaría un tiempo precioso. Se necesitaba una resolución heroica. Nesbitt la tomó diciendo a sus hombres que él proseguirla.
Estos valientes soldados no necesitaron más, decidieron seguir y fueron adelante.
Cuando llegaron a una zona arbolada, se encontraron con la resistencia enemiga, pero la acción determinada de su parte, allanó el camino, a pesar de dos pérdidas, un herido y un hombre sin cabalgadura los que valiéndose de las sombras de la noche, regresaron a Salisbury donde relataron la resistencia enemiga y la muy probable pérdida de toda la patrulla.
Naturalmente la depresión y la pena minaron el espíritu de los habitantes de Salisbury ya que pensaron que no solo perdían la patrulla sino a los del grupo de la mina Alice.
A media noche del día siguiente la gente se despertó oyendo un raro alarido de los vigías que estaban en las afueras del pueblo. Cundía la alarma de que los Matabeles atacaban, pero no fue eso, el ruido provenía de los hombres que trataban de vitorear cuando tenían el corazón y la garganta hechos nudo. Una extraña procesión avanzaba hacia la plaza. Una carreta jalada por una mezcla de mulas y caballos con sus lados blindados con hojas de acero, estaba llena de mujeres, niños y hombres heridos que escapaban de las garras de la muerte.
Venía escoltada por el resto de la patrullas algunos montados y otros a pie porque habían cedido sus caballos para reemplazar las mulas muertas. Durante millas habían caminado por el camino, bajo las balas y las amenazas en cada recodo, hechas por hordas de enemigos que no pudieron con estos hombres desesperados, cuyo fuego había causado tantas bajas entre ellos. Así, cansados y débiles, con tan pocas esperanzas de sobrevivir, estos hombres obstinadamente se habían apegado a nunca decir me muero, intentaron traer a las mujeres y camaradas, aunque esto significara enfrentarse a lo imposible. Con la inspiración de su magnífico líder, hicieron lo imposible. Por ello se le concedió La Cruz Victoria que había sido ganada, sin duda, por cada uno de los hombres de la patrulla Masie.
CAZADO POR LOS INDIOS.
En la revista Deislayec se narra la historia de un hombre blanco que escapaba de una horda de Pieles Rojas Urones que lo perseguían en el bosque. Su única oportunidad era seguir corriendo en línea recta. Si alguna vez se paraba o volteaba, permitiría a sus perseguidores acercarse y capturarlo. El terreno era en buena parte sinuoso, de manera que cuesta arriba él iba en diagonal caminando parte del tiempo para ahorrar energías, y después de cruzar la cima corría hacia abajo al extremo opuesto.
Pero los frecuentes cerros y el constante acoso de los Urones que avanzaban a pasos agigantados, lo mantenían en una lucha constante. Más adelante una mayor altura seguida de un hondo valle, al que a su vez seguía otra colina, lo invitó a hacer una jugarreta a sus perseguidores, lo que le dio cinco minutos muy divertidos. Al llegar al tope del cerro, encontró un árbol caído que atravesaba su camino, lo brincó con un grito y aspavientos a sus perseguidores como si hubiera encontrado una posibilidad de escapar, por el valle delante de él. Pero en lugar de ir colina abajo, se regresó y se acurrucó bajo el tronco del árbol cubriéndose con las ramas y el pasto de manera que quedó completamente oculto.
Uno por uno subieron sus enemigos, brincaron sobre el tronco y bajaron corriendo donde sus huellas mostraban que había brincado en dirección del valle. En una larga fila, algunos muy retrasados, jadeando de cansancio, seguían hacia abajo entre las matas con dirección al valle.
Después de los primeros, ninguno se detuvo para buscar al fugitivo, imaginándose que por supuesto, los que iban a la cabeza lo seguían; y estos cuando se dieron cuenta de su equivocación, no pudieron seguir el rastro de donde lo habían perdido, porque sus camaradas habían pisoteado el suelo tanto que borraron todo indicio del fugitivo y lo único que pudieron hacer fue buscar más y más adelante hasta cansarse.
El explorador estaba recostado y recuperó el aliento hasta contar 40 indios que pasaron muy cerca de él. Cuando no vio más salió cuidadosamente y arrastrándose tomó una nueva dirección y pudiendo así escapar.
Escape de los Zulúes
Conozco un caso similar en Zululandia, donde tres comerciantes blancos fueron atacados por los Zulúes. Uno que estaba enfermo en la carreta, fue muerto de inmediato. Los otros dos escaparon con sus rifles dentro del pasto, que se extendía por millas a la redonda, a una altura de dos o tres pies. Corrieron tanto como pudieron, porque uno estaba herido, hasta que fueron atacados; entonces ambos se tiraron al suelo y esperaron a sus perseguidores con los rifles listos.
Los Zulúes se habían formado y venían en una larga hilera. Cuando los jefes se acercaron, los dos hombres se hincaron y dispararon, cada uno mató a un Zulú. Rápidamente cargaron y cada uno disparó matando a otro. El resto de los Zulúes, viendo a cuatro de sus jefes muertos en unos cuantos segundos, se detuvieron y los hombres blancos hundiéndose en el pasto, se arrastraron silenciosamente. Fuera del lugar y después de adelantar un poco y de tomar aliento, se levantaron y corrieron otra vez.
Por supuesto que los Zulúes los siguieron dando alaridos. Pero cuando se cansaron, los perseguidores volvieron a hundirse en el pasto, pero en lugar de quedarse quietos esta vez, se arrastraron hacia los Zulúes.
Estos habiendo marcado el sitio donde los hombres habían desaparecido, corrieron para alcanzarlos, cuando para su sorpresa, les salieron al encuentro mucho más cerca de lo que esperaban, de nuevo los hombres blancos hicieron hablar a sus rifles desde donde no podían fallar, haciendo a cuatro Zulúes más morder el polvo, entonces el resto, corrió a ponerse fuera del alcance de los tiradores ocultos.
Después de esto los fugitivos la pasaron bien. Los Zulúes los seguían, es cierto, pero cuando querían se metían al pasto, los Zulúes se detenían también y trataban de rodearlos, pero como siempre cambiaban de posición en el pasto, el enemigo no sabía donde encontrarlos y cuando un Zulú trataba de ponerse detrás de ellos, se topaba con un rifle y no vivía para contarlo. Los hombres blancos los entretuvieron así hasta que cayó la noche y entonces escaparon en la oscuridad, logrando llegar a nuestro campamento al siguiente día.
Uno de estos hombres tenía una fea herida en la pantorrilla, hecha por un gran clavo mohoso que uno de los Zulúes había usado como proyectil para su rifle. Era una tremenda herida, la recuerdo bien porque no habiendo doctor en el campamento, muchos de nosotros tuvimos que curarlo.
(Scouts, ustedes saben que tienen que aprender en los tiempos de paz, como atender a los heridos o enfermos, para saber qué hacer en un caso así).
UN VALIENTE ORDENANZA
Hace más de 30 años algunos de nosotros estuvimos sitiados en Mafeking por los Boers. La Guerra Sudafricana ocurrió mucho antes de que ustedes los Scouts de hoy nacieran.
No voy a contarles toda la historia de ella, somos ahora buenos amigos de los Boers y es mejor olvidar los días en que peleábamos uno contra otro. Sólo quiero contarles un incidente de esa guerra que creo que les interesará.
Una noche los Boers atacaron Mafeking y un buen número de ellos rompió nuestra defensa y entró en un viejo fuerte en la mitad de la plaza; cuando amaneció los rodeamos de tal manera que no podían salir y atacarnos, ni retirarse. Había un gran tiroteo en la plaza y los Boers, con valentía, contestaban nuestro fuego siempre que podían. La oportunidad llegó para un hombre. Este hombre era mi ordenanza. Un ordenanza deben saber, es un hombre que cabalga junto a un oficial, toma sus recados, cuida su caballo y está listo para defenderlo y ayudarlo siempre.
Cuando el fuego estaba en su apogeo entre nuestros hombres y los Boers, mi ordenanza fue visto cabalgando, hacia la posición Boer. El agitaba un pañuelo blanco indicando que iba en misión de paz, sin embargo, le dispararon, él continuó avanzando aún cuando las balas zumbaban a su alrededor, levantando el polvo.
El ordenanza siguió y repentinamente su caballo cayó muerto. El ordenanza se levantó y en vez de parapetarse con el caballo, como podía haber hecho, siguió adelante a pie. Siguió adelante hacia el enemigo que le disparaba. Y a pesar de que se trataba de un hombre solitario que avanzaba hacia ellos siguieron disparándole hasta que cayó herido.
Dos de nuestros hombres salieron de un parapeto cercano y lo llevaron apresuradamente detrás de un edificio, para protegerlo. Pero él estaba mortalmente herido y mientras se le escapaba la vida dijo a sus salvadores: Díganle al coronel que traté de llevar su mensaje a los Boers, pero que me hirieron antes de llegar ahí.
¡TU DEBER!
No le había dado ningún mensaje de llevar y es hasta la fecha un misterio qué mensaje llevaba y quién se lo dio.
Lo que sabemos es que este valiente camarada recibió de alguien lo que entendió como una orden de salir hacia el campo enemigo y ahí fue.
El sabía que podrían herirlo o matarlo pero también que era su
DEBER cumplir órdenes sin importar el riesgo. Por eso fue.
El tuvo un consuelo, que le hizo aceptar la muerte fácilmente,
LO HIZO LO MEJOR QUE PUDO y nadie puede hacer más que eso.
En la Gran Guerra miles, no cientos de miles de hombres, hicieron lo mismo, se sobrepusieron al miedo y fueron hacia la muerte, simplemente porque era su deber.
Si tus padres o hermanos mayores pudieron hacer eso y sacrificar sus vidas, ustedes muchachos y muchachas seguramente pueden seguir su ejemplo de un modo más sencillo y renunciar, si no a sus vidas, cuando menos a alguna parte de su tiempo y juegos para cumplir con su deber.
Piensen cuál es su deber en la vida y decídanse en memoria de los caídos, a hacerlo.
Los Scouts y Guías, saben cuál es su deber, al ingresar al Movimiento hacen una Promesa de hacer lo mejor y, ¡la cumplen! Su deber principal es hacer
BUENAS ACCIONES diarias, esto es, ayudar a papá y mamá en la casa y a cualquier otra persona cuando haya oportunidad.
Algunos otros, además de los Scouts, pueden cumplir con su deber del mismo modo y yo espero que todos los que leen este libro empiecen a hacer buenas acciones a los demás y sigan haciéndolas siempre recordando a los hombres que hicieron la gran buena acción de dar su vida por ti durante la Gran Guerra.

UN ACERTIJO
Se cuenta una historia de la guerra Matabele, donde dos scouts que habían ido en misión de reconocimiento, regresaban con información muy importante, cuando al pasar cerca del enemigo hirieron gravemente a uno de ellos en la cadera y mataron a su caballo. Su amigo inmediatamente desmontó, lo subió a su propio caballo, se subió y se alejó ante el enemigo. Pronto se encontró completamente alejado de su batallón e incapaz de galopar con su caballo por el peso del hombre herido. Tuvo que dar un gran rodeo hasta que cayó la noche, esperando que en la oscuridad pudiera volver al batallón pero una o dos veces durante la noche encontró que el enemigo todavía lo buscaba, teniendo que alejarse cada vez más. Mientras tanto su amigo sufría enormemente, perdía el conocimiento, tenía grandes dolores y en sus momentos de lucidez, le rogaba a su salvador que lo dejara morir, o mejor que le diera un tiro para terminar su agonía, ya que no tenía esperazas de sobrevivir y su peso sobre el caballo haría que ambos cayeran en manos enemigas.
Esto es un acertijo: ¿Qué habrías hecho tú si hubieras sido el salvador?
Durante mucho tiempo el salvador no tomó en cuenta la sugerencia del herido; pero al final cuando tomó un descanso tuvo tiempo para pensar en qué le gustaría hacer y en qué era su DEBER hacer. A él le gustaría salvar a su amigo si es posible; pero al salvarlo no cumpliría con su deber de regresar al batallón tan pronto como fuera posible con la información que traía. Finalmente llegó a la conclusión de poner fin a la agonía de su amigo dándole un tiro, haciendo de esto su deber para un número mayor de hombres llevando la información, por eso fue que finalmente lo hizo. Su único consuelo fue que en el momento de disparar sobre su amigo, una horda de salvajes se le acercaron de todos lados y apenas pudo galopar sin ser alcanzado, si él hubiera tratado de salvar a su amigo, ambos hubieran muerto y el mensaje nunca hubiera llegado al ejército.
Sé leal con tus amigos, pero al mismo tiempo nunca seas desleal a tu deber. Esto puede frecuentemente ponerte en un dilema; pero la manera de resolverlo si tienes alguna duda, es poner tu DEBER primero y cumplirlo.
EL SERVICIO DURANTE LOS ATAQUES AÉREOS
Durante la Gran Guerra, la policía de Londres utilizó un gran número de Scouts como ayudantes durante los ataques aéreos. Escogieron solo aquellos que tenían la especialidad de “Ordenanza” porque los necesitaban para rondar las calles tan pronto como terminaba el ataque, para esparcir el “Todo en calma” que hacía volver a la población a sus casas abandonando el refugio.
Esto significaba que en cuanto comenzaba el ataque los muchachos tenían que ponerse el uniforme e ir a las oficinas de policía, listos para el servicio mientras la población se dirigía a los refugios.
Cuando se pidieron voluntarios para este servicio yo esperaba que a muy pocos les permitieran sus padres hacerlo, o, que a ellos mismos les gustara, dado el riesgo que corrían.
Pero, ¡nada de eso! Acudieron por centenares, ansioso de poner su granito de arena y mostrar su audacia; y sus padres estaban igualmente entusiasmados con su acción. Como me dijo una de las mamás: “Si a Jimmy tienen que matarlo, prefiero que sea haciendo algo útil para los demás “.
Creo que muy pocos Scouts, cuando aprendieron a tocar la corneta, se imaginaron que ése sería el medio para ayudar a su patria y para ganar la condecoración de Servicio en Tiempo de Guerra, por un servicio importante contra el enemigo.
TODO EN CALMA
El Scout Alfred Page, de la 2a. Tropa Footing, era un Scout hábil, con varias especialidades. Había adquirido recientemente una corneta para calificar en la especialidad de ordenanza.
Cuando llegó el ataque aéreo del lo. de noviembre de 1915, estaba listo y se uniformó para efectuar su servicio de
Todo en Calma con la policía, cuando una bomba cayó matándolos a él y a su padre.
Así que partió de este mundo
CUMPLIENDO SU DEBER, sin duda, que siendo un buen Scout, que obedecía la Ley Scout, estaba preparado para ir ante Dios. No hay nada como estar Siempre Listo para lo que sea POSIBLE, aunque no parezca PROBABLE. Es posible que tú, que lees estas líneas puedas morir hoy; yo no digo que es probable, pero sí es posible, ¿verdad?
¿Estás preparado? ¿Estás haciendo todo lo posible por cumplir la Promesa Scout y los diez puntos de la Ley? Si es así,
Todo está en Calma así como el Scout Page, cuando estaba preparado para dar el toque de Todo en Calma para otros, recibió su propia llamada de Todo en Calma de Dios, para abandonar su humilde escondite en este mundo e ir al cielo.
SCOUTS SERENOS A BORDO DEL BRITANNIC.
Durante algún tiempo, en la Gran Guerra, todos los Scouts envidiaban a aquellos hermanos Scouts que habían sido escogidos para navegar en el Britannic cuando zarpó al Mediterráneo como barco-hospital para las tropas de Tesalónica y Egipto.
Los envidiaron más, cuando el barco fue hundido por una mina o un torpedo y los Scouts comprobaron su valor y serenidad ante el peligro.
Los siguientes son algunos relatos que ha publicado la prensa sobre su conducta en circunstancias difíciles y todos reflejan la espléndida conducta de los chicos.
El señor George Renwick, escribió en el Liverpool Post:
El contramaestre cuenta una buena anécdota de un Boy Scout, cuando el barco fue alcanzado, el muchacho subió a cubierta, saludó y preguntó si podía hacer algo, -Si: dijo el contramaestre- espera un poco porque voy a necesitarte dentro de unos minutos -el muchacho se mantuvo en su puesto durante diez minutos mientras el barco se hundía rápidamente y entonces, cuando el contramaestre le dio sus órdenes, partió haciendo este comentario: -Fue una gran explosión Señor, pero no creo que nos haga mucho daño. El narrador recuerda: Los Scouts actuaban de manera similar. Todos los de a bordo se portaron extraordinariamente bien... Un simpático pequeño estaba en un bote que fue hecho añicos por un taladro. Se salvó asiéndose de una cuerda cercana ya pesar de tener las manos cortadas y sangrando, se sostuvo hasta que fue rescatado. Uno de los oficiales que dirigía la entrada a los botes de salvamento exclamó al cabo de un tiempo - Si no bebo algo de agua, no podré seguir gritando-. Un Boy Scout parado cerca oyó el comentario y se bajó hasta conseguir un vaso de agua. Mientras se alejó, otros muchachos subieron al bote, para llevarlo a bordo del bote salvavidas, tuvieron que arrojarlo por encima de la borda, un pequeño viaje aéreo que no lo daño. Uno de los Scouts estaba de servicio en el puente de mando como ordenanza del Capitán. Cuando el Capitán vio que el barco estaba a punto de hundirse decidió quedarse en él hasta lo último, como hacen siempre los capitanes. Se volvió al Scouts y le dijo que podía abandonar el puente e ir hacia los botes. Después de un rato, cuando el barco se hundía se encontró al Scout todavía en el puente. Había rehusado salvarse a sí mismo porque consideró su deber permanecer con el capitán. Bajaron ambos juntos con el barco, pero fueron rescatados por los ocupantes de otros botes después.
Podría relatarles docenas de historias del valor de los Scouts, pero les cuento esto sólo como ejemplos para mostrarles que los muchachos pueden ser tan audaces como los adultos y por eso dije antes que estoy seguro de cada uno de ustedes al leer esto, se mostrará cuando llegue la ocasión, tan listo para cumplir con su deber como ellos, sin importar cuán molesto o peligroso pueda ser.
¿Estarán preparados para hacerlo? Sí, sé que lo harán. Tenemos en ustedes Scouts, un grupo tan bueno de futuros hombres, tan bueno, como el que tuvo la Gran Bretaña en la antigüedad.
Y por supuesto, se podría llenar un libro, no, docenas de libros, con más relatos de hombres valientes de antaño. Sólo les he puesto media docena de ejemplos.
Supongo que cualquier muchacho normal que tiene agallas, querría ser como ellos, ya espero que cada Scout sea un muchacho normal y por lo mismo, este ansioso de aprender cómo llegar a ser un hombre completo.
Por supuesto entienden que el primer paso es hacerse fuertes y tener buena salud.
Es cierto que algunos grandes hombres no han sido muy fuertes. Lord Nelson, por ejemplo, era enfermizo; también Napoleón y Wolfe, que capturó Quebec.
Pero estos hombres suplieron su debilidad física, siendo más listos y llenando su espíritu de valor y devoción a su deber, sin pensar en su propia comodidad o seguridad.

II.- CUERPO
Tomasito Pie Tierno,
que debajo pusiera bastantes mantas,
se le advirtió
Pero Tomasito sabía más
y de frió tiritó
CÓMO ENTRENAR A LOS MUCHACHOS PARA SER VALIENTES
La mayoría de las tribus del mundo aprueban el entrenar a sus jóvenes para ser hombres fuertes y valientes porque la seguridad y bienestar de su pueblo depende la rudeza y valentía de sus hombres, y no como en los países civilizados de su habilidad en el trabajo de oficina.
Fue gracias a tal resistencia y valor que los Pieles Rojas de Norteamérica y Canadá se las arreglaron durante un largo tiempo para defenderse del hombre blanco, a pesar de que este tenía armas modernas.
El guerrero Piel Roja con su penacho de plumas y traje de piel de búfalo era una hermosa estampa, un hábil cazador y un gran explorador frugal y resistente. Era el tipo de salvaje que uno admira.
Pero desafortunadamente, está desapareciendo. La viruela ha diezmado varias tribus y los ha matado por millares. Muchos murieron en las guerras tribales y contra los colonizadores blancos y muchos más fueron víctimas del whiskey que los comerciantes les vendieron.
Así que hoy en día, el Indio es cruel, una criatura semi-civilizada sin mucho que admirar. Aún así, en lugares distantes, me he encontrado con cazadores Indios de la vieja escuela con maravillosa habilidad para seguir huellas y sobrevivir. Ganan la vida como tramperos en los sitios apartados. Ya no se unen a su tribu, ni a las ceremonias rituales, pero son muy interesantes, con todo su arte y práctica de la vida en los bosques; con sus supersticiones y sus totems.
Así que para el Boy Scout que gusta de la vida en el bosque, un Indio todavía puede ser el modelo de la artesanía de madera y de muchas otras cosas útiles e interesantes.
Los Travois pueden ser jalados por perros o por un hombre
Los teepees y otros equipajes para caminata, no son transportados en carreteas, sino en travois, que generalmente son arrastrados por ponies, perros o personas.
Un Bisonte canadiense en su momento crucial
El penacho indio está hecho de plumas, cada una representa una presea o especialidad en algo hecho por él, como las especialidades de la manga de los Scouts, así que no hay dos exactamente iguales.
Sus armas fueron el arco y la flecha, que estaban primorosamente hechas y elaboradas.
Los pieles rojas cazaban búfalos galopando juntos y luego disparando sus flechas a corta distancia.
Algunos deportistas estadounidenses han ido a las montañas Rocallosas últimamente usando arcos en vez de rifles.
Ellos aprendieron el arte de los cazadores Indios y han tenido mucho éxito.
Pero es otra cosa.
Los jóvenes Indios tenían que pasar una difícil
prueba antes de convertirse en "Guerreros"
Antes de que un muchacho Piel Roja pudiera convertirse en Guerrero o, como diríamos nosotros Rover, tenía que pasar dolorosas pruebas para ver si era suficientemente valiente para merecer el ascenso.
Un médico brujo, pintado de amarillo hacía lo siguiente:
Cada muchacho era tomado por dos guerreros, quienes con un cuchillo romo cortaban sus brazos y piernas y las atravesaban con palillos de madera. A esos palillos se les ataban el escudo, las armas y la bolsa de medicinas de los guerreros, así como un cráneo de búfalo.
Se erigía una columna o barril central. Algunos guerreros danzaban en círculo alrededor de él, unidos entre sí por una guirnalda. Mientras bailaban, hacían correr a los muchachos tomados de la mano con sus dos bravos en un círculo mayor, soportando el peso del equipo sostenido por los palillos. Se les hace correr y se les exige que sonrían todo el tiempo hasta que los palillos cortaban su carne, entonces sus conductores los dejaban caer y huían dejando que se recuperaran como pudieran.
Después de esto se les rendían honores, se les daban armas y plumas y eran considerados como guerreros.
Pieles Rojas
LOS ARAPAHOES
Cada tribu India tiene cierto signo propio en el idioma de los signos.
Por ejemplo, los Arapahoes que estuvieron en la compañía de CARRETAS CUBIERTAS. Cuando hablaban de ellos mismos juntaban todos los dedos de una mano para representar un atado de agujas y se golpeaban el tórax con la punta de los dedos significando que ellos eran los pechos tatuados.
Muchas tribus se tatúan, pero los Arapahoes están orgullosos de su manera especial de hacerlo.
Cada muchacho antes de ser considerado un guerrero tenía que bailar la danza del sol.
Esta es una horrible tortura que habla del arrojo y resistencia de los hombres que lo hacen, por supuesto que no se permite ahora que los indios son súbditos de los gobiernos Estadounidense o Canadiense. Pero así era hace unos cuantos años.
Un palillo de madera como de un pie de largo era encajado en la parte de los músculos del pecho masculino hasta atravesarlo completamente saliendo del lado contrario.
El signo de los Arapahoes
Se ataba una cuerda a cada lado del palillo, y se unía a otra cuerda atada a la parte superior de un poste.
El hombre se inclinaba hacia atrás hasta que era sostenido por la cuerda. Y se quedaba así, frecuentemente todo el día hasta que el palillo cortaba la carne.
Se le llamaba la danza del sol, porque durante esta prueba estaba frente al sol moviéndose gradualmente alrededor del poste conforme el sol se movía.
Cuando el palillo había cortado la piel, el médico brujo untaba pólvora en la herida, de modo que cuando sanaba dejaba una cicatriz obscura en el pecho del hombre durante toda la vida.
Esto le daba gran orgullo porque mostraba que él había pasado la prueba de tatuarse el pecho.
La Danza del Sol.
LOS HOPIS
Cuando estuve en los Estados Unidos, vi algo de una tribu de Pieles Rojas, que era completamente diferente. Eran los Hopis que viven en Arizona. No son una tribu guerrera o errante. Construyen casas de piedra para su habitación en los huecos rocosos y en las colinas, en lugar de vivir en teepees.
Al mismo tiempo, tenían sus danzas guerreras y sus armas, pues con frecuencia tenía que defenderse de los ataques de tribus más agresivas.
Ahora cuidan rebaños en los lugares donde pueden encontrar agua o pasto, aunque esto es muy difícil en una zona desértica como Arizona.
La lluvia es la mayor bendición para ellos, así que naturalmente veneran al dios de la lluvia.
También rinden culto al trueno y al relámpago que preceden a la lluvia y al sol que madura las cosechas.
Indumentaria de un Jefe Piel Roja
Visten a la gente para representar a estos dioses y estos dioses temporales bailan danzas maravillosas que la gente admira y aplaude.
En el invierno, tienen un festival especial en honor del sol, pidiéndole que regrese para darles el verano nuevo. En esta ceremonia usan un gran escudo pintado con un raro diseño de diferentes colores, que significan: amarillo el Norte, el rojo, Sur; el blanco, Este; el verde el Oeste y el negro el cielo.
Un Guerrero Indio
Algo sorprendente en los Indios es su resistencia para caminar, van por los bosques, matorrales y terrenos quebrados, con un paso fácil y poco elegante, aparentemente no muy rápido y sin esfuerzo. Pero lo sostienen sin dificultad, sin detenerse ni cansarse, dejando atrás a cualquier buen caminante europeo. Los hombres que no están acostumbrados, empiezan con mucho entusiasmo y se cansan en un corto tiempo.
Otro detalle notable de los Pieles Rojas, es su manera de sentarse. Se sientan con las piernas cruzadas. Para lograrlo, cruzan los tobillos y se deslizan hacia abajo sin apoyarse en las manos y sin darse un sentón.
Cuando quieren levantarse, tampoco se apoyan, sino que inclinándose un poco hacia adelante, y se yerguen desde su posición de sentado. Esto es muy elegante cuando se ha tenido éxito al hacerlo, aunque requiere un poco de práctica.
Una parte muy útil de la herramienta de los indios es su cuerda o reata, su nombre se deriva de la palabra francesa: lárret ó “el sujetador”, llamada así, porque originalmente colgada de la silla del caballo hasta el suelo, con el objeto de que si el Indio desmontaba o se caía, la cuerda le permitiera sujetarlo si se espantaba y trataba de escapar.
La cuerda se usa para muchas otras cosas incluyendo el lazar caballos o ganado.
Los Indios fueron siempre hábiles con el fuego. Había cuatro clases de fuegos: El Fuego del Consejo dentro del teepee con un significado ritual. El Fuego de la Amistad, una especie de fogata para calentar a todos los habitantes del pueblo. El Fuego de Señales usado para señales de humo y el Fuego de Cocinar, muy pequeño hecho de brasas.
Un Scout debe ser capaz de hacer y usar cualquiera de estos fuegos si quiere ser un buen campista.
La tienda India o teepee puede ser hecha por cualquier Scout. He aquí una escala.
Para hacer un Teepee.- Usa un pedazo de yute de ocho pies por 16 pies.
Desde el punto X como centro traza un medio círculo de 8 pies de diámetro.- Marca círculos más pequeños como adorno de los pedazos sobrantes corta dos aletas para el punto P y cóselos. Corta dos aberturas en forma de V de un pie a cada lado de la X y coloca unos bolsillos en las esquinas de las aletas para el punto P para fijar una varilla. Haz el molde en papel primero.

Un teepee Piel Roja

Esquema de un teepee

Los Zulúes
TRIBUS AFRICANAS
Por una u otra razón se ha escrito mucho acerca de los Pieles Rojas de América del Norte y frecuentemente la mitad de lo que se cuenta de ellos o son producto de la imaginación o de información alterada.
Como consecuencia muchos piensan que los Pieles Rojas son los únicos salvajes dignos de admiración.
Esto es un gran error, en diferentes partes del imperio británico tenemos otras razas igualmente nobles con buenas costumbres e ideas.
Les he descrito en The Scout algo acerca de los nativos de los que aprendí un poco en Australia y ahora les diré algo acerca de los nativo de África.
He tenido la buena suerte de vivir con varias de estas tribus, así que mi información no la he sacado de libros, aunque hay tantas razas diferentes en África que es difícil mencionarlas con sus costumbres.
Voy a presentarles principalmente a los Zulúes y algo de los Masai nativos de la costa occidental y sudaneses.
Los Zulúes incluyen varias otras grandes tribus emparentadas con ellos como los Swasis, Matabeles, Basutos, Angones, etc.
Para darles una idea de algunas de las tribus y sus territorios, he aquí un diagrama de África y a pesar de que hay muchas más tribus que viven en el Continente, sólo doy los nombres de las que visité.
Esquema de África , mostrando donde se
 encuentran las diferentes tribus
EN MARCHA
Los Zulúes en marcha son un magnífico espectáculo y yo nunca olvidaré mientras vivía la primera vez que vi un impi (ejército) Zulú en marcha.
De hecho lo oí antes de verlo. Por un momento pensé que era la música del órgano de una iglesia, cuando el maravilloso sonido de su canto llegó a mis oídos desde un valle cercano.
Entonces aparecieron tres o cuatro largas líneas de bronceados guerreros, moviéndose en fila detrás de sus Indunas (jefes) con sus penachos blancos y negros meciéndose, sus faldas oscilando y los assegais (lanzas) destellando en el sol. Sus grandes escudos de cuero elevados al ritmo de su canto.
Un Heraldo Zulú
El Ingonyama Scout tocado con el órgano te dará una buena idea del canto que salía de 4000 brillantes gargantas. En determinado momento cada uno golpeaba su escudo con el Knookerry (garrote) que sonaba como un trueno.
A veces brincaban como caballos o daban una pirueta en el aire exactamente juntos. Era una vista maravillosa y su acoplamiento era perfecto.
Detrás del ejército venía un segundo ejército de Unfaans (muchachos) cargando sobre sus cabezas las esteras enrolladas de pasto usadas para dormir, las almohadas de madera y las calabazas de agua para los hombres.
Estos muchachos, participando en la marcha, viendo las batallas, dando primeros auxilios a los heridos y cocinando, aprendían a ser buenos guerreros más tarde.
Eran los Boy Scouts de su nación.
CAMPAMENTOS
Al llegar al lugar para acampar, los hombres construían sus schermas (refugios de madera diseñados en forma de herradura ancha, para que una compañía de hombres pudiera acostarse con las cabezas debajo del refugio y los pies hacia el fuego).
CACERÍA
Los hombres salían a cazar piezas para comer. Algunos seguirían un venado y escondiéndose en el pasto se arrastraban hasta tenerlo para arrojarle un assegai (lanza), y luego lo rematarían con una lanza de hoja ancha lanzando al mismo tiempo su fiero grito de ¡Chuggu chuggu!.
Otros pondrían trampas atando una cuerda de lianas con una gaza a un arbusto doblado para actuar como resorte.
También un método usual era que algunos hombres formaran un círculo amplio acercándose gradualmente llevando a la presa hacia el centro donde lo mataban con las lanzas.
HACER FUEGO
Los Unfaans mientras tanto recogían madera y agua y encendían el fuego trabajando con las palmas de sus manos. Cocinar era muy sencillo. El mealies (maíz indio) se hervía en un recipiente redondo y se convertía en una masa espesa, mientras que la carne de los animales obtenidos en la cacería se cortaba en rebanadas que eran ensartadas en un assegai hasta que el arma se llenaba de carne. Se clavaba con la punta en el suelo junto al fuego y cuando la carne
se calentaba, se suponía que estaba suficientemente cocinada para comérsela.
INICIACION DE LOS MUCHACHOS
El Induna (Jefe) con algunos de los Ringkops (guerreros), más viejos, que por su habilidad habían ganado el derecho de casarse y de tener propiedad, y que usaban un anillo negro en la cabeza, señal de su rango, recibían a los muchachos de la tribu que habían llegado a la edad de convertirse en guerreros y les daban consejos de cómo comportarse, cómo usar sus armas, cómo atacar a los animales salvajes y les advertían que nunca debían retirarse.
Si regresaban de una expedición derrotados, tenían que entregar sus armas y debían dejar que las mujeres de la tribu les rompieran el cuello, su lema era:
Si seguimos adelante moriremos,
Si regresamos moriremos;
Es mejor seguir adelante y morir".

Luego el médico brujo de la tribu usando un traje fantástico, pintaba a los muchachos de blanco, dándoles a cada uno un assegai diciéndoles que fueran a la selva hasta que se les quitara la pintura blanca y si eran vistos .por alguien durante este tiempo serían muertos.
Aquellos que regresaban habrían probado, siendo capaces de mantenerse vivos, matando la caza con su assegai, y comiendo las frutas y raíces que pudieran encontrar en el bosque, que eran hombres y podían ser admitidos como guerreros de la tribu y recibir sus assegais y escudos de manos de los Indunas.
DISCIPLINA
La disciplina de los Zulúes es muy estricta y la muerte es el castigo para cualquier ofensa contra las leyes de la tribu.
Cuando dos guerreros riñeron por su alimento, y uno de ellos hirió ligeramente al otro, el atacante es llevado ante el Induna para ser juzgado.
El Induna señaló, que al herir a su compañero estaba actuando como un enemigo de la tribu al que no podían permitir la vida. Se lo llevaron y lo entregaron a las mujeres, una de las cuales sujetó su barbilla y la parte posterior de su cabeza entre las dos manos, se paró detrás de él y le rompió el cuello.
CABALLEROSIDAD
Un joven guerrero usaba la melena de un león como penacho, lo que mostraba que había peleado sólo y matado un león con su assegai.
Como consecuencia, el Induna dijo que, como había sido tan valiente frente al peligro, lo volviera a hacer contra un enemigo y por eso sería valioso a la tribu. Su valor, sobrepasó su falta de disciplina y fue perdonado. Durante el juicio los guerreros se sentaron en círculo en el suelo y gruñendo al unísono cada dos segundos como señal de su interés y aceptación de lo que el Induna estaba diciendo. Cuando dio el veredicto de perdón, se levantaron de un brinco y levantaron su mano derecha gritando ¡Inkas! (jefe), para significar su aprobación.
El hombre que había sido perdonado, se hincó delante del Induna, besándole las palmas de las manos que el Induna le había tendido, se levantó de un brinco y gritó ¡Inkos! se trajo el totem y el hombre perdonado, recuperó su escudo y assegai y saludó al totem prometiéndole buena conducta y obediencia a la tribu en el futuro.
SEÑALAMIENTO
Entonces vino la llamada a la tribu con señales de humo, tambores y el sonido del cuerno de koodoo y los hombres inmediatamente se prepararon para entrar en acción.
El Impi (ejército) al desplazarse, lo hacía de una manera especial. Los guerreros jóvenes de pie ligero, corrían en una sola fila agachándose siseando hasta ocupar su posición, mientras que los hombres viejos los Ringkops, formaban lo que se llamaba el pecho del ejército, o sea la parte central sólida que presionaba hacia adelante para dar más peso a la batalla cuando era necesario.
EL RALLY
Así, con el pecho avanzando lentamente en el centro y los dos cuernos de corredores activos a ambos lados, la carga se hacía en forma de herradura con cada hombre gritando con todas sus fuerzas, mientras llegan al punto central como hacemos en nuestros rallies.
LOS MAORIS
Los Maoris son los nativos de ese noble país llamada Nueva Zelandia; en la antigüedad fueron una raza espléndida de valientes y caballerosos guerreros. Tenían muchas de las usanzas y costumbres de otras tribus salvajes, hasta el punto de comerse a otros semejantes.
Cara tatuada de un Maori
Pero también un espíritu bondadoso y humano aún en la guerra.
Sus principales oradores, se dirigían a la gente con elocuencia e ideas elevadas, como algunos de los oradores de los Pieles Rojas y como los jefes a los Zulues (Una vez oí al viejo Mnyamana, que era el primer ministro de Cetchwayo, el rey de los Zulues, pronunciar un discurso que fue comparado con los de Cicerón por un buen juez que lo escuchaba).
Yo he recibido grandes bondades de manos de los Maoris, entre mis tesoros guardo un amuleto de barba de ballena que una tribu me regaló ya que le había traído suerte en la guerra a sus jefes guerreros por cientos de años y ellos ya no lo necesitaban, estando en paz bajo la protección Británica.
Tengo también un pequeño jade Heitikki o mascota, que me dieron en Nueva Zelandia, que si lo uso alrededor del cuello, me hará no morir ahogado. También me regalaron una capa de pasto tejido adornada con plumas, que a pesar de ser una prenda que no llevaría al Piccadilly, es un artículo de vestir muy de moda, en el interior de Nueva Zelandia.
Los Maoris, probaron ser valientes enemigos cuando nuestras tropas pelearon contra ellos en 1867 y hay muchas anécdotas acerca de su carácter noble.
No puedo atestiguarlo, pero me contaron que en una ocasión, los británicos habían rodeado uno de sus campos fortificados apoderándose del único pozo de la región, los Maoris mandaron un mensajero con bandera blanca para decir:
No sé si se han dado cuenta, pero se han apoderado del único manantial de esta región y si no tenemos agua no podremos seguir peleando.
En otra ocasión, me contaron, aunque me parece demasiado difícil de creer, que a la mitad de una gran batalla, los Maoris izaron la bandera blanca. Cuando les preguntaron que si se rendían replicaron:
No, es que se nos acabaron las municiones. ¿Podrían prestamos algunas para seguir?.
No creo esto completamente, pero al mismo tiempo nos ilustra sobre su espíritu de lucha.
EN MARCHA
Su vestido es escaso, una falda corta de fibra y una pequeña capa de pasto tejido.
Sus cuerpos y caras están tatuadas con dibujos. Sus armas son principalmente lanzas con puntas tremendamente afiladas hechas de hueso de pescado, tienen también garrotes, hachas y resorteras para arrojar piedras.
El Tana (ejército), se mueve mandado por el Rangatira (jefe), que lleva con él a su Tobunga (médico sacerdote). El equipo consta principalmente de esteras, comida y unos cuantos utensilios de cocina, es llevada por muchachos sobre su espalda. Ningún hombre carga después de que ha pasado la ceremonia de ser admitido a la virilidad, sería perjudicial para su Mana (dignidad personal). (Los Maoris tienen reglas muy estrictas sobre lo que puede o no pueda hacer).
CAMPAMENTOS
Los hombres hacen pequeñas cabañas o albergues con madera u hojas de palma, sus fuegos los encienden frotando maderas, se cocina en un hoyo forrado de piedras que se calientan con fuego. Las cenizas son sacadas y la comida envuelta en hojas de mate para cocerse.
CACERÍA
Su comida favorita son los loros, cerdos o perros. Los cerdos son salvajes pero se dice que descienden de los cerdos que el capitán Cook y otros exploradores llevaron a tierra para propagarlos.
Para cazar los loros, el cazador usa un loro manso y se esconde cerca de un árbol, levanta un madero largo por entre las ramas, deteniendo el otro extremo donde está su loro. El loro salvaje al oír que el loro manso lo llama, vuela hacia el árbol y camina hacia abajo del madero hasta que llega al alcance del cazador. Una manera bonita y fácil de cazar un pájaro.
Los perros y los cerdos se asan enteros atravesándolos con una barra de madera suspendida en el fuego por dos horquetas.
Los platos y los trastos, llamados para, están hechos de fibras, hojas y pasto largo tejido.
INICIACIÓN
El Tana (príncipe) del Hapu (clan) con alguno de sus Rangatira (jefes) y el Tobunga (sacerdote) se sienta para presenciar la iniciación de los muchachos a la virilidad.
El sacerdote forma a los muchachos en fila y les muestra a horribles demonios enmascarados Tapu luego les enseña lo que deben hacer cuando sean hombres y que cuando hagan algo malo Tapu los castigará.
1. “Pelea valerosamente”. Los muchachos avanzan en línea contra el enemigo pateando y amenazando; el pánico se apodera de ellos y se dan vuelta para huir, se encuentran con Tapu. Se vuelven a formar para ir al paso 2.
2. “Soportar el dolor”. Los muchachos marchan en fila y el sacerdote hiere ligeramente a cada muchacho con un cuchillo. Tapu está junto a él. Si el muchacho abre la boca para gritar, Tapu le meterá la lanza en la garganta.
3. “Cortesía “. Los muchachos formados otra vez. Si un muchacho pasa junto a un Rangatira o un hombre enfermo, sin ofrecer sus servicios, Tapu se cruzará en su camino y con su lanza lo obligará a cumplir con su deber.
4. "Mira lo hermoso de la naturaleza". Si un muchacho mira a su alrededor, y no canta y aplaude de gozo al ver las montañas, bosques, lagos y arroyos, Tapu lo cegará sacándole los ojos con su lanza.

Bastón Ceremonial de Jade, madera tallada, piel y plumas


Cuando llega su turno cada muchacho se adelanta para recibir una lanza del jefe como emblema de su edad viril.
Tapu está cerca del camino con su lanza para detenerlo si no es digno.
El muchacho avanza sonriente y Tapu le permite pasar para ser investido.
TOTE MS
Los Maoris tienen los totems más curiosos, generalmente tallados en madera.
Tienen varios que significan Tapu (sagrado) que realmente simbolizan: “Prohibido el paso” o “no pise la hierba”. Pero como carecen de lenguaje escrito, usan un demonio que asuste. Son gente maravillosamente supersticiosa, creen en demonios que pueden dañarlos y en otros que pueden ‘sacar” a los primeros, si la gente les hace Kow-tow.
Gong de guerra hecho de madera para señales.
SEÑALES
La tribu se reúne al sonar el tetere, una trompeta de madera de 6 pies de largo, que emite un sonido similar al mugido de un buey. El instrumento tiene lados achatados y está ricamente adornado con dibujos Maoris que semejan rollos. El sonido los reúne para el tungarabu (rally). Cada tribu tiene aparentemente un código diferente para mandar mensajes.
Por ejemplo, los Pieles Rojas tienen señales de humo e idioma de señas; los Africanos del Oeste, dialogan con tambores o con signos de hojas; los Hindúes se comunican con marcas en los muros o árboles; los Australianos con maderos marcados; los montañeses usan silbidos; los Sudaneses se llaman de pozo a pozo, etc.
DANZA GUERRERA
Se escenifica entonces una haka (danza y coro) con compás perfecto, juntos con visajes horribles para levantar la moral y llegar a frenesí.
Los guerreros toman sus armas con la mano derecha y formando columnas de dos, proceden a bailar llevando el compás, con un paso saltarín, levantan alto la rodilla, muy alto y al mismo tiempo suben el hombro del mismo lado. Cada 4 pasos, saltan juntos, cantando a coro y golpeando el muslo con la mano izquierda para llevar el compás.
Todo esto mientras hacen caras horribles, tuercen los ojos hacia arriba y sacan la lengua.
JUEGO
Los muchachos juegan el juego del Ti así: A le rueda un arito a B, B tiene que tomarlo antes de que caiga y regresarlo a A. A a su vez tomarlo antes de que toque el suelo. El que falla, pierde un punto. Por turnos ruedan el aro.
Esas son, algunas de las maneras con las que, diferentes tribus salvajes del mundo entrenan a sus muchachos para ser fuertes, ágiles con su mente y valientes de espíritu; para convertirlos en HOMBRES y evitar que sean gañanes.
Y así es como en los países civilizados lo hacemos con el adiestramiento Scout.
ADIESTRAMIENTO PARA LA SALUD
El acampar, por supuesto, la parte divertida de la vida del Scout. Vivir bajo el cielo de Dios, entre las montañas y los árboles, y los pájaros y las bestias, y el mar y los ríos, o sea vivir en contacto con la Naturaleza, teniendo tu propia casa de lona, sus accesorios, cocinarse y explorar, todo esto es saludable y da salud y felicidad que nunca lograrás entre ladrillos y el humo de la ciudad.
El excursionar también, salir al campo, explorar nuevos lugares cada día, es una gloriosa aventura cuando aprendes a hacerlo adecuadamente. Esto lo aprendes siendo Scout.
Te endurece y fortalece de modo que ni el viento, ni la lluvia, el frío o el calor te molestarán. Los tomarás como vengan, teniendo la sensación de seguridad que te permite enfrentarte a las dificultades con una sonrisa, sabiendo que al final, triunfarás. Detrás de cada nube, hay brillo de sol.
Recuerda que cuando acampes o excursiones se espera mucho de los Boy Scouts. Tienes que mantener en alto el buen nombre del Movimiento.

¿ERES UN CITADINO O UN CAMPISTA?
Los citadinos, son los muchachos de la ciudad que tienen su día de descanso en el campo y pueden en su descuido e ignorancia destruir cosechas, dejar rejas abiertas de modo qué los borregos o el ganado se pierdan y causar dificultades a los granjeros para volverlos al redil.
Agitando banderas, corriendo o gritando alarman a los rebaños y hatos y provocar una estampida, quitan tramos de cerca o trozos de madera para hacer fuego; encienden el pasto seco por maldad o descuido causando incendios y cuando se van del terreno donde acampan dejan basura.
Así no se comportan los Scouts, quiero que todas las tropas bisoñas recuerden esto y que mantengan el buen nombre de los Scouts entre los granjeros, entendiendo sus necesidades y dejando el terreno tan limpio como lo encontraron.
Esto, después de todo, es lo que todo campista hace. Se esmera en no dejar rastro en el lugar donde acampó, por el hábito de no dejar huellas que un enemigo pueda seguir; es siempre cuidadoso con la fauna cercana y cuida especialmente que su fogata no provoque que el fuego prenda los arbustos cercanos por temor a un incendio.
Es evidente que el público sabe que los Scouts hacen esto; he leído en un periódico la sugerencia de que el público en general cuando va al campo debiera comportarse como hacen los Scouts en cuanto a la limpieza de su campo.
El autor sugiere también que los Scout pueden hacer su buena acción para con el campo enterrando las bolsas de papel y la basura que dejan los paseantes en los parques.
He sabido de Scouts que ayudan a los guardianes de los parques citadinos a limpiar después de alguna fiesta, si hicieran lo mismo en los distritos del medio rural, ayudarían a los residentes y ganarían un punto bueno más a favor de los Scouts.

¿HA MUERTO EL ARTE PRIMITIVO DE ACAMPAR?
¿Para qué aprender campismo y el arte de los bosques cuando el mundo está tan civilizado que nunca habrá ocasión de practicar este arte primitivo?
Esa pregunta me la han hecho.
¿Está el mundo tan civilizado? Conozco docenas de países, donde hay miles de millares de millas de terreno inexplorado y también igual número de millas donde la vida animal abunda llena de oportunidades para jóvenes que tienen el espíritu al aire libre y saben cuidarse a sí mismos.
En una ocasión me dijeron en un periódico que el Movimiento Scouts es militarista porque sugerí que todo Scout que tenga oportunidad debe aprender a disparar.
Cuando dije esto pensaba mayormente en Scouts que, al crecer y salir a conocer algo del mundo, se encontraran de pronto frente a un animal salvaje de los que abundan.
Oigan esta noticia de la India, nos comenta que durante un año, 20,273 personas murieron al ser atacadas por serpientes (mientras 58,416 serpientes fueron muertas).
Se mataron 1,518 tigres, pero antes 1,162 personas habían muerto por sus ataques. Los leopardos mataron a 469 personas y 5000 leopardos fueron muertos. Los lobos mataron a 394 personas y 1,941 lobos fueron muertos. 2,485 osos fueron muertos y ellos mataron a 118 personas.
Así que verán que vale la pena saber matar antes que ser muerto si van a la selva. Qué tonto sería si te encuentras de pronto ante un león y no sabes disparar. Los datos anteriores son sólo de la India, pero hay peligros similares en África y otros países del mundo.
Si echamos una mirada al mercado de pieles, sabremos lo que sucede en cuanto a cacería en los Estados Unidos y Canadá.
En un año, entre muchas otras clases de pieles, se vendieron las siguientes: 12,000 pieles de foca, 1’200,000 de ardilla, 2,000 de oso, 550,000 de mapache, 4,600 de reno, 1’275,000 de nutrias, 300 leones americanos, 31,000 de gato salvaje, 90,000 de zorro rojo, 70,000 lobos, (¡y 28,000 de gatos caseros!) y miles más de diferentes clases, incluyendo 140,000 pieles de perro provenientes de China.
Así que todavía hay lugar para los tramperos y cazadores.
En la lista que aludo, se vendieron 157,000 pieles de conejo provenientes de Holanda y Bélgica, que produjeron ganancias por un cuarto de millón de libras esterlinas de pieles de conejo.
He aquí una oportunidad para los criadores de conejos.

¿TODAVÍA PUEDES ESCALAR?
Hay una montaña maravillosa en Río de Janeiro, Brasil, formada por roca granítica en una posición tal que domina la bahía y toda la ciudad. Parecía un lugar imposible de ascender y los pocos que se habían aventurado a hacerlo, no habían llegado muy alto, hasta que un día un marino Británico cuyo barco estaba de visita en el puerto, hizo el intento sin llamar la atención y erigió la bandera inglesa en su cima 
Las autoridades locales, naturalmente se molestaron al ver una bandera extranjera allí y mandaron bajarla. Pero lo primero que tenían que hacer era subir por ella y fracasaron.
Lo intentaron una y otra vez, sin éxito, hasta verse obligados a pedirle al Almirante Británico que le pidiera al marino que fuera tan amable de repetir su hazaña y bajara la bandera, a lo que él accedió. Este muchacho había establecido un récord que nadie podía batir.
Me temo que records similares fueron establecidos por muchachos traviesos en otro lugar. En el colegio de Eton hubo expectación, causada porque fue colocada una sombrilla en la torre del reloj por un espíritu travieso; y en Dundle, uno de los muchachos escaló la enorme torre de la iglesia y dejó su sombrero en la veleta.
El director no tuvo dificultad para encontrar al protagonista y le dio media docena de azotes por su travesura, y luego un billete de diez chelines por su audacia.
Se necesita un poco de audacia, serenidad y un algo de práctica, además de fuerza y equilibrio para lograr una hazaña como esa. Al mismo tiempo, para los que logran, hay un sentimiento de triunfo glorioso cuando ha coronado su esfuerzo.
Un amigo mío, oficial de alto rango, es muy aficionado a escalar chimeneas altas y torres de iglesias, como pasatiempo en su tiempo libre, y es muy bueno haciéndolo. Una vez ascendió a una chimenea en Darlington que necesitaba una reparación en la parte superior, y disfrutó tanto de la altura que se sentó durante varias horas a fumar y a admirar el paisaje. Los trabajadores de abajo, pensaron que había terminado su trabajo y se había ido a su casa desde horas antes, encendieron la chimenea y el calor hizo ascender humo que lo tomó de sorpresa y casi lo ahogó, giró súbitamente y estuvo a punto de caer del andamio al remate de la chimenea, hasta que con mucho esfuerzo pudo subir al andamio de nuevo.
Entonces quitó unos ladrillos de los que había colocado y los dejó caer por el tubo para avisar a la gente que todavía estaba allí. Ellos entendieron y apagaron el fuego y así pudo bajar.
Podría pensarse que esto le quitó el gusto por escalar, pero a la siguiente semana se enteró de que un pararrayos colocado en el pináculo de un edificio necesitaba componerse, así que subió e hizo la reparación. Su entusiasmo seguía incólume.
El equilibrio es lo más importante en la ascensión de rocas y montañas y puede practicarse de varias maneras de antemano, para estar seguro de poder hacerlo.
El juego de saltar de piedra a piedra que juegan los Lobatos es muy útil para enseñar a poner los pies exactamente donde los quieres sin perder el equilibrio y caer al agua. No necesitas tener agua, poniendo mosaicos o pedazos de cartón, libros o algo semejante en el piso a buena distancia, pero no en línea recta, puedes avanzar fácilmente pasando de un punto a otro sin perder el equilibrio.
Danzando a solas, paso a paso es también un buen ejercicio para lograr equilibrio.
Otra manera de practicar equilibrio es caminar sobre un riel o una barra de ancho similar. Se puede poner en el suelo primero y levantarse unas cuantas pulgadas cada día hasta que puedas caminar sobre ella a altura de varios pies sobre el suelo.
Al principio te parecerá difícil, pero después de un tiempo, podrás hacerlo con mucha facilidad y entonces sabrás que has aprendido a mantener el equilibrio, especialmente cuando has llegado a la etapa de poder hacer algunas bromas, como hizo una compañía de Guías hace poco, en una demostración cuando caminaban y daban vueltas sobre un tablón haciéndonos creer que caerían.
Una prueba muy común para un escalador joven es caminar sobre una cornisa, es más o menos a lo que te enfrentarás en una montaña, sólo que en lugar de estar a 4 pies de altura estarás a 400.
Práctica de esta clase es necesaria antes de convertirte en escalador, y hay muchos buenos escaladores, aún entre muchachos y muchachas.

ATRAPANDO LA ARDILLA
Una vez vi a un muchacho cazar una ardilla en un árbol ,¡y atraparla!. No era un muchacho inglés, sino un nativo del Sureste de África Central. Aparentemente la ardilla era para él, lo que una barra de chocolate es para ti. Vio la ardilla en un árbol separado de otros. Preparó su hacha, se la colocó en el cinturón subió al árbol en lo que yo creí ser un acoso inútil.
La ardilla subió a las ramas delgadas de la copa, donde el muchacho no podría alcanzarla. Sin embargo, el muchacho subió tanto cuanto el árbol podía resistir su peso y agitó la rama donde estaba la ardilla.
Esto la hizo brincar a otra rama y fue brincando de rama en rama, hasta que vio un refugio donde esconderse.
Su refugio era un largo rollo de corteza en la horqueta de una rama. 
Había sido puesta por los nativos con el mismo fin con que nosotros ponemos cajas para nidos de pájaros, sólo que en este caso se trataba de atraer abejas para que hicieran su panal.
El señor ardilla se metió y se escondió ahí. El muchacho llegó a ese lugar rápidamente y quitándose su única pieza de vestimenta tapó la boca de la colmena para impedir que la ardilla se saliera; bajó con su envoltorio al suelo y así consiguió su chocolate.
El admitió que era una suerte que la colmena no hubiera estado ahí, pero aunque no fuera así, hubiera conseguido su presa, porque a final se hubiera cansado de huir quedando asida a una rama e inmóvil, donde podía matarla arrojándole su hacha. Esto significaba trepar mucho de parte dcl cuerpo, pero él era un experto y dijo que sabía trepar desde que tenía memoria y siempre había cazado ardillas; era tan divertido. ¿Me pregunto cuantas ardillas podríamos atrapar tú y yo si empezáramos a perseguirlas trepando?.

CADA SCOUT, UN ESCALADOR
Hace algún tiempo, la medalla de bronce de la Real Sociedad para la Prevención de la Crueldad a los Animales, fue conferida a un Boy Scout de Sheffield por subir a un árbol para rescatar a un gato.
¿Piensas que me caeré?

El gato aparentemente había subido y tenía miedo de bajar. El árbol tenía 70 pies de altura y era difícil de escalar. Pero el Scout no se desanima ante las dificultades y aunque se tardó tres cuartos de hora, lo hizo con éxito finalmente.
Me alegra muchísimo que alguien de nuestra Hermandad, se distinga así, es un magnífico ejemplo. Quiero ver a más Scouts escalando. Es un gran deporte y mientras más lo domines, encontrarás que te hace crecer y te fortalece de una manera que ningún otro lo hará.
Les he dicho muchas veces que hombres tan espléndidos son los Zulúes, pero es curioso el que a pesar de tener fuertes músculos en las piernas y muslos y el pecho desarrollado, los músculos de los brazos y la espalda no están tan bien desarrollados y sus manos son pequeñas. Esto es a causa de que caminan y corren grandes distancias. Hacen poco trabajo con sus brazos y manos. Verás la diferencia con nuestros marineros y artilleros. Ellos tienen grandes brazos, y sus puños y muñecas son grandes también gracias al continuo ejercicio de tirar de cuerdas y levantar grandes pesos.
Aquí es donde entra el escalar, no todos podemos ser marinos, pero sí izarnos hacia arriba y hacia abajo al escalar.
Han oído hablar del hombre en los Estados Unidos que es llamado La Mosca Humana. El intenta ascender al frente de cualquier edificio, sin importar su altura. Dice que su éxito depende de la fuerza de sus dedos. Los ha ejercitado a tal extremo que puede colgar todo el peso de su cuerpo simplemente haciéndose de cualquier piedra o tubo de desagüe.
Entonces, el escalar no es sólo una diversión y un gran medio para desarrollar músculos, sino puede ser muy útil para servir a otras gentes o gatos. Y ahí es donde comienza su utilidad.

FOOTBALL
Es un gran juego para hacerte fuerte y activo, además para tener buen carácter.
El football evidentemente es el más atractivo de los juegos del mundo, ya que enormes multitudes se reúnen para verlo.
Pero al verlo no tienen nada de divertido comparado conjugarlo tú mismo. Odio ver a alguien hacer lo que creo que debe hacer por mí mismo y espero que así piensen del football todos los Scouts que es un juego para jugarse, no para mirar.
Cuando niño, practiqué la mayoría de los juegos, cricket, tennis, remo, natación y carrera, pero el football fue el que me gustó más.
Creo que lo disfrutaba porque a pesar de que recibes algunos golpes fuertes, y te cansas jugando, lo haces por el honor y la gloria de tu equipo, más que por la de ti mismo.
Eso es lo que pienso que los Scouts disfrutan en el Escultismo. Se están ganando fama para su patrulla (o sea para su equipo) más que para ellos y cuando practican un juego y trabajan o luchan con esa meta, no sólo van a tener éxito, sino van a disfrutarlo mucho más que si buscaran la gloria para ellos mismos.
¡La alegría del Futbol!


FOOTBALL BAJO FUEGO
En la Primera Guerra, una vez estuve en uno de los puestos de observación mirando a nuestros cañones bombardear las trincheras enemigas.
En la madrugada desde un reducto, los alemanes arrojaron grandes bombas a nuestras posiciones, así que el Comandante Inglés, decidió que iba a castigar ese reducto.
Se dieron órdenes a algunas baterías de dirigir su fuego a determinada hora contra el reducto alemán, y sus oficiales de observación se adelantaron hasta un puesto de vigía que dominaba la posición enemiga. Desde ahí veían dónde caía cada tiro, y podían corregir la puntería comunicándose por teléfono con la batería.
Me senté con ellos mirando con mucho interés el estallido de los obuses que volaban sobre nuestras cabezas como interminables trenes express y aterrizaban en el lugar con un rápido flamazo, una explosión de humo y lodo y un rugido iracundo. Era un espectáculo fascinante.
De pronto me atrajo la mirada un movimiento en nuestras trincheras. Algunos de nuestros hombres corrían hacia adelante saliendo del bosque.
Ajá, pensé, vamos al ataque.
Pero no, los hombres corrieron de regreso y volvieron a correr hacia un lado. ¡Entonces para mi asombro vi que jugaban football!.
Sabían que bajo ese ataque, el enemigo no se atrevería a asomar la nariz fuera de las trincheras, así que aprovecharon la oportunidad para hacer un poco de ejercicio para calentarse.
No sé quién tuvo la visión de traer un balón a los trincheras; yo creo que había un Scout practicando su lema de Siempre Listo para cualquier posibilidad, aún para jugar football en las trincheras.
Recuerdo un caso similar, hace muchos años en Kandahar. Fuimos ahí con equipaje limitado, vino una helada y un pequeño lago cercano a la ciudad, se congeló y el hielo pronto fue suficientemente grueso para soportar una persona, se cubrió de soldados y oficiales Británicos que se pusieron a patinar. El misterio era: de dónde sacaron los patines.
Pienso que muy pocos hombres que van a servicio a las cálidas llanuras de la India, llevan patines de hielo, y si los tuvieran viajando con tan poco equipaje para acampar en Afganistán, no los llevarían. Pero sí los llevaron.
CÓMO USAR EL TIEMPO EN QUE DUERMES
Un muchacho que disfruta de la vida, de sus juegos y distracciones gruñe cuando llega la noche y piensa que es una pérdida de tiempo tener que ir a dormir ocho o diez horas de cada veinticuatro.
Parece raro cuando tenemos cincuenta años que hayamos gastado de dieciséis a dieciocho horas durmiendo, ¿pero las gastamos?.
Si trabajas y juegas intensamente durante el día, estás gastando muchas fuerzas y la máquina que te mantiene (o sea tu corazón) necesita de sangre fresca para mantenerse trabajando con fuerza apropiada. Así que tienes que detener el trabajo y quedarte quieto mientras eso sucede.
Pero nueve de cada diez personas olvidan que para tener sangre fresca los pulmones necesitan aire puro, ¡y bastante!.
Si te acuestas en un cuartito encerrado, posiblemente con la cabeza debajo de las sábanas, tus pobres pulmones sólo tienen aire de segunda mano para mezclarse a tu sangre. Consecuentemente tenemos una mezcla débil y tu celebro y tu cuerpo están mal alimentados y al día siguiente tu energía no es muy grande. Te cansas de jugar y el trabajo te aburre. No estás enfermo, pero no disfrutas de la vida.
Si una noche tras otra llega sangre pobre a tu corazón y tus arterias, gradualmente te debilitas hasta convertirte en una criatura lenta y pobre. Hay sin embargo, un remedio fácil y rápido.
En lugar de debilitarte, podrías fortificarte, haciendo uso de tu tiempo de dormir para tener buena salud y fuerza cada noche. Se hace simplemente abriendo tu ventana arriba y abajo, y dejándola abierta. Deja entrar el aire fresco mientras estás cómodamente dormido entre los cobertores. Se dice que es una señal de salud en un perro, el tener la nariz fría. Yo creo que lo mismo pasa con un muchacho, si cuando se despierta en la mañana se encuentra con los dedos de los pies calientes y nariz fría. El va en camino a ser saludable.
Yo lo hago mejor. Abro mi ventana en la noche pero sólo para salir porque mi cama está afuera en el balcón. No le pido al aire fresco que entre, salgo a dormir en él. No dormí dentro de una casa durante ocho años y nunca me sentí mejor, lo que es más, nunca estuve resfriado.
Recuerdo el primer campamento Scout que tuvimos, había un muchacho que era mandadero de una herrería, él me dijo tiempo después que si no hubiera aprendido nada más en ese campamento, cuando menos habría aprendido a dormir al aire libre. Cuando regresó a su casa se lo contó a sus padres. Al principio le respondieron: No gracias, no es para nosotros. Nos moriríamos del resfriado.
Después de algún tiempo sin embargo, los persuadió de dormir con las ventanas abiertas y no las han vuelto a cerrar desde entonces, así que aquí tienes un lema:
Dedos de los pies calientes y nariz fría,
buena salud y ninguna dificultad”.


RUTINAS DE PAYASO
Cuando hice de payaso en las pantomimas de mi regimiento, aprendí a saltar a través de una ventana o de la carátula de un reloj pintado en un telón. A veces me clavaba en línea recta y otras dando vueltas. Ambas les gustaban al auditorio y eran fáciles de hacer una vez acostumbrados. Pero como todo lo demás necesitan mucha práctica constante al principio.
El clavado recto

El clavado recto era casi como echarse un clavado para nadar, sólo que un poco más de lado que sobre el estómago. Y por supuesto tenían que recibirse del otro lado con una sábana, o en los brazos de compañeros listos detrás de telón.
La voltereta era mucho más difícil, tienes que doblarte arqueándote para poner la cabeza junto a los talones para atravesar la carátula del reloj.
Saltando a través del reloj

Lo primero que se practica es el clavado y la vuelta a través de un aro de madera sostenido a un pie sobre encima del suelo.
Empieza a aprender el clavado y vuelta, cuando ya eres bastante bueno para la vuelta. Entonces te sostienen una tira de madera horizontalmente como a un pie de altura de la colchoneta. Caminas hacia ella, pones las manos hacia adelante sobre la madera y te dejas caer el ella escogiendo la cabeza y ruedas. El peso de tu cuerpo debe descansar en las manos, no en la espalda ni en la cabeza.
Esto será fácil con un poco de practica, cuando mejoras y lo haces rápido levantas la altura de la tira.
Después de un tiempo, párate en un banquillo para dar una mayor caída y finalmente en una silla.
Luego puedes atreverte pasando por un aro mantenido alto, y cuando lo hagas cómodamente pon papel en el aro y pasas a través de él.
Otro salto que puedes intentar

Un buen truco es dar un clavado largo pasando sobre otros muchachos hincados en la fila, con la cabeza agachada. Por supuesto que brincas solamente uno primero y luego vas añadiendo más y más.
Cuando yo estaba en la escuela inventé un salto al que llamé La Foca. Corría hacia una mesa, me deslizaba sobre el estómago daba un salto y terminaba en un pie sobre el suelo.
Era muy vistoso y bastante fácil una vez que sabías cómo.
Todas las cosas que les he estado diciendo son sólo el principio y toda la rutina de payaso. Puedes hacerlas sólo o en combinación con otros actores.
Algunos muchachos son más ágiles que otros, si tu tienes este don, te ayuda mucho en las rutinas.
Yo acostumbraba a hacer el truco de ponerme en cuclillas en el suelo y colocar una pierna sobre la parte de atrás de mi cuello. Se veía estupendo. Lo hacía en una actuación una noche ¡y me quedé atorado! así que le dije en voz baja a la muchacha que actuaba conmigo:
6tira de la pierna por amor de Dios, tira de la pierna.
Ella me mal interpretó y pensó que tenía que bromear y dijo:
Bueno que hace un tipo así sentado. ¿A qué le juegas, al mono con dolor de muelas, o a qué?
No me ayudó en nada ni me animó, hasta que se dio cuenta del problema y finalmente pude salir.
También solía encogerme hasta formar un bulto pequeño y por eso me llamaban porta mantas. Es muy útil cuando trata uno de esconderse en una caja o en una bolsa, o si tienes que ser echo un paquete o sacado de escena por tu compañero.
Hay algunos trucos fáciles con sillas, que son muy vistosos y bastante fáciles con un poco de práctica.
Las sillas usadas en los circos son fuertes y están bien construidas siendo por lo tanto más fáciles de usar.
Un truco que yo hacía era pararme entre dos sillas colocadas respaldo a respaldo, y saltar con ambos pies al primer travesaño, luego al asiento, y luego al travesaño del respaldo, finalmente al tope; cuando menos esta era la idea pero nunca llegué al tope. Eso necesitaba mucha práctica.
Bueno, ahí es donde se fallaba en muchos trucos. No tendrás éxito si no te pegas a ellos y sigues practicándolos hasta vencer tus dificultades.
¡Hola! ¡Aquí estamos nuevamente!

Otro truco con las sillas que no es difícil es la caída.
Siéntate en la silla con los brazos extendidos al frente. Balancea la silla hacia atrás y hacia adelante hasta caer ya sea para atrás o adelante. Para caer hacia adelante extiendes los pies hacia el frente y la cabeza hacia atrás, así caes sobre tus pies, das una rápida voltereta y terminas parado.
Para caer hacia atrás llevas tus pies hacia atrás a ambos lados de la silla e inclina la cabeza hacia delante. Caes sobre los pies y haces un salto rápido hacia atrás.
Para hacer realmente espectacular la caída, debe hacerse desde una silla colocada sobre una mesa pequeña. Cuando ya eres bueno haciéndolo, la silla puede colocarse sobre una segunda silla, encima de la mesa. Esto es un acto aparentemente tremendo, pero realmente bastante sencillo, porque se hace de la misma manera, cayendo sobre tus pies pero dando una vuelta tan rápida, de tal manera que parece que caíste encogido.
Voy para atrás

Para este truco necesitas sillas especiales y una mesa de tamaño adecuado para que se sostenga unas a otras. La superficie de la mesa es de 22 x 22 pulgadas y aproximadamente de 32 pulgadas de alto. El asiento de la silla inferior de 16 x 16 pulgadas y 18 pulgadas de alto. El asiento de la silla superior 14x 14 pulgadas y18 pulgadas de alto.

6

Pull my leg en inglés quiere decir tírame de la pierna o hazme una broma
(N. del T.)


¿QUÉ HAY DE LA NATACIÓN?
Todo Scout debe aprender a nadar. He conocido muchos que aprender a la primera; otros se tardan más. Eso me pasó a mí, yo no pude al principio hacerlo. En lo profundo de mi corazón creo que realmente el agua me disgustaba un poco, pero un día, me hice el ánimo y me encontré nadando bastante bien.
"Tomasito ve a todos felices, pues se echan al agua y saben nadar, pero él, infeliz, no sabe y no se puede echar"

Yo había hecho demasiado esfuerzo y había luchado tensamente, pero aprendí que lo mejor era tomarlo lentamente y con calma, ocasionalmente bajar y bucear con los ojos abiertos. El agua me llegó a gustar y nadar en la superficie resultó bastante fácil. Algunos muchachos que tienen un poco de miedo al agua dicen:
¿Para qué sirve nadar? Mi trabajo o mi diversión no me llevan en esa dirección.
Bueno es muy divertido meterse al agua, pero mucho más si incluye nadar. Que tonto se ve el muchacho que tiene que caminar por agua poco profunda sin poder reunirse con sus amigos en sus viajes al mar o al río.
Pero hay algo más que diversión en esto. Si vas a remar o a velear, no eres justo con tus compañeros que no sepas nadar. Si el bote se voltea y todos saben nada no hay problema; pero si alguien no sabe nadar, los otros tienen que arriesgar sus vidas para mantenerlo a flote.
También pude suceder que veas a alguien ahogándose. Si sabes nadar, te metes, lo sostienes de la manera adecuada y lo llevas a la orilla; y habrás salvado la vida de un ser humano, ¿pero si no sabes nadar? Entonces pasas un mal rato. Sabes que deberías hacer algo mejor que gritar pidiendo ayuda, mientras otro ser humano esta luchando por su vida y debilitándose gradualmente ante tus ojos.
No lo voy a describir, es una horrible pesadilla, y será más terrible para ti por el resto de tu vida, cuando pienses que tuviste parte de la culpa de que el pobre muchacho se ahogara ¿Por qué tu culpa? Porque si hubieras sido un verdadero Scout, habrías aprendido a nadar y hubieras sido capaz de salvarlo.

APRENDIENDO A NADAR EN 15 MINUTOS
Trata de arrastrarte en la superficie del agua. Eso lo dice una autoridad, y él garantiza que en menos de un cuarto de hora una persona que no había aprendido nunca antes podrá nadar.
Esto está muy de acuerdo con lo que dije en Scouting for boys, donde aconsejo a los principiantes que traten de nadar como un perro, así se aprende en Australia y en los Estados Unidos. Es una buena cosa practicar en seco, primero poniéndote boca abajo y golpeando ligeramente el suelo con cada pie alternativamente. Luego si puedes tomarte de la orilla de una alberca practica tomando el agua debajo de la palma de tu mano y trayéndola lentamente hacia ti.
Pero la mejor práctica se obtiene en el agua tomándote de la escalera de la alberca con las manos y pataleando, manteniendo las piernas como el cuerpo tan rectos como sea posible, en muy poco tiempo puedes soltarte de una mano y usarla en el agua también.
Luego, partiendo de la escalera de frente al agua, lánzate suavemente hacia ella con el cuerpo y los brazos rectos y las rodillas duras y trata de arrastrarte por la superficie.
Es mejor hacerlo en agua ligeramente honda, para no intentar bajar una pierna y usar el suelo para detenerte.
Para un bañista tímido es útil que un amigo lo ayude desde la orilla sosteniéndolo ligeramente, manteniendo una tira de madera debajo de su pecho. Algunas veces también ayuda a darle confianza el que la superficie del agua esté al nivel de la orilla y no abajo de ella.
Así que, adelante amigos que no han podido sacar PRIMERA CLASE porque no saben nadar. Pueden aprender en un cuarto de hora, silo intentan, deslizándose sobre la superficie del agua como lo he descrito.
Un día conferí la Cruz de Plata del Valor por salvar una vida, a una Dirigente Scout, la señorita Woderhouse y la Cruz Forjada a uno de sus Scouts, Cole, porque entre ellos habían salvado de ahogarse al Rover Mate Powell.
Lo que me gustó especialmente del caso, además del valor y la prontitud de la Dirigente Scout y del Scout, que el hecho de que todo se hizo con disciplina Scout, todos se comportaron bien e hicieron la cosa adecuada.
Los Scouts se estaban bañando con las precauciones adecuadas y la señorita Wodehouse y el Scout Cole actuaban como salvavidas. De pronto vieron a un bañista en apuros, lo rescataron rápidamente, lo sacaron de la manera adecuada, lo llevaron a la orilla y le dieron respiración artificial.
Mientras los otros Scouts, en lugar de gritar y dc correr, callada pero rápidamente, asumieron sus deberes sin que nadie se los dijera. Uno fue a llamar a un doctor, otro consiguió cobijas y botellas de agua caliente y el resto formó un círculo para mantener atrás a la gente.
Todo esto se reflejó en un gran crédito para los Scouts y su jefe.
Ella modestamente pensó que no debía recibir la Cruz de Plata, si el que la ayudó en el salvamento no la obtenía también, pero le señalé que toda la responsabilidad descansaba sobre sus hombros, tuvo la iniciativa de rescate, y ella tomó el mayor riesgo. Suponiendo que ella se hubiera cansado y hundido, nadie la hubiera salvado. Si el muchacho se hubiera hundido no estaría en gran peligro porque ella podía rescatarlo.
En fin, merecía la Cruz de plata y se la ganó por ayudar a salvar la vida de un camarada, ya que se había tomado el trabajo de aprender a nadar.
¿Qué opinan los que leen esto?
 
NADANDO COMO SAN PATRICIOUNA PESADILLA DE NAVIDAD.
-¿Puedes nadar como San Patricio?, Me preguntó una voz dominante detrás de mí.
-Sí, seguro que sé nadar, pero no como San Patricio. ¿Nadaba de pecho, con traje y todo eso?.
-Sí.
-Ah, entonces yo puedo nadar como San Patricio, ¿Por qué?
-Bueno entonces si atraviesas ese arroyo como San Patricio ganarás 100 libras esterlinas. Si tú fallas tendrás que rodarte 10 veces sobre una cama con puntas afiladas ¿Lo harás?.
¿Nadar ese arroyito por 100 libras esterlinas?.
-De acuerdo. Cuentas conmigo ¡No faltaba más! y empecé a desvestirme.
-Sí, dijo la voz otra vez, Pero como San Patricio.
-Bueno, está bien; nada más de brazada, de pecho, sin flotar.
-Sí. Pero como San Patricio; él nadó con la cabeza dentro de la boca. Y si tú no lo haces te esperan las puntas afiladas.
-¡Dios mío!
-Pero si San Patricio lo hizo, ¡por qué yo no!
Sintiéndome muy enfermo y temblándome las rodillas empecé a tratar de meter la cabeza en la boca, si nunca lo has hecho, ¡inténtalo y verás lo que tuve que pasar!.
Por supuesto que tienes que abrir las mandíbulas hasta el extremo y girar la barbilla; aunque lo hagas tan fuerte como puedas, no tienes el apoyo necesario. Así que volteas la cabeza y lo intentas del lado contrario.
Hice todo eso y realmente pensé que iba a morderme el cuello ¡pero no resultó!, (quiero decir el truco, no la cabeza). Luego pensé que con una vuelta de mi cuello lo lograría. Le di unas vueltas de tornillo, pero todavía no pude morderme la cabeza. Se me ocurrió una idea, voltearme de dentro hacia afuera, como un guante.
Yo creo que con esto hubiera triunfado, pero a la mitad del experimento, me dio pánico pensar qué sucedería si fallaba. ¡Qué tal si se me atoraba la piel a la mitad y tenía que rodarme en la cama de púas!
¡Mi pobre carne! Por primera vez el miedo se apoderó de mí, se me vino el corazón a los pies y comencé a correr con la cabeza enredada en la piel; y me encontré corriendo a través de una pantano; se me hundían los pies más y más a cada paso.
Luché, peleaba por la vida y me hundía más y más, paralizado. Traté de gritar, pero solo emitía un ronco grito, y ... desperté.
Pero todavía me pregunto si es posible nadar como San Patricio.
Nadando como San Patricio
CÓMO ME HICE SCOUT MARINO
El ser Scout Marino, es mejor que acampar para volverte hábil y resistente, además de más peligroso, está lleno de aventuras, y te diviertes mucho.
Cómo me hice Scout Marino —Así fue:
Éramos cinco hermanos y entre todos dueños de un velero de 10 toneladas.
Por supuesto que era la mejor embarcación del mundo, o cuando menos eso pensábamos y en realidad no era malo. Sus acciones lo probaron; la usamos de muchas maneras, para pescar en primavera, para navegar en verano, para jugar carreras en otoño y para ver fauna acuática en invierno.
Estábamos en él siempre que teníamos un día libre, en cualquier época del año, en cualquier punto de la costa de Inglaterra. Y el viejo barco siempre estuvo a la altura de las circunstancias.
El hermano mayor, W había sido marino y conocía bien la navegación y los demás aprendimos de él. Aprendimos no sólo a navegar, sino a atender el barco, doblar velas, maniobrar, pintar el barco, lavar la cubierta, limpiar, reparar la madera y demás. Por supuesto éramos capaces de cocinar tan bien como de nadar. 
Si, y todos, exceptuándome, eran muy buenos nadadores.
Recuerdo que un día al anclar en Haslar Creek, ¡apuntase atoró en la cadena del muelle, en el fondo.
¿Qué haríamos?
¿Emplear un buzo y aparatos para bajar a liberarla?
No teníamos dinero.
¿Cortar el cable y dejar el anda? Tampoco podíamos costearla.
Así que mis hermanos se detuvieron, bajaron por el cable, estuvieron mucho tiempo bajo el agua, salían como focas a respirar un poco de aire fresco y volvían a sumergirse.
Esto se repitió una y otra vez. Pero finalmente todos emergieron con una amplia sonrisa.
¡Todo bien!
Mi trabajo mientras tanto era preparar chocolate caliente y toallas ásperas calientes para todos; muy pronto estuvimos de nuevo navegando sin preocupación.
Liberando el ancla

¡Sí! la bahía de Portsmouth con su arroyo Haslar era nuestro escondite favorito. Cómo disfrutábamos al izar la bandera a las 8 en punto y cuando se tocaba silencio a la puesta del sol.
Cuando los barcos de guerra hacían sonar sus cornetas, sonábamos nuestra sirena de niebla y continuábamos con nuestra imitación de su saludo ceremonial. ¡Qué delicia era para los vecinos uniformados el hacerse de lado para recibir a nuestro capitán, W que había saltado a tierra para comprar huevos frescos y repollo!.
El Scout Marino

¡Cómo nos divertían los mullet también! Son unos peces grandes, muy sabrosos, pero muy tímidos y difíciles de pescar. Solíamos atraparlos saliendo a popa armados con un tridente, mirábamos bajo el poste de estribor de alguno de los viejos cascos de buque anclados en la bahía, para sorprender algún mullet que comía en el fondo. Cuando veíamos un brillo plateado asomado entre las algas, con un golpe del tridente conseguíamos un rico pescado para el desayuno.
¡Qué maravillosa pesca hacíamos en el mar!.
Recuerdo los días con el bagre y el whiting de Portland y con la macarela en la caña mientras navegábamos con la vela delantera, alejándonos de las Islas Farne.
Ahí también nos divertimos con los patos salvajes; también navegamos mucho por la Bahía de Christ Church cazando las aves acuáticas; hacía mucho frío cuando nos tendíamos en cubierta, bajo la vela de popa, con la nariz asomándose y el rifle listo para disparar tan pronto como levantaran el vuelo.
El Scout Marino es un tipo alegre

En las aguas de Southampton también pasé muchos días felices en el pantano, usando unas tablas como patines para evitar hundirme en el lodo y arrastrándome por los canales de agua poco profunda donde antes había detectado un pato o gallareta. Eso era ¡ESCULTISMO! Desgraciadamente para el resto de nosotros, el capitán tuvo la idea de que podíamos hacer fortuna algún día, salvando un barco en apuros; así es que cuando había mal tiempo en vez de cobijarnos en la bahía, decidía ponernos en camino hacia el mar para buscar barcos en apuros.
A mí me gustaba la idea de ayudar a otras personas en apuros, pero en esa época no veía por qué debíamos mal pasarnos para hacerlo.
Yo pensaba todo esto pero no me atrevía a mencionarlo, W era estricto en su disciplina.
Yo lo aprendí cuando en mi primer intento de hacer sopa de chícharos para la tripulación del barco, omití ponerle carne al caldo y me forzó a tomar todo el espeso pudín que resultó.
Una vez que descansábamos en Harwich una fea galerna empezó a soplar en dirección noroeste forzando algunos barcos de la bahía a levar anclas y cambiarse a un lugar de mayor abrigo.
A mitad de la tempestad vimos un bote salvavidas que iba hacia el mar, evidentemente en respuesta a alguna señal de auxilio.
Esto fue demasiado para el capitán, que vio en ello una oportunidad que no podía perderse. El dijo: Hay dos canales a través de la arena, si el salvavidas toma el canal equivocado nunca encontrará el barco; vamos a tomar el otro y encontrarlo.
Sin el menor entusiasmo de nuestra parte, los pobres tripulantes tuvimos que sacar e izar las velas de tormenta y toda la ropa que traíamos para el mal tiempo.
Al levar anclas bajamos de nuestras calientes literas, saliendo a la inclemencia del tiempo que reinaba afuera.
Ninguna señal del bote salvavidas ni del barco se veía entre la espuma amarilla que coronaba las montañas de agua y las gotas que volaban, así que mojados y batidos por el viento nos dirigíamos de un lugar a otro.
Duró un día y una noche; y por supuesto nunca vimos nuestra presa hasta que regresamos a la bahía, ahí nos enteramos que habían sido rescatadas por el bote salvavidas, sacando miles de libras de mercancía.
No, nunca tuvimos éxito en salvar a alguien a pesar de que estuvimos en más de una ocasión, muy cerca de necesitar auxilio.
Una de mis experiencias más agradables como Scout Marino fue un crucero de exploración por el río cuando los tres hermanos, llevamos un bote plegable de lona, Támesis arriba, todo lo que la pudimos hacerlo flotar, pudimos llegar hasta el pie de las colinas Chilten donde ningún bote había sido visto antes.
Llevamos nuestro equipo de cocina, tienda y bolsas de dormir con nosotros y acampábamos en la noche.
Cuando llegamos a las fuentes del río cargamos el bote y lo volvimos a poner en el agua en el arroyo que corre abajo hacia el oeste y que en unas cuantas millas se convierten en el Avon.
A través de Bath y de Bristol viajamos remando, veleando, empujándonos con pértigas o siendo arrastrados, según requerían las circunstancias, hasta llegar a las poderosas aguas del Severn. Cruzamos éste, con la escotilla abierta, hasta que llegamos venturosamente a Chepstow del otro lado. Aquí ascendimos por los rápidos del Wye, atravesando su hermoso paisaje, hasta nuestra casa cerca del Llandogo.
De Londres a Gales, casi totalmente por agua con muchas aventuras y diversión.
Pero eso no es más divertido de lo que ustedes podrían hacer, silo intentaran. Inglaterra tiene espléndidas vías fluviales que la recorren de punta a punta y de lado a lado, si se quieren usar.
Así que vengan Scouts Marinos, vuélvanse eficientes y disfruten de su Escultismo Marino tanto como yo disfruté el mío, ¡seguro que no la pasarán mal!
Se convertirán ustedes en muchachos nobles, bronceados y hábiles, acostumbrados a encararse al peligro con una sonrisa.
POR QUE LOS SCOUTS NO FUMAN
Todos los Scouts conocen los 10 artículos de la Ley Scout, pero hay un undécimo, que no está escrito pero se sobre entiende. Es éste: El Scout no es un tonto y por eso los Scouts no fuman mientras están en pleno desarrollo.
No hay reglas contra el hecho de que los Scouts fumen cuando han cumplido los 16 años. Antes de eso, la Ley Inglesa prohíbe fumar. Para los Scouts mayores de 16, pido que no haya REGLAS. Los Scouts no necesitan reglas, estoy seguro de que ellos serían los últimos seres del mundo que A SABIENDAS, cultivan un hábito que daña la salud y los haga incapaces de cumplir sus obligaciones como Scout. Aquí y allá, sin embargo, he tenido noticias que me obligan a repetir la advertencia que hice en Escultismo para Muchachos.
Ningún muchacho empezó a fumar porque le gustara, fue porque tenía miedo de que le hicieran burla, o porque pensó que fumando parecerían un gran hombre, cuando lo cierto es que al hacerlo parece un pequeño asno. Así que no se enojen, resuélvanse a tomar la decisión de no intentar fumar hasta que crezcan y manténganse en ella.
Esto les mostrará cómo ser hombres, mucho más que deambular con un cigarrillo a medio consumir entre los labios; sus compañeros terminarán respetándolos mucho más y probablemente en muchos caso, imiten su ejemplo en secreto.
Si hacen esto, habrán hecho algo bueno para el mundo, aunque sólo sean unos muchachos. Desde ese pequeño punto de partida, probablemente seguirán adelante y harán grandes cosas cuando crezcan.
Tomasito creyó que fumar era una diversión.
Pero pronto se dio cuenta de su equivocación.

Fumar está bien para los hombres como un hábito desagradable, pero cuesta mucho dinero que de otro modo podría emplearse para algo mejor que no desaparezca en una nube. Creo haber ahorrado más de 500 libras absteniéndome de fumar.
Para un muchacho que está creciendo, el tabaco es absolutamente veneno, porque debilita su corazón. El corazón es como una bomba que empuja la sangre llevándola a través de los pequeños tubos o venas, a todos los rincones del cuerpo, y esta sangre alimenta a los huesos, carne y músculos que te hacen un hombre fuerte y sano.
Si el corazón se debilita fumando o por cualquier otra causa, no puede bombear la sangre adecuadamente y por lo tanto el muchacho no crece grande y fuerte, sino gradualmente se debilita, se cansa fácilmente, no come bien, le duele la cabeza, la vista se le cansa y se convierte en un pobre gusanito deprimido en vez de ser un joven grande, inteligente y activo.
Los scouts no fuman, Selous lo sabía, y Burnham, el gran scout norteamericano, así como muchos otros que puedo nombrar. Ellos saben que estropea la vista, el olfato y corta el aliento, cosas muy importantes para un Scout, especialmente para explorar de noche, cuando debe usar su nariz, tanto como sus ojos y oídos para encontrar las cosas.
Es muy interesante mirar hacia atrás para ver como empezó el hábito de fumar. Dos marineros de la Carabela mandada por Colón, el hombre que descubrió América hace 4307 años, fueron mandados a tierra para explorar la isla de Cuba y regresaron a informar que los nativos llevaban pequeñas antorchas con las cuales emitían humo. Estas antorchas eran por supuesto cigarros, hojas de tabaco cuidadosamente secadas y enrolladas para formar bastones delgados que encendían e insertaban entre sus labios para aspirar el humo. Esto sucedió en 1492.
Algunos años después, un explorador francés apellidado Nicot, trajo algunas semillas de tabaco a Europa y lo cultivó, así se puso de moda en Francia e Italia.
El viejo Almirante Inglés, Sir Francis Drake, fue el primer gran inglés, según la historia, que fumó; esto sucedió en 1585.
La conocida historia es que Sir Walter Raleigh que exploró Virginia en los Estados Unidos, fue el primero en fumar en Inglaterra por ese tiempo.
El lugar preciso donde fumó, fue el jardín del Mesón de Virginia, en Henstridge Ash, Somersetshire. El mesero, al ver humo saliendo de su boca, pensó que se incendiaba, así que apresuradamente le arrojó una cubeta de agua para apagarlo. ¡Creo que lo apagó bastante!
En unos cuantos años, la gente comenzó a descubrir que fumar era nocivo para la salud, además de desagradable para los que no fuman.
En Turquía, el Sultán ordenó que a todo el que fuera sorprendido fumando, se le horadara la nariz, atravesándosela con la pipa, como aviso para otros. Nuestro Rey Jaime 1, decretó en 1602 la prohibición de fumar por ser: dañino a los ojos, desagradable al olfato y malo para el cerebro.
En Rusia, los fumadores eran considerados carentes del sentido del olfato, por lo mismo se les cortaba la nariz.
El capitán John Smith, el gran scout de su época, a pesar de haber explorado Virginia y vivido ahí 4 años, nunca fumó, a pesar de que otros lo hacían, porque sabía cuan dañino es para un scout. Muy pronto se promulgó una ley que prohibía a los maestros de escuela fumar, ya que era un mal ejemplo para los niños.
En la escuela de Chigwell en 1629, los requisitos para ser maestro eran no ser: tartamudo, ni asiduo a las cervecerías, ni fumador de tabaco.
Si leen Escultismo para Muchachos verán los nombres de muchos famosos atletas, jugadores de cricket, cazadores y Scouts que no fuman porque encuentran que dificultan sus juegos.
He aquí una advertencia final. Si finalmente deciden fumar, cuando hayan crecido, no olviden, como lo hacen muchos fumadores, que son caballeros y piensan en los demás.
Recuerden también que a las damas y a muchos hombres el humo del tabaco les es repulsivo. No fumen en el asiento delantero de un autobús o un vagón para no fumadores.
 No tiren tabaco, cenizas o cerillos consumidos por todas partes. Sobre todo no sean sucios ni escupan.

AUTO-CONTROL
Cuando un joven crece, la tentación viene a él en pensar en mujeres. Esto les sucede a todos los chicos, así que no pienses, si esto te perturba, que eres el único.. Pero si quieres crecer fuerte y varonil, decídete a obedecer el 10 artículo de la Ley Scout que dice: Un Scout es limpio en pensamiento, palabra y acción, esto es, no debes permitir que tus pensamientos te lleven a ese tema, sino rápidamente cambiarlos hacia algo mejor; no prestes oído a otros compañeros, que como burros tontos, piensan que es divertido contar cuentos sucios, mucho menos debes permitirte hacer actos deshonrosos.
Si cedes a la tentación, atentas contra tu salud y evitas el desarrollarte plenamente para llegar a ser todo un hombre. Serías un tonto si te dejaras vencer cuando sabes cuál es el peligro. Puedes encontrar un poco difícil resistir al principio, pero recuerda a San Jorge, ve en la tentación a tu dragón, pelea contra él fieramente y lo dominarás.
Así que si la tentación llega, recuerda el undécimo artículo de la Ley: El Scout no es un tonto que completa el décimo: El Scout es limpio en pensamiento, palabras y acciones.
(Si deseas mayor información acerca de esto, puedes encontrarla en mi libro Roverismo hacia el éxito).
7

Este libro fue publicado en 1922. (N. del T.)

III.- MENTE

CUIDA TU MENTE
Te he estado diciendo hasta ahora en estos relatos, cómo hacerte fuerte y saludable en cuanto al cuerpo, pero me ronda este terrible artículo de la Ley Un Scout no es un tonto. El hacerte fuerte y saludable no lo es todo. He conocido muchachos enormes que eran unos perfectos tontos. Además de cultivar tu cuerpo tienes que hacer tu MENTE ágil. El primer paso es no dejar que nada escape a tu atención de cuanto hayas visto, sentido u oído, entonces estructúralo.

EL TRABAJO DE DETECTIVE COMO PASATIEMPO
Uno de los pasatiempos más adecuados para los Scouts, es seguramente, el trabajo de detective, puedes obtener muchas cosas interesantes de él.
Verás cómo la siguiente historia te ilustra la importancia de notar pequeños detalles y pensar qué significan.
Está tomada del libro de un famoso escritor francés.
Durante el reinado de Luis XIV de Francia, las disputas entre caballeros y oficiales, eran frecuentes, y finalmente el Rey, dio la orden que esas disputas o duelos, como se les llama, cesaran y quien se atreviera a desobedecerlo, fuera severamente castigado.
Un día el Rey supo que uno de sus nobles, apellidado De Guiché, había sido hallado gravemente herido en el bosque con su caballo muerto. La versión era que había sido atacado por un jabalí.
El Rey no lo creyó y sospechó que era otro caso de duelo, así que mandó a su mejor oficial explorador, un capitán cuyo nombre era D’Artagnan, pidiéndole que fuera secretamente al lugar del bosque llamado Rond Point, donde había ocurrido el accidente, y que lo examinara cuidadosamente para regresar a informarle lo que creía que había ocurrido allí.
D’Artagnan cabalgó de inmediato hacia el lugar y lo examinó cuidadosamente en todas direcciones.
Cuando regresó con el Rey le dijo que no había habido accidente sino pelea. Había encontrado un caballo muerto. De las huellas dedujo que dos caballos habían llegado al lugar caminando juntos. Al llegar al lugar del bosque llamado Rond Point, se habían detenido algunos minutos (los caballos habían rascado el terreno en el mismo lugar). Aparentemente uno de los jinetes había escuchado, mientras el otro hablaba (porque un caballo había comido del suelo sin que lo sujetaran, su jinete estaba demasiado interesado en la conversación para fijarse en él).
Luego el jinete que hablaba, había cruzado el espacio abierto y se había vuelto para encarar al otro. Montaba un caballo negro (algunas crines de la cola se prendieron en un arbusto). El hombre del caballo negro disparó matando al otro caballo (tenía una bala de pistola alojada en el cerebro).
El jinete del caballo muerto, había salido de debajo de su montura a duras penas (había huellas en el piso mostrando que con dificultad había sacado la pierna de abajo del cuerpo del caballo), caminó hacia el jinete, se paró firmemente (ambos pies hollaron el piso) y presuntamente disparó en su contra, pero falló (había un sombrero con un agujero en el suelo cerca de la posición del contrario, el sombrero no tenía ninguna identificación).
El jinete devolvió el disparo al hombre desmontado, pero había fallado también (faltaba un pedazo a la pluma de su sombrero colocado en posición cercana y la rama de un árbol detrás de él fue partida por la bala). Había cargado de nuevo su pistola. Lo realizó nerviosa y apresuradamente (porque tiró pólvora al suelo), soltando y tirando lejos el cargador sin tener tiempo de volver a ponerlo en la pistola (estaba ahí). Volvió a disparar e hirió al hombre de a pie, ya que éste estaba a punto de devolver el fuego; la bala lo alcanzó en dos lugares, la mano derecha y el pecho (como mostraban dos charcos de sangre encontrados en el lugar de su caída).
Este hecho mostraba que tenía la mano derecha frente al pecho, probablemente apuntando hacia el contrincante. La pistola yacía en el suelo con sangre en la empuñadura, y un anillo roto tirado en el suelo confirmaban la teoría.
D’Artagnan creyó que el hombre herido se apellidaba Guiché, a causa del escudo que estaba en la silla del caballo muerto.
El hombre herido no había muerto (había huellas de los pies de dos hombres que llegaron a levantarlo y se alejaron cargándolo uno a cada lado; mientras él arrastraba los pies y dejaba huellas de sangre entre ellos).
El hombre que lo había herido, se alejó a galope y sus huellas llegaban al palacio; así que aparentemente era uno de los oficiales de la guardia real.
Así el Rey supo que fue un duelo y no una cacería de jabalí lo que había tenido lugar, y de quienes lo habían protagonizado.
VIGILANCIA
Los Scouts deben estar notando cosas siempre.
Es una desgracia para un Scout si, cuando él está con otras personas, ellos ven algo, grande o pequeño, cerca o lejos, alto o bajo, que él no haya notado antes.
Debes ser capaz de identificar huellas de hombres, caballos, bicicletas y de ellas deducir lo que pasó; de notar los pequeños avisos, como el vuelo repentino de los pájaros que indica que alguien se acerca aunque tu no puedas verlo.
OBSERVACIÓN
He aquí un relato de observación tomado del Pathfinder.
El Scout Pathfinder, con Jasper y Mabel y dos Pieles Rojas amigos, viajaban río abajo en su canoa tratando de escapar de Indios Iroqueses hostiles que los perseguían desde tierra. Se las arreglaron para llevar su canoa a un arroyo cercano a la ribera del río que tenía mucha vegetación. Para ocultarse mejor, cortaron y plantaron ramas a su alrededor, de manera que no fueran vistos desde el río; ya que los Pieles Rojas que los buscaban se habían dividido en dos grupos, uno que estaban en el banco del río, encima de ellos y el otro que vadeaba el agua.
La cercanía de sus enemigos, hacía necesario un profundo silencio.
Los Iroqueses del río, descendían lentamente manteniéndose cerca de los arbustos que colgaban sobre el agua, mientras que el sonido de las hojas al ser movido y el quebrase de las ramas, dieron la evidencia de que otro grupo se movía a lo largo de la ribera con paso apresurado directamente hacia ellos. En consecuencia debido a la distancia entre las ramas plantadas por los fugitivos y la verdadera ribera, los grupos de indios pudieron verse precisamente encima del lugar del escondite. Ambos grupos se detuvieron e intercambiaron algunas palabras que pasaron directamente sobre las cabezas de los que estaban escondidos.
De hecho nada escondía a los viajeros más que las ramas y las hojas de las plantas, tan ligeras que se movían a cada soplo de viento y a las cuales una racha más fuerte hubiera volado. Afortunadamente la línea de vista de los dos grupos de salvajes los llevaba sobre las ramas ya sea que estuvieran en el agua o en tierra; las hojas estaban mezcladas de modo que no levantaban ninguna sospecha; quizá la misma sencillez de este subterfugio impidió que lo descubrieran de inmediato.
La conversación que tuvieron fue en voz baja, cada una de sus palabras pudo ser oída por los fugitivos, los salvajes comparaban observaciones y discutían por dónde se habrían ido; estuvieron de acuerdo en que seguramente más lejos río abajo y que lo mejor era seguirlos tan silenciosa y rápidamente como fuera posible.
Los salvajes dejaron de hablar y el grupo que estaba escondido oyó los movimientos lentos y cuidadosos de los que estaban en la ribera que se alejaban de ese sitio. Pronto fue evidente que habían pasado el escondite; pero el grupo del agua seguía escrutando la orilla, con ojos que brillaban a través de su pintura de guerra como brazas encendidas. Después de una pausa de dos o tres minutos estos tres perseguidores empezaron a descender hacia el agua paso a paso, como se mueve alguien que busca un objeto perdido. De esta manera pasaron la mampara artificial y Pathfinder abrió la boca en una sentida pero silenciosa carcajada que la naturaleza y la costumbre habían hecho que le fuera peculiar.
Su triunfo sin embargo, fue prematuro porque el último del grupo que se retiraba en ese preciso momento volteó y se detuvo de pronto; su actitud y mirada fija, denotaron el hecho de que sospechaba algo.
Fue quizá afortunado para los que estaban escondidos que el guerrero que manifestaba esta desconfianza fuera un joven scout que todavía tenía que adquirir reputación.
Sabía la importancia de la discreción y la modestia propia de su edad, y más que todo temía el ridículo y la burla que seguirían a una falsa alarma. Sin llamar a sus compañeros volvió sobre sus pasos y mientras los demás continuaban su descenso hacia el río, cuidadosamente se acercó a los arbustos que miraba como embrujado.
Algunas de las hojas expuestas al sol, se habían caído un poco y esta ligera anomalía había sorprendido la rápida mirada del indio; porque los sentidos del salvaje son tan agudos, y los usa tanto especialmente cuando va a la guerra, que detalles aparentemente insignificantes son huellas que lo llevan a su objetivo.
Como consecuencia del retraso causado por estos acontecimientos, los dos grupos habían descendido unos 50 6 60 yardas antes de que el joven salvaje estuviera de nuevo suficientemente cerca de los arbustos de Pathfinder para tocarlos con la mano.
Sin tomar en cuenta su situación crítica, el grupo escondido tenía los ojos pendientes del joven Iroqués que estaba agitado por sentimientos contradictorios. Primero tenía la esperanza de obtener éxito, donde los más experimentados de su tribu habían fallado y con ello la gloria que pocos de su edad gozaban, y que un guerrero que salía por primera vez a pelear, no alcanzaba; luego seguía la duda, porque las hojas caídas parecían levantarse otra vez y revivir con las corrientes de aire. Y la desconfianza y el peligro escondidos dejaban sentir su elocuencia para hacer hablar a ambas. Tan ligera había sido la alteración producida por el calor en los arbustos que tenían los tallos en el agua, que cuando el Iroqués las tocó, sintió que se había equivocado. Pero como nadie desconfía sin usar todos los medios a su alcance para salir de dudas, el joven guerrero separó las ramas y avanzó un paso hacia el escondite, donde los fugitivos aparecieron a sus ojos como estatuas.
La callada exclamación, la sorpresa y la llameante mirada fueron apenas vistos antes de que el brazo de Chingachgook, compañero de Pathfinder, se levantara, y su tomahawk descendiera sobre la rapada cabeza del enemigo. El Iroqués levantó los brazos frenéticamente, cayendo de espaldas a la corriente que lo arrastró cuando sus miembros todavía se movían con la agonía.
Así fue como el pequeño grupo de fugitivos escapó de la captura y la muerte.
LOS PEQUEÑOS GRANDES HOMBRES AFRICANOS
Les he contado cómo permanecer escondidos cuando están en la presencia de animales al salir de cacería, o de un enemigo cuando están explorando, porque si practican esta habilidad es muy útil y después y sin duda podrá salvarles la vida.
Lo mismo sucede con seguir huellas. Deberían tratar de aprender todos los consejos que he dado en Escultismo para Muchachos, y seguir practicándolos hasta que el seguir huellas les sea fácil. No olviden que ya sea cazando o explorando, el seguir huellas tiene que combinarse con pasar inadvertido y no ser oído.
El otro día leí una narración del Dr. Cuthbert Christy, sobre su experiencia en África con los Bambotte; o pequeñas tribus pigmeas de África Central hace muchos años. Tiene algunos consejos útiles para Scouts que reproduzco aquí:
Su poder de seguir huellas es aparentemente maravilloso, hasta que uno aprende, asociándose frecuentemente con ellos, algo de su arte”.
Al principio encontré difícil persuadirlos de tomar el camino como era, pero una vez comenzado, se embebían completamente en su trabajo y es muy bonito observarlos.”
Dan su opinión sobre la edad de las huellas, frescas o no, con un murmullo y las siguen con perspicacia felina, cuidando de no hacer movimientos bruscos, mirando adelante sin perder nada que ver en el suelo”.
Están alerta para el mínimo sonido y se comunican con gestos casi imperceptibles, sin mirar alrededor, dejando saber a los que les siguen: aquí descansó, las rodillas aquí, allá, aquí tiró estas hojas”.
Cuando trabajan de dos en dos, su paso es más rápido que cuando van solos. Si el jefe duda, el mínimo gesto indica al de atrás donde buscar. El que guía, con el rabillo del ojo sabe instantáneamente si el segundo encontró la huella y sigue en esa dirección y así primero guía uno y luego otro”.
Si ambos se pierden, uno sigue adelante por los senderos más probables, mientras el segundo mira alrededor del lugar donde las
huellas cesan, trabajando como sabuesos con la nariz en el suelo, volteando una hoja aquí o palpando el suelo con la mano para encontrar las depresiones dejadas por los cascos de animales, mientras siguen alerta, pendientes de cualquier señal del guía”.
Si no encuentra nada, sigue, muy seguro de que el otro ha encontrado el rastro”.
Si se pierden de vista, se comunican con suaves silbidos, notas bajas que imitan las de un pájaro común en la selva”.
Cuando están cerca, se comunican con los dedos sobre los hombros, si es más urgente darán un golpe o dos en su pecho”.
Si uno de ellos tiene que voltear, es bonito ver cuán cuidadosamente hace un recuento de todo lo que está enfrente antes de volver lentamente la cabeza para ver qué sucede o quizá sentir sus pasos, para no romper ramitas o atorar sus pies con las lianas, haciendo todo lo posible por no golpear nada que produzca una lluvia de gotas sobre las hojas muertas que están abajo con suficiente ruido para ser oído por un animal a 100 yardas a la redonda”.
Si se rompe una rama, o se hace ruido, los hombrecitos instantáneamente se detienen, parándose en un solo pie si el otro no estaba abajo, sabiendo que cualquier animal estará escuchando tan atentamente del mismo modo”.
APUESTAS
¿Para qué trabajar cuando apostando a un perro o un caballo 5 peniques, puedo ganar 21 libras esterlinas? Si puedes, pero puede que no. De hecho si lo haces frecuentemente es muy seguro que pierdas tu dinero fácilmente. Los que reciben apuestas, los dueños de las máquinas de apuestas, y los que recogen los billetes en las carreras lo saben. Reconocen que la mayoría de la gente es tonta y conducen a la gente para que venga a hacer sus apuestas, y bueno, el año pasado se reportaron 18 millones de libras esterlinas gastadas en apuestas de grupo, de ellas los apostadores ganaron 3 millones y los organizadores 15 millones. Alguien dijo con mucha verdad: “El mundo está hecho de tontos y avorazados, y los avorazados despojan a los tontos”.
Aquí una vez más se aplica el undécimo artículo de la Ley Scout, para salvar a los Scouts, sólo los tontos apuestan su dinero, y “Un Scout no es un tonto”.
Hay quien pierde dinero en las cartas y otros juegos.
JUEGOS DE CARTAS
Un Guía de Patrulla me contó que en una junta se preguntó si el jugar cartas debía o no permitirse en el local de Tropa. Los jefes acordaron que no debía permitirse, pero querían saber mi opinión al respecto.
Les escribí en los siguientes términos:
Me alegra mucho saber que el voto de los Guías fue en contra de jugar cartas. No hay nada malo en ello, excepto que la gente lo encuentra tan aburrido que acaban poniendo su dinero para darle algo de emoción.
Es entonces que se vuelve malo porque hay apuestas. Personalmente nunca juego a las cartas, porque hago tanto Escultismo que no tengo tiempo para gastarlo así.
Enseguida, cuando he tratado de jugar, he encontrado el juego tan aburrido que siempre me quedo dormido.
En tercer lugar, nunca pude jugar por dinero; por un lado nunca tuve tanto dinero para perderlo en el juego; y también siento que no puedo quitarle a un amigo su dinero, sólo porque tengo una carta más afortunada que la suya. Creo que es una manera sucia de hacer dinero. Yo no podría hacerlo.
Si quieren dinero, GÁNENLO. Si quieren regalar dinero denlo a quien lo necesita o lo merece, y no a aquellos que lo desperdician a la suerte con las cartas.
Sus Guías de Patrulla mostraron su buen juicio evitando el juego. Si les dan a sus Scouts muchas actividades scouts y trabajos que hacer, no les dejarán tiempo ocioso que llenarlo con juegos de cartas”.
Apuestas, ¿Quién es el ganador?
Las herramientas de Dan Beard
USA TU IMAGINACIÓN
En los bosques y campamentos aprenderás a usar tu inventiva, no te sientas inútil porque no tienes exactamente la cosa que quieres y no hay una tienda cercana donde comprarla. Usa tu inventiva y hazlo tu mismo con lo que encuentres a tu alrededor.
BEBIDAS CALIENTES GRATIS
Mr. Beard excursionaba un día en los bosques del Norte con un grupo de amigos. Cerca de mediodía, dijo: Vamos a tomar una taza de té. Un amigo le contestó: Pero no trajimos té, el señor Beard sonrió y señaló un arbusto cercano. Hay mucho té de Labrador. ¿Por qué no usarlo?. Otro añadió: Pero no tenemos hacha para hacer fuego. Mr. Beard volvió a sonreír y señaló las ramas secas que colgaban del tronco de un árbol viejo.
Un tercero dijo: No tenemos en qué hervir el agua.
Entonces el señor Bear abrió una navaja, caminó a un álamo cercano y peló un buen trozo de corteza. Escogió un trozo como de un pie cuadrado y rompió el resto en flecos. Luego tiró de las ramas muertas y las cortó en pedazos, tomándolas como garrotes y golpeándolas como a un pie del extremo, sobre un tronco caído, apilando después los flecos de corteza en un montón entre dos piedras. Con una flama de cerillo, comenzó un fuego que aumentó con los trozos de rama.
EL RECIPIENTE
Mientras el fuego ardía, tomó el cuadrado de corteza que había seleccionado y dobló los bordes hacia adentro, alisando con cuidado cada esquina y sujetándolos con una astilla de madera afilada. Esto dio como resultado un recipiente poco hondo completamente impermeable, que llenó con agua del lago. Recogió un puñado de hojas de té de Labrador y se las añadió al agua. Vigiló el fuego hasta que no hubo llamas, dejando una capa de carbones ardiendo, sobre ellos colocó su recipiente de corteza lleno de agua, teniendo cuidado de que las llamas no subieran más arriba del nivel del agua para no quemar la corteza. Sus amigos miraban con expectación para ver qué sucedía.
USA TU IMAGINACIÓN
La corteza se arrugó con el calor, pero no se quemó porque el agua evitó que se sobre calentara. Al cabo de un tiempo, comenzó a producir vapor. Luego aparecieron unas cuantas burbujas, hasta que el agua hirvió apareciendo muchas burbujas y así hubo una buena bebida caliente para todos.
Yo le digo al muchacho que lee esto: No te rindas por no encontrar todo lo que necesitas al alcance de la mano; toma lo que tienes, usa tu imaginación y hazla rendir.
USA LAS MANOS TANTO COMO LA CABEZA
Por ejemplo, aquí tienes una taza que puedes hacer en dos minutos de un pedazo de corteza de álamo o hasta de papel, ensáyalo. Aquí hay otra que puedes tallar en madera y la vas a encontrar muy útil.
Tú que has acampado, y sabes cuánto quema los labios una taza de metal, y cómo a una de porcelana se le rompe el asa el primer día y se rompe toda al segundo; sabrás qué útil es una taza de madera si tienes una.

Yo tengo una y es una bendición en el campamento o en una excursión. Es un pequeño tazón de madera de sicomoro con un asa. El asa tiene un agujero por el que pasa una cinta que se cuelga de tu cinturón cuando vas de excursión.
Cualquier Scout que tenga un pequeño torno, puede hacer docenas de tazas. Pero con un cuchillo afilado puedes hacerte una muy útil.
Cosas para hacer y hazlo
SENTARSE EN CUCLILLAS COMO SCOUT
Me encontré con una tropa de Pietiernos el otro día que no sabían sentarse en el pasto húmedo sin mojarse.
Cuando me senté en cuclillas como Scout, trataron de hacerlo, pero se bambolearon todos y aunque al fin lo lograron, no lo disfrutaron, ya que no estaban cómodos. Se necesita algo de práctica, pero es muy buena forma de sentarse.
Cuclilla Scout
Los muchachos y los hombres que son mineros están acostumbrados a hacerlo en su trabajo, y cuando están fuera de la mina los verán, así sentados en las calles y en los parques.
Es más cómodo para ellos que estar de pie. Sin embargo, no cruzaron la pierna como en los dibujos.
La práctica en esto, da la perfección.
Cuclilla de minero


PARA HACER HORQUETAS
¡Hay tantas cosas que los Scouts pueden hacer!, que es difícil saber por dónde comenzar. Juguetes para niños, que se hacen fácilmente y alcanzan buenos precios si los quieren vender. Hay muchas buenas ideas que pueden adoptar.

Las horquillas,
como están cultivadas
 ¿Cuál te gustaría escoger?


Para los Scouts que viven en el campo, o los que van de excursión en fin de semana al campo, está la manufactura de horquetas. Cuando llega el invierno, y no hay savia en la madera, es la época adecuada para cortar y arreglar bastones; cuando las hojas se les caen a los arbustos, es más fácil encontrar la rama adecuada.
Además de los bastones ordinarios, se han puesto de moda los bastones que tienen horqueta, es la clase que usan los Rovers, así que muchos muchachos estarán buscándolas. Otras personas fuera de los Scouts, le han tomado el gusto a esta clase de bastones, y una horqueta pueden venderla en 2 ó 3 chelines. Aquí hay una buena oportunidad para los Scouts. La mejor madera es la de trueno o cerezo.
Se van a divertir mucho encontrando la rama adecuada. Puede pasar mucho tiempo antes de encontrarla, o puedes ser tan afortunado como yo lo fui, cuando el otro día encontré media docena en un mismo arbusto.

La horquilla
ya terminada


Necesitas una rama bonita, de crecimiento uniforme, no muy gruesa porque será pesada, ni tan delgada que se doble, como de 3/4 de grueso o sea 2 1/2 pulgadas de circunferencia. De 4 pies a 4 pies 2 pulgadas de alto y bifurcada en el extremo con espacio suficiente para descansar el pulgar. (Por eso se llama bastón de pulgar: úsala como te muestra mi ilustración).
Déjale la corteza natural cortando solo los nudos y las ramas con un cuchillo afilado (no un cuchillo, sino un cuchillo AFILADO), si la rama no es perfectamente recta hasta abajo, debes tratarla con vapor hasta que se ablande y doblarla en los sitios adecuados hasta que esté bien recta.

Cómo no tomar la horqueta 

Cómo tomarla por la horqueta 
Así es como yo pongo en vapor las mías:
En un tubo viejo de fierro de los usados para agua como de 6 pies de largo, cerrado por un extremo con un bloque de madera, metal o concreto. Lleno el tubo de arena húmeda, lo coloco sobre ladrillos en un lugar hondo, y lo caliento con fuego o lámparas por debajo en diferentes puntos.
Meto la horqueta dentro (puedes poner varias juntas) y la dejo calentar. Si estás cerca de un taller donde haya una caja de vapor, puedes hacerlo allí.
El caso es convertir la madera en una vara como de hule que se doble en cualquier sentido.
Enderezando la Horqueta
Tengo un viejo banco de madera con un pequeño hoyo en el asiento. Paso la vara a través de este hoyo y la doblo donde se necesita, hasta dejarla recta.
Luego la ato a un poste, o con otras varas para fijarlas, envolviéndolas con tiras de tela, o las cuelgo con un gran peso atado, dejándola por varias semanas hasta que se sequen y maduren ellas mismas.
Horno de vapor en una zanja
Todos los nudos y pedazos rugosos deben cortarse cuidadosamente con un cuchillo afilado y lijarse hasta quedar suave al tacto.
Puedes decorarla a tu gusto y barnizarla.
PARA HACER CUCHILLOS
Este es un trabajo de invierno para los Scouts.
Los Boy Scouts de América, han tomado un pasatiempo que sería muy útil aquí en invierno. Es hacer cuchillos de madera ornamentales para cortar papel. Aquí hay algunas ideas de los cuchillos que hacen: (dibujos Ay B).
La patrulla sale al bosque, teniendo permiso del dueño, cada Scout busca pedazos de madera apropiados para hacer un mango nudoso y una buena hoja.
Necesitas un mango de 4 pulgadas de largo y una hoja de 4 y 6 pulgadas.
A
B

Cuchillos para cortar
papel que puedes hacer
fácilmente para ti mismo



Figura c


Debes cortar tu rama de cerca de un pie de largo y tres pulgadas de circunferencia, que te permitan adelgazarlo. Esta es una rama de trueno que corté en un seto (Fig. c), y que adelgacé con mi cuchillo scout hasta lograr un cuchillo como este (Fig. d).
Debes cortar la madera en el invierno cuando la savia está baja y dejarla secar completamente.
Corta con un cuchillo afilado (No cualquier cuchillo, sino con una cuchillo AFILADO, recuerda), o si tienes una mesa de carpintería con cincel y cepillo. Da los toques finales con tu cuchillo AFILADO, luego líjalo para alisarlo.

Figura d


Finalmente: “toma un trapo con unas gotas de aceite de linasa, mételo ligeramente en goma laca (barniz), y frótalo hasta que esté fuerte y brillante”, dice el periódico Estadounidense Scouting.
Puedes volver a barnizar el mango.
Luego puedes poner con tinta azul o roja cualquier insignia o lema Scout que prefieras en la hoja y tu nombre en el mango.

JAZZ EN EL JAMBOREE
El Jefe de Tropa de un país del Norte, me mandó detalles de un buen espectáculo de Jamboree que cualquier tropa puede hacer. “Divertimos mucho en nuestro Jamboree del condado y por ello varios de los espectadores ahora tienen que pedir una talla más grande de cintura, debido a la propensión a engordar a causa de la risa que originamos. La responsable fue nuestra banda de Jazz. Así hicimos nuestros instrumentos: Recogimos cajas, saqueamos las bodegas y espiamos las cocinas buscando teteras viejas, cafeteras, cubetas, bocinas de gramófono y cosas que no fueran inútiles para el propósito para el cual fueron hechas. Habiendo encontrado suficientes, compramos organillos de baca , también llamadas armónicas. Pedimos ayuda a dos de nuestros hermanos mayores Scouts, con especialidad de habilidoso (que soldaran las armónicas a la boca de los artículos que recogimos). Luego las limpiamos y los pintamos, para hacerlos más presentables; y con la ayuda de dos pares de platillos, hechos con tapas de ollas, dos tambores de recipientes, tres triángulos hechos de fierro doblado y un tambor de caja de queso, hicimos una banda que tocaba aires populares y actuaba como el flautista de Hamelin, para todo niño que nos oyera, ayudando a que nuestro Jamboree tuviera el enorme éxito que tuvo. Nos costó 12 chelines, nos dio semanas de diversión construyéndolo y ensayándolo, y está en óptimas condiciones para la próxima audición musical. Recomendaría a cualquier tropa formar una banda de Jazz para la fiesta más próximas.”
LA BASURA EN LOS PARQUES 
Cuando el Rey Jorge y inauguró Kenwood, un parque para la gente de Londres, mencionó algo que es un descrédito para nosotros como nación, y es que la gente deja mucha basura tirada cuando van a un pick nick; restos de comida, papel, botellas, periódicos, etc. El señaló que un parque pertenece a la gente; es su jardín. En tu propio jardín si estás orgulloso de él, no permitirías que hubiera tirado papeles sucios o botellas rotas, ¿no es cierto?, un parque sucio indica gente descuidada. Tampoco es bueno en los campamentos porque en tiempo de secas los fuegos en el pasto, y bosque ocurren fácilmente, comienzan con un cerillo arrojado donde hay periódicos viejos tirados; los pedazos de botella bajo la luz del sol actúan como lupas para incendiar el pasto seco.
Hay una razón más a la que yo apelaría a ustedes SCOUTS, como amigos de otras gentes y es que no es un acto amistoso dejar un bonito lugar sucio, desarreglado y estropearlo para las otras personas que llegan a él después de ustedes: Así al visitar un parque u otro lugar público, hagan lo que harían después de un campamento, o sea dejen dos cosas:

1. Nada.
2. Su agradecimiento.

Bueno no pueden decirle “gracias” a un parque pero puedes darle gracias a Dios por tener un bonito parque y gracias al parque mismo con una Buena Acción, que son la misma cosa: Quitar la basura que otros han dejado y enterrarla o quemarla. Si otras gentes te ven haciendo éxito tomarán una lección de tu ejemplo y se apenarán, dejando así el lugar limpio y arreglado, enorgulleciéndose de su parque y de ellos mismos, como consecuencia.
LIMPIEZA
En Suecia cada pueblo o ciudad tiene jardines como nosotros, pero están mucho más cuidados y en la mayoría de ellos puede verse un bungalow en miniatura y en cada uno de ellos, sin fallar, un asta bandera.
Todo mundo quiere tener en su propia asta-bandera la enseña nacional. Esto no solo añade colorido al lugar sino, habla del respeto y patriotismo de la gente misma. H.G. Wells escribió últimamente de la fuerte inclinación que todo el mundo tiene por poseer un jardín propio y describió como algunos de los patios traseros más desordenados en nuestros pueblos son convertidos en jardines por sus dueños. La desventaja es, entre nosotros que la jardinería tiene poco apoyo. Pocos “citadinos” conocen algo sobre ella, yen consecuencia muchos patios traseros solo son montones de basura, de latas viejas y cosas inútiles.
La procesión del trapeador
Hay un mal hábito que está cundiendo, y es el de tirar basura, no solo en los patios traseros sino en los parques y en otros lugares bellos del país, bolsas de papel, cajas de cigarrillos, periódicos usados, cáscaras de bananos y de naranjas son arrojadas y dejadas para que otro los levante, convirtiendo el lugar en algo feo y desarreglado. Cuando viajé a Sudamérica, el capitán del barco me dijo que tenía dificultades con la gente de esa parte del mundo, porque tenían la costumbre de escupir por toda la cubierta y durante algún tiempo no supo como evitarlo, hasta que encontró el remedio. Cuando veían a un hombre escupir, mandaba a un marinero pararse junto a él con un limpiador, listo para limpiar lo que depositaba en cubierta. Esto desconcertó tanto a 2 ó 3 de los principales caballeros a bordo que se quejaron con el capitán. Les explicó que su actitud molestaba a otras personas, y hasta que ellos pudieran evitarlo, tendría a estos auxiliares. Después de esto, cambiaron sus hábitos. Bueno, yo veo en los Scouts los “limpiadores” de Inglaterra, porque sus hábitos de limpieza, arreglo, respeto a sí mismos y orgullo por su país, estoy seguro de que harán lo mejor para rectificar el hábito de desarreglo que ha empezado a tomar auge. Pueden hacer servicio público recogiendo papeles del suelo y quemándolos; y su ejemplo será notado y seguido por la gente culpable de dejar basura tirada y dentro de poco tendremos una Inglaterra más limpia.
LA LOCURA DE LA LIMPIEZA
Ese es el encanto de la primavera, todo se limpia. Hay hojas verdes brillando, jóvenes y limpias, sobre las ramas viejas y sucias que dejó el invierno; tierra ligera en vez del lodo de invierno en los senderos y caminos, luz clara del sol en vez de niebla y lluvia, pájaros que nadie había visto, están por doquier con sus trinos y cantos, flores y color donde era todo gris, arroyos cristalinos donde había corrientes lodosas. La naturaleza empieza su aseo de primavera. Y nosotros, los humanos, la seguimos; limpiamos nuestra mente y nuestra sangre saliendo más frecuentemente a campamentos y excursiones; limpiamos nuestros jardines, plantamos semillas y sacamos basura; limpiamos nuestras casas, lavamos y pintamos para tener una Gran Bretaña brillante para el calor del verano.
Hay dinero en el papel viejo
Así limpios, no podemos evitar estar orgullosos de nosotros y de nuestras casas. Lo mismo sucede en el local de Tropa o en el de Patrulla. Cuando está verdaderamente limpio nos sentimos bien, ¿no es cierto?. Cuando entro a un local de Tropa sé de inmediato si esa tropa es buena, si esa Patrulla es constante en su Escultismo, por el arreglo y limpieza de su local. Lo mismo sucede si llego a un pueblo donde las cosas están sucias, con las verjas rotas, con basura, papeles y latas viejas, y un huerto desatendido. Sé que sus habitantes son un montón de desarreglados sin amor propio.
No importa cuán pobre seas, puedes estar limpio y arreglado. No te costará más.
Puedes verlo cualquier día en un pueblo o un arrabal, donde algunos de los más pobres están, en su persona y en sus casas, limpios y respetables. Cierto que hay muchos casos en que no es solo la falta de dinero lo que hace a la gente descuidada en sus casas. Muchos están viejos, enfermoso tienen demasiado trabajo, y aunque quisieran tener sus casas en orden, no pueden hacerlo sin ayuda.
Más muchachos como pintores
Bueno ¡Ahí es donde entran los Scouts y Rovers! En primavera están ocupados con reparaciones de carpintería y plomería, con brochas para pintar el local de Tropa; ¿por qué no extienden su limpieza de primavera un poco ayudando a personas necesitadas del vecindario a tener casas más limpias y jardines más agradables?.
Hay una fortuna en las latas y ollas viejas si las comprimes
Esta Buena Acción, no sólo les ganará su gratitud y reconocimiento, sino que los hará sentir felices, satisfechos y orgullosos de sí y sus alrededores. Piensa cuánto pueden hacer un cepillo y un bote de pintura en manos de un Scout empeñoso, que cumple el segundo artículo de la Ley “El Scout es amigo de todos”.Por supuesto que hay algunos gastos de pintura, yeso, brochas y herramientas, pero la limpieza te lo pagará. Puedes ganar dinero juntando papel para las fábricas de cartón. Las cajas viejas de madera se venden bien y fácilmente si las cortas para hacer leña para chimeneas. Hay una fortuna en las latas viejas si las aplanas y las vendes.
Hay muchas personas pudientes, deseosas de pagar si se desyerba su jardín, se junte y quema su basura, quienes te regalarán plantas para los jardines de los pobres.
Observa éste dibujo................y éste
Y si arreglas un grupo de casas feas, así arreglarás todo el pueblo. Si das el ejemplo, otros lo siguen y termina con un “Brummagen más Brillante” das mejor reputación entre los extraños, mayor salud y felicidad a los habitantes y orgullo por su pueblo y su persona. Viene luego un resultado que no esperas, pero llegará. Al hacer a otros felices, serás más feliz tú.
CÓMO DIBUJAR
1
2
3
Una manera fácil de aprender a dibujar caras.
Nota cómo las líneas son adicionadas



La líneas de expresión en una cara se extienden
hacia afuera desde la parte alta de la nariz

Frecuentemente los Scouts me piden que les enseñe a dibujar. No puedo enseñarles porque nunca tomé clases. Lo que sé de dibujo lo aprendí yo mismo, eso es lo que cualquier Scout puede hacer. Puedo darle sólo alguna opinión al respecto. Para dibujar la expresión de una cara, puedes practicar las líneas 1, 2 y 3. Fíjate como las líneas de la cara emanan de la nariz.
Dibujos cavernícolas de hombres corriendo:
sus caras no son bonitas pero tiene bastante acción






Dibujando un caballo

IV.- ESPÍRITU



LA LEY SCOUT8
1.-
El Scout cifra su honor en ser digno de confianza
2.-
El Scout es leal.
3.-
El deber del Scout es ser útil y ayudar a los demás.
4.-
El Scout es amigo de todos y hermano de todo Scout.
5.-
El Scout es cortés.
6.-
El Scout es amigo de los animales.
7.-
El Scout obedece sin discusión a las órdenes de sus padres, Guía de Patrulla o Dirigente.
8.-
El Scout sonríe y suba en todas las dificultades,
9.-
El Scout es económico.
10.-
El Scout es limpio en pensamiento, palabras y obras.


LA SONRISA SCOUT
¿Has estudiado los 10 artículos de la Ley? Sé que los has leído muchas veces y repetido como una lección escolar.
Pero no quiero decir eso. ¿Los has estudiado realmente?
¿Has pensado cada artículo cuidadosamente para ver cómo puedes practicarlo en la vida diaria?
Creo honradamente que cualquier Scout que hace esto y practica la Ley en su trabajo diario y en su juego, no solo mientras es un chico, sino también después, cuando es hombre, hará de su vida un éxito.
Toma por ejemplo el 8o. Artículo que dice: “El Scout sonríe y silba”, suena ridículo, pero si lo practicas, especialmente la sonrisa, cuando estás en peligro, angustiado, enfermo o con trabajo duro, encontrarás que si te esfuerzas en sonreír, la mitad de la dificultad desaparece. El sonreír te hará sentirte más feliz y hará a otros felices también, al ver tu cara sonriente. Cuando debas hablar con un extraño, aunque sea para preguntarle el camino, lo haces de inmediato amable para contigo. Puedo decirte que “una sonrisa es la llave secreta que abre muchos corazones”. Tu sonrisa muestra que tienes el ESPÍRITU adecuado, amigable y dispuesto.
Ya te he dicho que para ser un hombre completo debes tener un CUERPO sano y una mente INTELIGENTE. Pero un asesino puede tenerlos. Se necesita una tercera cosa para hacer un hombre de bien, eso es el ESPÍRITU recto para hacer cualquier cosa.



POR QUÉ UN SCOUT NO FRUNCE EL CEÑO
Una vez vi en The Scout, una buena foto de una Tropa Scout haciendo ejercicio. Era muy buena, excepto que tenía un error, los Scouts hacían exactamente lo que en Escultismo para Muchachos dice que no debe hacerse, fruncían el entrecejo en vez de sonreír.
Si te mantienes sonriente, no solo te sientes más contento, sino que haces a los que te ven, sentir que disfrutas del trabajo; y tu cara gradualmente se ve más alegre o más disgustada, ya sea que practiques una u otro expresión.



DEBES AFRONTAR TUS PROBLEMAS POR TI MISMO
Una vez vi a un mahometano arrastrando un carro, cuando se le rompieron las varillas, como era flojo dijo que no podía seguir.
- ¿Por qué no?
- Dios me ha roto las varillas; si El quisiera que siguiera, me las repararla.
Y en la Guerra Boer, había con un oficial Boer que me dijo que había aconsejado al Presidente Kruger conseguir más artillería antes de la guerra, si quería vencer a los Ingleses. Kruger replicó:
No, si Dios quiere que ganemos, derrotará a los Ingleses por nosotros.
Mi amigo replicó: “No es así, Dios ayuda a los que se ayudan. El puede permitirle disfrutar de ganso asado, pero espera que usted mismo lo cocine
Cuando tengas un trabajo difícil, pide a Dios que te ayude y El te dará fuerzas. Pero tienes que hacerlo tu mismo.



8

Como la escribió B-P (N. del T.)

Los consejos de Lord Kitchener a los Scouts
LORD KITCHNER Y LOS BOY SCOUTS
La muerte de Lord Kitchner fue una sacudida para todo el Imperio porque difícilmente había parte de él, que no hubiera visitado; para los Scouts en particular un duro golpe, porque era miembro de nuestro Consejo y siempre mostró interés especial en lo que hacíamos.
Frecuentemente platicábamos de ellos y en muchas ocasiones me aconsejó bondadosamente con valiosas sugerencias. Siempre deseó lo mejor para nuestra nación, en forma de mejores ciudadanos para desempeñar los trabajos futuros. Para obtener tales hombres, primero debemos ayudar a los muchachos a ser eficientes y patriotas. Por eso pensó mucho en los Scouts y su formación.
El mismo fue el mejor ejemplo del hombre que se necesita. Era AUTO-SUFICIENTE; esto es, conocía su trabajo y la manera de hacerlo, a pesar de las dificultades en aumento, las atacaba con toda determinación de superarlas y siempre tuvo éxito. Nunca solicitaba ayuda; prefería hacer su trabajo solo. No hacía nada para conseguir gloria o fama, no le preocupaba ni la alabanza ni la culpa, seguía adelante con su trabajo porque era su deber.
EL DEBER ANTE TODO, pudo haber sido su lema, y ciertamente lo cumplió aún al extremo de llegar a la muerte haciéndolo.
HAZLO TU MISMO
Es una espléndida línea de conducta, para todo SCOUT, hazte eficiente para depender de ti mismo, planea tu modo de actuar o de ejercer cualquier trabajo que te salga al paso. No te molestes pidiendo ayuda a otros, hazlo tú mismo. No te preocupe la alabanza por lo que haces; si lo haces correctamente tendrás bastante satisfacción, esa será tu mejor recompensa. Todo lo que debe preocuparte es: HACERLO MEJOR Y CUMPLIR CON TU DEBER.
EL GENERAL NOGI
Lord Kitchner trajo al gran General japonés Nogi y al Almirante Togo a conocer a su propia Tropa de Scouts hace unos cuantos años. El General Nogi les contó que él no había sido siempre valiente y emprendedor, pero cuando se encontraba con algo que le disgustaba o no se sentía dispuesto a hacer, se forzaba a sí mismo, una y otra vez, hasta que no tuviera efecto adverso en él, y entonces lo hacía como trabajo diario.
Cuando se hizo hombre y soldado, encaró todos los peligros y dificultades con gran valor y alegría.
Cuando murió el Emperador de Japón, Nogi, recordarán ustedes, se mató, porque consideró su deber acompañar a su jefe al otro mundo. Como prueba de valor, se dio muerte del modo más terrible. Aunque no compartimos sus ideas, podemos admirar- el PRINCIPIO de su acto y nunca evadir nuestro deber.
UNA VEZ SCOUT, SIEMPRE SCOUT
Lord Kitchner dijo a 195 Scouts: “Una vez que eres Scout, debes permanecer siendo SCOUT”, lo que significa que debes tener la costumbre del Escultismo, siempre esto quiere decir:
SER EFICIENTE. Bueno al actuar.
HACER LO MEJOR. Puede que no seas sobresaliente, pero apégate a tu idea, y hazlo mejor.
AYUDAR A LOS DEMÁS. Cuando quiera que tengas oportunidad.
SERVIR A TU PATRIA. Trabajando duro en cualquier actividad.
Pero él dijo: “No lo hagas sólo mientras eres un chico, aprende y hazlo un HÁBITO, de modo que como hombre sigas haciéndolo, sigas siendo Scout, con tus Buenas Acciones, haciendo lo mejor, cumpliendo tu deber ante todo y haciéndolo hasta la muerte".Eso hizo Lord Kitchner, y haciéndolo te mostró el camino. Sigue su ejemplo.
AFABILIDAD
¿Has leído alguna vez la historia de Rudyard Kipling llamada kim? Yo conté la historia en Escultismo para Muchachos y mencioné que el sobre nombre de Kim era: El pequeño amigo de todo el mundo. Lo llamaban así porque era agradable, no solo con sus amigos, sino con todo el que conocía. Los Scouts son igual y se han ganado la reputación de ser Pequeños amigos de todo el mundo. Principalmente con la Buena Acción para los demás y diciendo: “No gracias” cuando la gente quiere pagarles por ella. El Scout si es bueno, aprende a sonreír cuando trabaja y esto es muy diferente. Es difícil ver como el alargar un poco las comisuras de los labios lo hace, ¡pero así es! Una agradable sonrisa es muy valiosa. Significa que te alegra hacer tu trabajo y que lo haces voluntariamente y esto naturalmente agrada a la persona para quien lo haces.
El policía cortés
Y eso es lo que tratas de hacer, agradar a la otra persona, no a ti mismo. Ahí es donde la educación y la cortesía entran. Nosotros los Británicos no mostramos nuestra cortesía lo bastante, aún cuando la tenemos, cuando menos tenemos buena disposición. Cuando estuve en Noruega, y pasaba frente a un muchacho o un hombre, o hombre común que iba al trabajo, se quitaban el sombrero aunque no podían distinguirse de Adán. Recuerdo haber pasado ante cuatro muchachos enormes, sentados sin sombrero, todos se pusieron de pie y se inclinaban cuando mi amigo y yo pasábamos, sentándose luego. Sólo cortesía. Yo no veo a cuatro muchachos británicos haciendo eso. Y los Noruegos no estaban payaseando, porque no conozco hombres más nobles y viriles que los descendientes de los Vikingos.
BRITÁNICOS CON BUENA DISPOSICIÓN
Al mismo tiempo, no quiero decir que los británicos no son gente amable, aunque no lo muestren. Supongo que más de la mitad de los extranjeros que visitan nuestro país dicen que lo que más les impactó fueron los policías. No quiero decir que los golpearan con sus garrotes, sino por su cortesía. Una dama norteamericana, escribiendo sus impresiones de Inglaterra, dijo que estaba sorprendida por la buena disposición y gentileza que encontró en ese país. Decía que los hombres no eran tan francamente corteses como los de su país, pero en el fondo eran mucho más dispuestos a ayudar y hacer buenas acciones del mejor modo posible. Ella manejaba su carro del lado equivocado, olvidando que las reglas de tránsito son diferentes aquí, y casi choca con otro coche. El conductor en vez de gritar y ofenderla, solo agitó su dedo y le dijo: “traviesa, traviesa”.
COMO TENER BUEN TEMPERAMENTO
Bueno, los británicos tenemos fama de buen temperamento y afabilidad, y depende de ustedes, los hombres, de futuro que la fama continúe. El primer paso es hacerte de buen temperamento. Puedes decir que lo tienes malo, pero el temperamento es algo que se hace bueno o malo. Imponiéndote a tu mal carácter cuando quieras enojarte, lo conquistarás pronto. El modo de imponerte es un truco Scout, forzarte a sonreír y silbar. Cuando te golpeen en la barbilla jugando football, o uno de los contrarios haga trampa, no grites como un niñito y digas: “yo ya no juego”, sino sonríe y sigue. ¡Ahí es donde la audacia y el buen temperamento se muestran!
¡Ya no juego más!
SONRÍE Y SILBA
Este mundo en el que vivimos tú y yo, es divertido y hermoso, sólo que se nos olvida notarlo. Una vez soñé que había muerto y cuando llegaba a la puerta del Cielo, San Pedro me recibía y platicábamos amigablemente. De pronto preguntó: “¿Te gustó Japón?” - Yo nunca he ido a Japón -le respondí. - “¿Nunca fuiste? ¿Entonces qué hiciste en la vida? ¿No sabes que el mundo es hermoso para que lo conozcas y disfrutes?”. ¡Y me cerró la puerta en las narices! Bueno, no necesitan ir hasta Japón para encontrar cosas hermosas y maravillosas, sólo que frecuentemente las pasamos sin ver. Ve y corta la hoja de pasto más cercana y examínala. ¿De dónde saca su hermoso color verde y su maravilloso esqueleto de delgadas laminillas, su delicada pulpa verde, su poder de respirar y beber, su vida y su muerte? ¿Dónde podrás encontrar mayor gloria y cascadas de luz y calor, que en la luz del sol? Cierto que desaparece a veces con la lluvia y las nubes, pero vuelve de nuevo. ¿No te gusta escuchar una buena banda y buena música? Yo lo disfruto mucho. ¿No es maravilloso también tener una cama caliente en qué dormir? ¿No es fantástico sentir hambre y saciarla con buena comida? Sí, a pesar de que hay nubes y dolor en el mundo, también hay mucha luz de sol y diversión que sacar de ella, mucho gozo y risa, silos buscamos. Lo que es más, está en nuestras manos dar algo de diversión y risa a los otros, si nos acordamos. Y eso nos da mayor felicidad. Así que si alguna vez te sientes deprimido, presionado y adolorido, recuerda que las nubes se irán y siempre volverá a brillar el sol. Levanta las esquinas de los labios y hazlos sonreír. Sino puedes sonreír y silbar al mismo tiempo (como yo) hazlo alternativamente, primero uno y luego otro. Entonces de pronto encontrarás que las cosas no están tan mal. Si puedes hacer que otros lo sientan, serás más feliz. El sol brillará de nuevo y todo estará bien.
DAR ALEGRÍA
Creo que uno de nuestros fines en la vida es ser felices. Este mundo con todas sus bellezas, su luz de sol de la felicidad, fue hecho para disfrutarse. Cuando llegan las nubes, con el dolor o la angustia, son sólo contrastes que muestran que la verdadera felicidad está detrás de ellos y nos hacen apreciarla cuando llega. El camino más corto y seguro hacia la felicidad, es hacer a otros felices. Yo lo llamo alegrándolos. ¡Aunque no podamos alegrarlos, cuando menos podemos ayudarles! ¡Pero eso se nos olvida tan frecuentemente! o lo dejamos hasta que es demasiado tarde y la oportunidad se escapa. Para ser felices continuamente hay que hacer Buenas Acciones. Para adquirir el hábito, debes tener mucha práctica, por eso es parte de la Promesa Scout hacer una buena acción diaria. Al principio, puede ser un poco difícil recordar a diario que tienes un deber que cumplir, y puedes encontrar difícil un trabajo que sea útil a los demás; pero si te apegas a ello y te forzas a hacerlo día con día, muy pronto será un hábito y encontrarás muchas cosas que puedes hacer que cuentan como buenas acciones, aunque sean pequeñas. Podría contarles un sin fin de anécdotas de las diferentes “Buenas Acciones” que los Scouts han hecho, pero una de las más agradables que he oído últimamente, fue cuando un Scout colocó cuidadosamente una cáscara de naranja en el pavimento y cuando le preguntaron por qué lo hacía contestó: “Estoy haciendo una buena acción para otro Scout, dándole la oportunidad de hacer su Buena Acción recogiendo esa cáscara para que la gente no se resbale”.
¡HAZLO AHORA!
Un lema que me gusta mucho y en el que cada Scout debe pensar y actuar de acuerdo es: “Sólo pasaré por aquí (por la vida) una vez; lo bueno que pueda mostrar a un semejante, DEBO HACERLO, ahora. No debo diferirlo ni evitarlo porque no pasaré por aquí otra vez Una vez, manejaba mi coche y pasé a un hombre en una carretera asoleada y polvorienta, y pensé, cuando me había alejado, que podía haberle ofrecido llevarlo. Luego pensé que quizá iba cerca, a alguna casita más adelante en el camino. Pero a medida que avanzaba, no vi ninguna casa ni desviación y por lo mismo debatía que el pobre hombre estaría caminando todo este polvoriento camino, cuando podía haberlo ayudado. Había perdido mi oportunidad. No lo había “hecho ahora”.
CÓMO HACER FELIZ A LA GENTE
¿Por qué tenemos una especialidad de anfitrión para los Scouts? ¿Por qué siempre me alegra saber que un Scout la ganó?. Bueno, cuando veo a un Scout así, sé que tiene cierta habilidad o destreza encima del promedio. Un muchacho que tiene una especialidad no puede ser un inútil. Luego, siendo comediante y usando su talento, puede divertir a la gente y ser una bendición para su congéneres. Al mismo tiempo si no tiene cuidado puede ser una calamidad, ¡y hacer que deseen asesinarlo! Un párroco de Botton me contó hace días: “Cuando el Rey Saúl le arrojó la jabalina a David pudo haber tenido una buena razón. No sabemos qué tocaba David en su arpa. Hoy en día, ponemos los bastones y paraguas fuera del alcance de sus dueños mientras están en la iglesia y ocultamos al organista detrás de un biombo; ¡a veces él tienta a la congregación demasiado!” Tengan cuidado que sus intentos de divertir, no cansen a los demás. Los actores a veces tienen cabeza hueca y piensan más de sí mismos que en los demás. No piensen en alabarse o en mostrar su habilidad, sino hagan su exhibición pensando solamente en divertir y hacer feliz a su auditorio. Yo actué muchas veces y canté cuando estuve en el ejército en la India. Lo hice casi completamente con la intención de alegrar a los hombres cuando la pasábamos mal por el cólera y otras enfermedades que nos descorazonaban. También lo usé para sacar fondos. Y ahí es donde los anfitriones Scouts pueden hacer muy buen trabajo para su tropa o para caridades. Tienen una gran oportunidad en las largas veladas de invierno, cuando pueden ensayar buenas obras de teatro, representaciones, conciertos y otros actos. Los ensayos son divertidos y una oportunidad de aprender señales y nudos, son buen trabajo de equipo donde cada uno aprende su papel y lo hace bien, no buscando el aplauso para sí, sino para toda la función. Por amor a Dios, recuerden hacer su presentación nueva y original. La gente se aburre de conciertos continuos de la misma clase, o de la misma obra o representación. Piensen en algo nuevo o cuando menos vistan con nueva ropa sus viejas ideas. Voy a darles un ejemplo de lo que quiero decir:
¡EL SELLURAPHONE!
Estuve acantonado en Malta hace años. Viajé a Sicilia, donde compré una curiosa silla de latón que es parte del arnés de un caballo para arrastrar una carreta.
Cuando desembarqué en Malta, con mi trofeo, un amigo me vio y quiso saber si era un instrumento musical.

El Selluraphone
¿Qué otro cosa supones que es?, contesté.
Me rogó entonces que lo tocara en el siguiente gran concierto que preparaba y acepté.
Conseguí una orquesta de cuerdas para tocar un célebre y hermoso Nocturno y toqué como solista mi nuevo instrumento que bauticé como Selluraphone.
El rumor se corrió de que ese maravilloso instrumento iba a ser estrenado para tocar un “Nocturno de Chopin” y la gente se agolpó para oírlo. Me colgué el instrumento alrededor del cuello con una correa y manipulé los botones, como si fueran notas, en el respaldo le había puesto un peine cubierto con papel con el que llevaba la música. Esto con el rico acompañamiento de la banda de cuerdas, sonaba bien y cosechó una tormenta de aplausos y encores. Nadie sospechó que este aparato era diferente a un instrumento musical y cuando después traté de explicarlo, simplemente no me creyeron y pensaban que me burlaba. Pongo esto como ejemplo de introducir algo nuevo en la diversión. Esto es, por supuesto, un trabajo duro, actuar bien, y es una pena que después de semanas de preparación, todo se acabe en una noche. Bueno, no lo hagan. Cuando ya han actuado háganlo en los alrededores, en las parroquias cercanas, etc., para divertir a otra gente tanto como a la propia, y lo que es más, añadir un poco de dinero a sus fondos. También les permite hacer una Buena Acción donde será especialmente bienvenida, dando una o dos audiciones en un hospital, un asilo o un hogar para inválidos.
LO QUE HIZO UNA BUENA ACCIÓN
Los Boy Scouts de América, son ahora más de un millón, incluyendo Dirigentes, Consejo y miembros del Comité. Eso es mucho, ¡y todo empezó con la acción de un Boy Scout Inglés hace 20 años! Este Scout ofreció mostrarle el camino a un caballero como su Buena Acción del día. Cuando el forastero ofreció pagar su favor, por supuesto contestó “No gracias señor, soy Scout”.
¿Un Scout? ¿Qué era eso? El caballero nunca había oído hablar de Scouts. Preguntó al muchacho y finalmente visitó la Oficina Central en Londres y aprendió mucho acerca de Scouts.
El era estadounidense. Regresó a su país con su anécdota de esta maravillosa Hermandad de Scouts, listos para hacer Buenas Acciones a cualquiera que los necesitara, sin aceptar recompensa. La idea se afianzó en los Estados Unidos y surgieron Tropas por todos los estados. Yo fui en 1912 y lo propagué en cerca de 24 lugares y ahora hay allí casi tantos Scouts como en el resto del mundo junto. Ese es el resultado de una pequeña Buena Acción hecha por un Scout. Los Boy Scouts de América nos dieron una “Ofrenda de Gratitud” por esto, en forma de la estatua de un búfalo Americano, dedicada al “Scout Desconocido”, que el Príncipe de Gales develó cuando fue instalada en Gilwell Park.
UN SCOUT ES CORTÉS
La cortesía es en mucho, la misma cosa que la caballerosidad, que está muy relacionada con el Honor. Ambas fueron practicadas en la antigüedad por los Caballeros, que iban arriesgando sus vidas para defender y ayudar a los débiles hombres, mujeres y niños contra los abusivos y malandrines. ¿Por qué lo hacían? No les redituaba dinero, porque era una desgracia que un Caballero aceptara alguna recompensa por hacer una buena acción. Solo les traía el peligro de morir o ser heridos. Era una aventura. Ellos eran deportistas viriles. Su conciencia les dictaba que era bueno que los hombres audaces y fuertes protegieran a los más débiles. No estaban obligados a hacerlo por la Ley del país, pero había una Ley más fuerte para ellos, y era su propio sentido del Honor que los llevaba a ser hombres caballerosos. El Honor era su ESPÍRITU, la Caballerosidad era poner en PRÁCTICA lo que el Honor les marcaba. El muchacho común no es caballeroso, cuando menos lo tiene encubierto, sólo que está en la etapa de burro ridículo y lo olvida. Si ve a un pobre o lisiado lo mira fijamente o se ríe con frecuencia. Olvida que el otro es desafortunado y tuvo la mala suerte de nacer así. Un muchacho sano, viendo a una persona deforme, debe dar gracias a Dios por haberlo hecho sano de cuerpo y capaz de disfrutar la vida y debe hacer lo posible por agradar a su hermano menos afortunado. Eso es lo que debe hacer un Scout, porque él es caballeroso.
CABALLEROSIDAD EN EL METRO
Los Scouts son juzgados no tanto por lo que hacen en un desfile, sino por lo que hacen a solas, lejos de sus compañeros y jefes. Me ha dado pena saber que un Scout, que debía portarse mejor, ha desprestigiado al Movimiento por su conducta hace unos días. Era un Scout con tres años de servicio y nueve especialidades; pero a pesar de esto era tan distraído que viajó en el Metro de Londres en el mismo compartimiento que un caballero que llevaba una insignia Scout en la solapa y nunca lo notó.
Pero lo que es peor, tampoco se dio cuenta de que había dos damas de pie cerca de él, sin conseguir asiento, mientras él estaba cómodamente sentado como un concejal gordo.
No es así en los Scouts (aún los Pietiernos son caballerosos). Me dio mucha pena oír esto de un Scout supuestamente eficiente. Porque la verdadera eficiencia no es muestra con especialidades, en el brazo, sino en la conducta de un muchacho que practica el verdadero espíritu del Escultismo y caballerosidad.
Alguien ha sugerido que las damas podían haber sido “empleadas o mecanógrafas”, en cuyo caso habrían estado sentadas todo el día y el estar de pie un poco no las dañaría. Esto es un modo equivocado de ver la cosa y un concepto equivocado de la falta de cortesía. Un hombre debe ser siempre cortés con una dama, cualquiera que sea su rango.
El "palurdo" no ofreció su asiento a una dama
EL HOMBRE QUE “SE APEGÓ A ELLO”
En Inglaterra, en primavera los gorriones empiezan a cantar y año tras año les dicen a los Scouts lo mismo:
STICK TO IT, STICK TO IT”9
Este lema me recuerda a uno de los mejores Scouts que he conocido, el difunto Lord Strathcona.
Murió hace muchos años, pero su memoria vivirá porque dejó su trabajo, que estará siempre asociado a su nombre.
Empezó siendo un muchacho pobre en Escocia y terminó siendo uno de los hombres más ricos de Inglaterra, no solo en dinero sino lo que es más importantes, en la admiración y afecto de un vasto número de compatriotas.
Cuando tenía 18 años fue a Canadá como simple Donald Smith, e ingresó a la Hudson Bay Trading Co.. Esta compañía compraba pieles a los tramperos e indios y sus puestos de compra estaban en lugares alejados para acercarse a los sitios de caza.
Las estaciones estaban fortificadas para defenderse de ataques.
El joven Smith fue enviado a un lugar llamado Mingan, en el Nor-Este de Canadá, en Labrador, una región fría, inhóspita e inhabitada. Después de estar por ahí por algún tiempo, sus ojos comenzaron a molestarle y tuvo miedo de quedar ciego.
No había doctor, ni nadie a quién consultar, así que emprendió el viaje a Montreal para ver a un médico. Llevó consigo a dos mestizos Indios. Durante semanas luchó con la naturaleza entre nieve y tormentas, pero al fin llegó a Montreal.
¿Creen que lo hicieron un héroe?
Nada de eso. Sus patrones lo reprendieron por abandonar el puesto sin permiso y le ordenaron volver de inmediato.
Al principio se sintió (como a muchos nos pasaría), tan enojado que estuvo a punto de dejar la Compañía.
Pero pensándolo bien, sintió que los gerentes tenían razón. Lo habían puesto ahí para estar a cargo de una mercancía valiosa y un trabajo importante y era su deber apegarse ahí y no venir a las partes civilizadas por su cuenta.
Así que aceptó el regaño y regreso en largas jornadas hasta su lúgubre puesto en Labrador.
Había, afortunadamente, podido consultar a un médico que curó sus ojos.
Fue un viaje terrible, tan malo que sus dos guías murieron en el camino a causa de las dificultades. Pero Donald Smith SE APEGÓ A ELLO y luchó, llegando finalmente a su puesto, cansado y exhausto.
Pero el apegarse fue el secreto de su éxito.
Durante 13 años, se apegó a su trabajo en esa desolada región. Y sus jefes vieron que era tan firme y fuerte cumpliendo su deber, que lo ascendieron hasta convertirse en el Gerente principal de la Compañía.
Surgió entonces la idea de hacer el ferrocarril Trans-Canadá.
La gente pensaba que era una idea loca; que nunca podría costear hacer un ferrocarril que cruzara la vasta región, que en esos días, no había sido explorada.
Pero Donald Smith vio más adelante y presintió que llegaría el tiempo en que la Gran Bretaña estuviera llena de gente y se necesitaría espacio para los cultivos y la ganadería de los colonizadores. Así que metió sus ahorros en el ferrocarril y trabajó duro para tener éxito.
Todo parecía ir en su contra.
Pero se APEGÓ A ELLO y luchó contra las dificultades hasta ganar por fin. Y hoy en día ese ferrocarril (el Canadian-Pacific), es uno de los mayores del mundo y ha hecho a Canadá un gran país, poblado por miles de Británicos.
Así amasó su fortuna, y más tarde, como recompensa a su magnífico trabajo para el Imperio, fue hecho Lord Strathcona.
Muchos hombres dejan de trabajar cuando llegan a los 60 ó 65 años, pero Lord Strathcona no, continuó APEGÁNDOSE A ELLO, por 20 ó 30 años más que la mayoría de los hombres. Hasta unos días antes de su muerte seguía trabajando. Murió a los 94 años.
Cuando todas las oficinas vecinas de Victoria Street, Londres, tenían la luz apagada y las puertas cerradas, la ventana de Lord Strathcona brillaba, tanto que los policías y otros la llamaban El Faro.
¿Por qué habría un hombre de trabajar tanto? No estaba haciendo dinero, tenía bastante para eso y más. Era simplemente porque lo consideraba su deber y él se APEGABA A ELLO.
Además de sus aventuras en Canadá y además del poder de apegarse a su deber, Lord Strathcona era un buen Scout en otros aspectos, era bondadoso y ayudaba con los demás.
En la Guerra Sud-Africana, pagó los gastos para formar un regimiento que peleara por el Rey, era un noble regimiento de caballería, llamado Strathcona House.
Así que yo espero que ningún Scout, aunque sea joven o pobre pierda esperanzas de tener éxito en la vida. Si se APEGA A ELLO, tendrá éxito. Trabajen duro y jueguen duro es el consejo que el finado Sr. Roosevelt10 , Presidente de los Estados Unidos, daba a los Boy Scouts y él sabía, como nadie, hacer ambos.
Muchos muchachos piensan que son malos para jugar duro y están demasiado cansados para trabajar duro, así que holgazanean mucho, fuman como desesperados y escupen, convirtiéndose en gañanes.
Pero recuerden esto, no importa cuán pobres o débiles sean, pueden mejorar jugando un buen juego y trabajando más duro que antes.
Debes estar mal si no puedes, en honor a la verdad, decirte:
Bueno podría estar peor, Gracias a Dios no soy ciego ni inválido, cuando menos tengo buenas piernas para correr y manos con que trabajar. Lo intentaré de nuevo".
Vive tu lema de APÉGATE A ELLO.
9

Apégate a ello (N. del T.)
10

Se refiere a Theodore Rooslvelt, Presidente de los Estados Unidos de 1901 a 1909 (N. del T.)

CAMARADERÍA EXTRANJERA
En el primer campamento que tuvimos, vinieron muchachos de todas clases, algunos de los arrabales del East End11.
Todos se reunieron y jugaron. No hubo diferencia entre pobres y ricos, es solo un asunto de suerte lo que te pase, y cuando todos visten en uniforme Scout, no se ve la diferencia. Nuestra Ley Scout dice: “Un Scout es hermano de todos los Scouts“. Esto se demuestra mucho durante los últimos años en nuestro Jamboree, cuando se reunieron miles de Scouts de más de 40 países. Los muchachos aprendieron que aunque provenían de diferentes naciones, eran semejantes sus aficiones y diversiones y podían ser amigos entre ellos.
Por todo el mundo los Scouts ahora visitan a sus hermanos Scouts de otros países en gran número, así que los hombres del futuro crecen en entendimiento, como camaradas y sin verse con sospecha y disgusto. Es poco probable que quieran pelear.
Estamos trabajando así por la paz del mundo y espero que todo Scout que lea esto, se ponga a trabajar para hacer amistad CUANDO MENOS con otro Scout extranjero ya sea por carta o visitándolo acampando juntos y que conserven su amistad en los años venideros. Así estarán cumpliendo su deber para con Dios ayudando a tener “paz y buena voluntad en la Tierra”.
11

Barrio de Londres (N. del T.)

Nuestro deber a Dios
FINAL
Me gustan los perros ¿A ti no? Son unos seres leales y sensibles. Aprenden a traer y llevar cosas mostrando cuán inteligentes son. Son buenos compañeros, deseosos de caminar y listos para jugar teniéndote como compañero. Es maravilloso ver que tienen carne y hueso, sangre, cerebro y ojos como nosotros las criaturas humanas. Lo mismo sucede con otros animales y aves. Hay una especie de conexión entre nosotros.
Los elefantes algunas veces son casi humanos. Como el caballo y el perro, ellos aprenden a ayudarnos en nuestro trabajo. (Habrás visto como apilan troncos en Burmah.
Como Scout al acampar vivimos entre los pájaros y los animales y aprendemos más acerca de ellos. Mientras más aprendemos, más nos gusta y nos sentimos unidos a ellos.
También como la gente, ellos gozan haciendo buenas maniobras una y otra vez.
Cuando un tronco es demasiado grande para ser acarreado por uno,
vi venir a otro a ayudarlo desde el otro extremo
¡Eso es lo que somos! Nosotros y ellos hemos sido hechos y nos ha dado vida Dios el Creador, así que somos parientes, ya seamos hombres o animales. Todos vivimos un poco en este mundo, luego morimos. La gran diferencia es que a pesar de que los humanos no podemos correr tan aprisa como los perros, ni somos tan fuertes como caballos, tenemos más inteligencia, con la cual podemos leer o inventar espíritu más alto que ellos, conciencia que nos dice si hacemos bien o mal y conocemos a Dios.
Dios nos ha dado nuestros cuerpos, para empezar, y es nuestra responsabilidad para con El convertir esos cuerpos en cosas sanas con una vida limpia y saludable.
Pero El también nos ha dado el poder disfrutar la vida mientras estamos en el mundo. Entre todas las maravillas y bellezas que El ha puesto para nosotros, podemos encontrar montones de gozo, silo buscamos y lo reconocemos.
Pero si no actuamos bien, es posible que seamos infelices y torcidos.
La tristeza me llega por mis faltas. Estoy seguro que Dios nos quiere felices y también de que uno de los mejores caminos para ser felices es hacer todo lo que podamos por hacer felices a otros, o sea, haciéndoles buenas acciones.
Jesucristo vino al mundo para decirnos que nuestro deber era servir a Dios haciendo dos cosas. Tenemos que:

1. Amar a Dios.
2. Amar al prójimo.

Ser amables y ayudar a nuestros semejantes. Verán que nuestro deber es bien fácil, si sólo nos acordamos de cumplirlo.
Como Scout has prometido:
  • Cumplir con tu deber hacia Dios y el Rey12.
  • Obedecer la Ley Scout.
  • Ayudar a tu prójimo en todas las circunstancias.
Si realmente cumples estas tres cosas (como lo espero porque prometiste POR TU HONOR tratar de hacerlo) llevarás una vida viril, feliz y útil ¡Así que adelante! Haz fuerte tu cuerpo, tu mente y espíritu, mantén tu Promesa Scout toda la vida, así serás verdaderamente un HOMBRE y no un GAÑÁN.
¡Un Scout no es un Tonto!
12

El Rey en el texto de la promesa original de B-P